¡Comentar es Agradecer!

Por: Arturo Lev Álvarez

Imagen de la Virgen de Coromoto de la Parroquia de Ocumare del Tuy al ser trasladada de la Iglesia por los promeseros.2007. (Foto: Arturo Lev)

        El título de este artículo no pretende crear polémica entre los tuyeros sino aclarar dudas creadas o impuestas a una población de Ocumare del Tuy que tiene una historia local muy antigua e importante, tanto para los que ya desde hace muchos años viven en estas tierras como para aquellos nuevos pobladores que llegan por la desordenada dinámica poblacional actual.

       Al entrar a Ocumare del Tuy, en el sector Aponte antes de llegar al puente en Pampero, se puede observar una valla publicitaria colocada por la Alcaldía del Municipio “Tomás Lander” que dice así: “Bienvenidos a Ocumare del Tuy, tierra de indios coromotanos”, es allí donde reside gran parte del problema creado por el máximo organismo gubernamental del Municipio, además de que no se promueve la historia local y reciente de Ocumare.

      Lo que se celebra el primer domingo después del miércoles de ceniza y luego de las fiestas carnestolendas, es la advocación mariana de peregrinación en honor a la patrona de Venezuela, la Virgen de Coromoto, por parte de promeseros utilizando trajes de indígenas y dramatizando ser el cacique de la tribu Cospes, Coromoto, al cual, en lo que hoy es el Estado Portuguesa, se le apareció la Virgen María el 8 de septiembre de 1652 diciéndole, según la tradición oral, en su propia lengua materna: Vayan a casa de los blancos y pídanles que les eche el agua en la cabeza para poder ir al cielo, con esta frase la Virgen le pide a él y a su tribu que se bautizaran.

       Esta estrategia de evangelización, dominación y conquista de almas y tierras les resulto a los españoles invasores pero también a la iglesia católica, que por medio de Monseñor Rafael Pérez León, vicario de Ocumare del Tuy para el año de 1941, promueve junto con su grupo de boys scouts de Ocumare la peregrinación a la Virgen de Coromoto el 11 de marzo de aquel año. El grupo de scouts se ataviaron de indígenas montados a lomo de caballo y escoltaron a la Virgen, el cacique sería un joven llamado Jesús Tereso Sánchez, quien desde ese histórico 1941 hasta el 2009, año de su muerte, le correspondió cargar con ese gran penacho y el liderazgo cultural.

Cacique promesero Jesús Tereso Sánchez, peregrinación y escolta año 2007.  (Foto: archivo autor)

        En resumen: los indios coromotanos no existieron, y la escolta a la virgen es un recuerdo evangelizador al cacique Coromoto y su tribu de indígenas Cospes; es un error a nivel de onomástica geográfica llamar a Ocumare del Tuy tierra de indios coromotanos; es un deber promover la historia local y difundir que los verdaderos indígenas de los valles del Tuy eran los aguerridos Quiriquires, de lengua Caribe, navegantes agiles del río Tucuy o Tuy, quienes prefirieron ser aniquilados antes de ser evangelizados y dominados. Datos de ellos se pueden investigar en los escritos de Fray Pedro Simón, Fray José de Oviedo y Baños, los encomenderos Garcí-González Da Silva y Francisco Infante, además de los trabajos etnohistóricos realizados por Horacio Biord, Alfredo Jhan y José Gumilla, Lisandro Alvarado, entre otros.

            Calle Miranda. 1973. El Cacique Jesús Tereso Sánchez a caballo   

 y de pie con camisa blanca Don Dionisio Bandes.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 29 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: