¡Comentar es Agradecer!

Entradas etiquetadas como ‘Santa Teresa del Tuy’

HISTORIA DE LA MÚSICA CORAL EN SANTA TERESA DEL TUY

Por: Isaac Morales.

     El primer pueblo de los Valles del Tuy en tener un orfeón o agrupación coral fue precisamente Santa Teresa, en 1960. El 28 de mayo de ese año un grupo jóvenes encabezados por Pastora Ríos, Gisela Alcalá, Gilberto Alcalá, Santiago Gudiño, Libia Méndez, Matilde González y sus hermanos, los hermanos Mejías, entre otros, habían decidido contactar al destacado músico y coralista venezolano Pedro Liendo para fundar, ese día, el Orfeón Santa Teresa, con sede en el Club Social Cultural, hoy Casa Municipal de la Cultura “Juan España”. Los primeros dos años fueron principalmente de preparación y llegaron a presentarse varias veces en actos culturales en el pueblo recibiendo gran ovación. En 1962 el maestro Pedro Liendo debió abandonar el orfeón. Ese año toma la dirección el maestro Hugo Corsetti, y en 1963 tomó la dirección el talentoso profesor Juan Bautista Medina, pero en 1964 entraron en un largo receso, hasta reunirse en veinticinco años después, en 1989. Como homenaje a su primer director, el Orfeón Santa Teresa cambió su nombre a Orfeón “Pedro Liendo”.

     Una persona que recién regresaba después de largos años de ausencia en la población, Pedro Gerardo Suárez, llegó con la intención de formar otro coro, y para ello convocó al antiguo “Pedro Liendo”, así como a otras personas. Sin embargo, cuentan los integrantes del “Pedro Liendo” que tuvieron graves diferencias con Suárez, así que este los expulsó del coro y creó una agrupación llamada Orfeón “Luis Laguna”. Fue una dura experiencia para el “Pedro Liendo”, quienes decidieron seguir intentando revitalizar su histórica labor cultural, y lo lograron en 1990 con la profesora Carmen Omaira Piñango, con quien trabajaron exitosamente durante cuatro años. Este fue sólo el inicio de un largo andar en la historia de la música coral tereseña, que tendrá, aún hasta hoy, a la extensa familia de los Mejías, siempre a la vanguardia del canto coral en la población. En 1994 regresa el profesor Juan Bautista Medina por un breve tiempo, le organizan un memorable homenaje, pero luego él les deja bajo su recomendación al joven destacado director coral Cristian Malvar, quien le dio un estilo peculiar al histórico orfeón, enfocándolo principalmente en la interpretación de música sacra.

     También en esa época entró toda una nueva generación de coralistas al “Pedro Liendo” incluyendo los descendientes de las familias Mejías y González. Entre los integrantes del histórico Orfeón “Pedro Liendo”, destacaron Rosa Rodríguez de Solórzano, Edmundo González, Marcos González, Neftalí Taborda, Olga Santaella, William Ramos Morales, Julio López, Alfredo Mejías, Pedro “Perucho” Siso, Dilia Palacios. También en varias oportunidades compartieron tarima con el Polifónico “Santa Lucía”, de esa vecina población, fundado por el profesor Julián Lares en 1962.

Orfeón Santa Teresa, 1960 en Televisora NacionalOrfeón “Santa Teresa”, en la Televisora Nacional Canal 5, en 1960.

     No fue sino hasta 1985 que surgió una segunda agrupación coral, cuando se reunieron para un quinteto vocal-instrumental Yrene Fernández, Fidel García, Wilfredo Morales, Miguel Aybar y Elibel de Aybar. Cabe destacar que Yrene Fernández llegará a convertirse en una de las principales figuras del canto coral tereseño, proviniendo del Movimiento Coral del estado Aragua de los años setenta, y de la Cantoría “Antonio Estévez” de la CANTV Caracas, prestigiosamente dirigida por el maestro Juan Carlos Núñez, llegando a participar en montajes tan importantes como la Cantata Criolla y el Mesías de Häendel, trayendo así toda su experiencia como soprano a la población. Sin embargo el grupo tuvo poca trayectoria, pues en 1987, con el apoyo del profesor Gustavo Solórzano, siempre activador cultural de la población, y la organización de la misma Yrene Fernández junto a Fidel García, José Zammataro, Maigualida Trujillo, Robert Ramos y Lucía García, entre otros, fundan la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy”, bajo la dirección del entonces joven destacado músico caraqueño Pedro Antonio Silva, ensayando en las instalaciones de la Prefectura, espacio hoy destruido e inundado de contaminación, diagonal a la Casa Parroquial. Por aquella época el Orfeón “Pedro Liendo” se hallaba inactivo por el exceso de ocupaciones de su director, que era aún Medina. Sin embargo, fue precisamente la fundación y promoción de la Coral Municipal, lo que motivó a aquellos viejos integrantes a reunirse para reactivar el primer orfeón tereseño.

     Mientras tanto, la Coral Municipal tuvo una muy activa vida durante más de una década. En 1989, su dirección pasó a manos del destacado músico, también caraqueña, Abigaíl Gutiérrez. Ensayaron en diferentes sedes, tales como el Preescolar “Blancanieves”, en el Colegio “Padre Manuel Cañizares”, en la Escuela Básica “Juan Román Valecillos”, en el Club de Leones, en el liceo “José Leonardo Chirino” y finalmente, gracias al sempiterno apoyo de Gustavo Solórzano, se establecieron desde 1996 definitivamente en el Centro de Animación Cultural “Federico Bello Klye” adscrito al CONAC, sede coordinada entonces por él, hoy sede municipal del Ministerio del Poder Popular para la Cultura. Desde 1991-‘92, la dirección de la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy” había pasado a manos de quien sería su más importante y reconocido director, el talentoso músico tereseño Ángel Luis González, que venía de ser tenor en la misma coral. Bajo su dirección la Coral Municipal participó en múltiples conciertos en varios estados del país y en la capital, y por supuesto  en  varias  poblaciones del estado Miranda. 

     En diciembre de 1993 se llevó a cabo en la población el que tal vez haya sido el evento más importante en la historia de la música coral tereseña. La Coral Municipal y el “Pedro Liendo (el Orfeón “Luis Laguna” no quiso participar) se reunieron para presentar en la iglesia de Santa Teresa del Tuy la “Misa solemne” del reconocido músico cueño Evencio Castellanos, una pieza coral sacra de aproximadamente dos horas acompañada del ritual común de la misa católica. Esta obra quedó grabada en la memoria de todos los músicos de la población puesto que fue un evento sin precedentes, cautivando a un público numeroso durante varias presentaciones. Ambas corales también participaron juntos en el montaje de la “Misa Pontificalis” junto al Coro del Congreso Nacional, dirigidas las agrupaciones por Octavia Issac, así como en el montaje de las obras maestras de la música sacra “Ave verum corpus y Panis angelicus”.

     En 1996 la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy” grabó un disco compacto promocional en el antiguo estudio del famoso músico Gerauld Sánchez, que quedaba en el sector El Paují de San Francisco de Yare. En 1998 Ángel Luis González dejó la dirección de la Coral Municipal por razones personales y tomó la dirección el destacado director Luis Barrios. Hay que mencionar que Ángel Luis González se ha destacado más recientemente como directivo del Sistema Nacional de Orquestas en los diferentes núcleos de los municipios tuyeros. Por aquella época, finales de los noventa, por razones que aún se desconocen, la alcaldía del Municipio Independencia le quitó el subsidio tanto a la Coral Municipal como al “Pedro Liendo” y sólo permaneció subsidiado el desde entonces Orfeón Municipal “Luis Laguna”. Al cabo de un tiempo, el director Cristian Malvar, luego de organizar el concierto homenaje a Juan Bautista Medina, debió abandonar el Orfeón “Pedro Liendo”, agrupación coral que, ya entrado el siglo XXI, quedó en inactividad total, pero pasando a la historia con un récord de miles de presentaciones a lo largo de cuarenta años de loable trayectoria.

Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy”. 1993 apróx.Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy”. 1993 apróx.

     A mediados de la década de los noventa surge, bajo la dirección del luciteño Julián Lares, la Coral de la Empresa Hermo de Santa Teresa del Tuy, que más adelante pasaría a ser dirigida por la importante músico ocumareña Carmen Omaira Piñango.

     Algunos de los integrantes de la segunda generación del “Pedro Liendo” ingresaron entre 2000 y 2001 a la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy”, aún bajo la dirección de Luis Barrios, quien para 2002 debió abandonar la dirección.

     También a mediados de los noventa se inician, bajo la dirección de esa gran músico “uruguayo-tereseña” Mabel González, los Niños Cantores de Santa Teresa, hoy día bajo la dirección de Pedro Gerardo Suárez. Bajo la dirección de la profesora y pianista Mabel González (hoy también profesora en el Sistema Nacional de Orquestas Núcleo Santa Teresa), iniciaría su larga y exitosísima trayectoria en el canto, el joven Hernán Alcalá, quien se destacaría luego tanto como solista como coralista y recientemente como tal vez el mejor director coral que ha dado nuestra población, debido a su formación ya internacional y sus grandes éxitos artísticos en el área del canto y de la dirección coral, dejando en alto en varios países del mundo no sólo a nuestra población, sino también a nuestro país.

    Otra agrupación coral tereseña surgida a mediados de los noventa, fue la Coral de “Elecentro” (la compañía de electricidad), bajo la dirección de Ángel Luis González, y teniendo como uno de sus principales integrantes, por trabajar allí, al destacado tenor coral tereseño Robert Ramos, de la Coral Municipal. Además, durante algún tiempo existió a finales de esa década la Coral de la Casa Parroquial, dirigida por Regina Delgado, hermana de un exintegrante de la Coral Municipal, Bartolomé Delgado.

   Entre aquellos integrantes de la Coral Municipal “Santa Teresa”, durante los noventas, destacaron Yelitza Ramos, Yolibel Corrales, Maribel Corrales, Bartolomé Delgado, Hernán Alcalá, Néstor Fernández, Iván Espinoza, Isaac Morales, las hermanas Blanco (Mirna, Luisa, Lisbeth), así como los fundadores ya nombrados. Igualmente, entre los integrantes del “Pedro Liendo” de la segunda generación destacaron Astrid Solórzano, Rafael Mejías, Rafael Mejías Jr., Eliana Mejías, Engels Siso, Stalin Siso…

    Durante estos años, el Orfeón Municipal “Luis Laguna” tuvo alguna actividad con presentaciones en los municipios del Tuy, con recordados integrantes como  Betty Montagnoni, el señor Ramiro, Yolanda de Niño, la joven Maoli, entre otros.

  En 2002, la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy” volvió a quedar sin director, mientras la familia Mejías se había conformado como la Coral de los Mejías. Asumió entonces la dirección de la Coral Municipal el talentoso joven tenor Hernán Alcalá. Ese mismo año, Hernán Alcalá propone fundir la Coral Municipal con la Coral de los Mejías, y así nace la Agrupación Coral “Tetracordium”. 

Agrupación Coral Tetracordium. Casa Municipal de la Cultura “Juan España”, 2008.Agrupación Coral Tetracordium. Casa Municipal de la Cultura “Juan España”, 2008.

     Tetracordium ensaya con nuevo estilo, a la vanguardia de la música coral mundial y llega a ganar, en 2003, el Certamen Mayor de las Artes y Letras Capítulo Canto Coral, organizado por el Ministerio de la Cultura, a nivel del Estado Miranda, representando a todo el estado ante el certamen nacional. “Tetracordium” ha representado al municipio en varias partes del país, con un éxito rotundo. Sin embargo, Hernán Alcalá deberá abandonar el coro en 2007 por sus estudios musicales en el exterior. En 2008, por un breve período Ángel Luis González dirige este coro, pero actualmente, en 2009, ha asumido la dirección, provisionalmente, un también viejo integrante de la Coral Municipal, Iván Espinoza. También han recibido prácticas de canto con el talentoso percusionista tereseño Gustavo Domínguez.

    El nuevo rostro del canto coral tereseño, Tetracordium, está formado con lo mejor de las tres más grandes agrupaciones corales antiguas del pueblo: el Orfeón “Pedro Liendo”, la Coral de los Mejías y la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy”, siendo los embajadores musicales del Municipio Independencia ante toda Venezuela. Entre sus integrantes destacan: Yrene Fernández, Isabel

   Mejías, Eliana Mejías, Carmen Valdez, Lucía García, Rafael Mejías, Stalin Siso, Rafael Mejías Jr., Engels Siso, Robert Ramos, Pedro “Perucho” Siso, entre otros.

Fuentes Consultadas:

Para esta investigación se entrevistó a las siguientes personas: Rosa Rodríguez de Solórzano, Yrene Fernández, Alfredo Mejías, Pedro “Perucho” Siso, Robert Ramos, Lucía García, Engels Siso, Stalin Siso.

NICOMEDES RONDÓN (Arpisto)

Por: Jesús Castro.

     Nació en el caserío de agua amarilla en Santa Teresa del Tuy en el año de 1928, siendo sus padres el Sr. Benito Rondón y la Sra. Martina García, su padre era de oficio carpintero y un buen día le hace un arpa a su hermano Regino Rondón para que este aprendiese a tocarla, pero es Nicomedes el que se interesa por aprender y a escondidas de su papá inicia sus prácticas, hasta que un buen día lo descubren, su papá queda sorprendido y desde ese momento ya con la aprobación de su progenitor inicia su aprendizaje de manos de dos grandes arpistos de la época como lo eran Fernando Argueta y Marcos Meléndez.

     Nicomedes Rondón pertenece al legado de otros grandes arpistos de su época como lo eran: Fulgencio Aquino (fallecido), Gabriel Cirilo Ruíz (fallecido), Juan Martínez y Dionisio Bolívar. Fue un gran Cultor y Maestro, entre sus discípulos tenemos a Mario Díaz, los hermanos Belisario, Esteban Ramos “El Perico de Miranda” entre otros. Fue una persona muy querida por muchos joroperos, Hombre inteligente, que mantenía en su mente su música, sus golpes y pasajes que lo dieron a conocer, también tenía un caudal de conocimientos sobre hechos pasados y vivencias.

Nicomedes RondónNicomedes Rondón, Arpisto de Joropo Tuyero.

     Recorrió muchos de los pueblos del Estado Miranda y Aragua, El joropo y su música fueron su pasión y se dedicó a ello en cuerpo y alma, escuchaba los joropos por la radio, su enfermedad lo limitó a estar en su casa pero aun así estaba al tanto de todo lo que sucedía.

Cantadores que lo acompañaron:

     Margarito Arístiguieta, Silvino Armas, Manuel María Pacheco “El Turpial Mirandino”, Quintín Duarte, Emilio Hurtado, Juan Onofre Machillanda, Nicolás Coronel, Pablo Pérez, Esteban Ramos “El Perico de Mi-randa”, Ricardo Ramos “El Lorito de Miranda”, Juan Pablo Martínez, Claudio Machado, Brígido Ríos, Manuel Flores, Arístides Villamizar, Sandalio Hernández “El Canario de Aragua”, Vicente Corredor, Juan Espinoza.

SILVINO ARMASPortada de Disco; Silvino Armas y Nicomedes Rondón.

Algunas Grabaciones realizadas:

1.- Disco de 45 rpm

a.- Amarte fue mi pecado

b.- El Enamorado.

Cantador Silvino Armas

M. Arpa, Nicomedes Rondón

2.- LP.- Silvino Y Nicomedes Rondón

Algunos de sus éxitos al lado de Silvino Armas:

1.- La esponja.

2.- El jarabe.

3.- El Alacrán.

4.- Tú no tienes ná.

5.- El Viejo.

6.- El Beso.

7.- La Vidalina.

8.- María.

9.- La Pulla.

10.- Son Tus ojos.

Efemérides de los Valles del Tuy. (Abril)

Por: Iván López y Juan Carrasco.

03/04/1755 – El Padre Marcos Reyes Cueto dona a los pobres las tierras que poseía en el Valle de Santa Lucía. Los terrenos eran los comprendidos entre la quebrada El Tigre y la quebrada Carapita (hoy conocida como quebrada El Rebalse). En esas tierras se conformaron los primeros barrios de Santa Lucía: El Hormiguero, Tun Tun, El Calvario, El Rebalse y La Vega, la donación se hizo con documento sin gravamen.

Padre Marcos Reyes Cueto - copiaPadre Marcos Reyes Cueto.

03/04/1849 – Ezequiel Zamora oriundo de Cúa, es nombrado 1er Comandante Efectivo de Infantería en Caracas por el Presidente de la República José Tadeo Monagas, con este grado militar y bajo las órdenes del General Santiago Mariño realiza los empleos militares como Jefe de División en Caracas y 2º Jefe de la División Carabobo, en junio y julio respectivamente de ese mismo año.

Ezequiel Zamora - copiaGeneral Ezequiel Zamora.

06/04/1721 – Se da la visita pastoral a la Ermita de Macuto del Obispo Don Juan José Escalona y Calatayud. En su libro de visitas asienta que; “no encontró allí ni cura ni capellán que asistiese en religión a los pobladores”, y también confirma a 58 personas, entre blancos, indios y esclavos.

06/04/1954 – Los socios del Centro Social Cultural “Juan España” fundan la Biblioteca Popular “Juan Vicente González”, con una dotación de libros donados por los habitantes de la población de Santa Teresa del Tuy, esta biblioteca funcionó en sus inicios en un pequeño salón del mismo Centro “Juan España” y fué atendida por la Señora Josefa de Díaz.

Bibliioteca Juan Vicente GonzálezBiblioteca Pública Juan Vicente González.

12/04/1878 –  Jueves Santo a las 8:30 p.m. ocurre un terrible terremoto que tiene como epicentro la población de Cúa en el estado Miranda, la mayoría de las casas quedaron en ruinas, los muertos y heridos se contaban por miles, la vieja casona de la Hacienda Lecumberry, fue una de las pocas que se salvó del poder de la naturaleza y se improvisó como hospital de campaña para atender a los heridos, el templo parroquial de Cúa quedó completamente destruido.

Ruinas de Cúa, después del terremoto, 1882Ruinas de Cúa año 1878, óleo de Cristóbal Rojas.

13/04/1750 – El Provisor y Vicario General de Caracas Don Pedro Thamaron le otorga al Padre Reyes Cueto el permiso para mudar el pueblo de Santa Lucía de Pariaguan desde Macuto hasta el sitio donde aún permanece actualmente.

16/04/1758 – Francisco Silvestre Espejo Caamaño, Nació en Siquire, jurisdicción de Santa Lucía, Valles del Tuy, Jurista y hombre público, activo en favor de la causa republicana, hijo de Francisco Espejo y de Bárbara Caamaño y Bermúdez. Realizó sus estudios primarios en Santa Lucía (Edo. Miranda) y obtuvo el grado de bachiller en artes en la Real y Pontificia Universidad de Caracas en 1775 y el de bachiller en derecho civil el 30 de abril de 1781 en la misma universidad. Fue uno de los fundadores del Colegio de Abogados de Caracas y tesorero de su primera Junta Directiva el 17 de agosto de 1788, y en asamblea celebrada el 13 de septiembre de 1791 fue electo decano de dicho cuerpo colegiado; como tal le correspondió presidir la sesión solemne de su instalación definitiva en 1792.

Dibujo de Francisco Espejo.Dr. Francisco Silvestre Espejo Caamaño.

16/04/1959 – Duelo por la muerte en Caracas de Ramón Armando Rodríguez Lugo, escritor, periodista, traductor, autor del Diccionario biográfico, geográfico e histórico de Venezuela. Sus primeros escritos: Cuentos y artículos periodísticos los publica en la revista local “América”, al mismo tiempo publica poemas y traducciones en el diario “El Universal”  y  “La Religión”.

Ramón Armando Rodríguez LugoRamón Armando Rodríguez Lugo.

19/04/1810 – Lino Gallardo famoso Músico, compositor, violonchelista, nacido en Ocumare del Tuy, el cual  participa en Caracas de las acciones de la fundación del proceso independentista en 1810 como miembro de la Sociedad de Pardos.

Lino_GallardoLino Gallardo.

19/04/1811 –  Francisco Silvestre Espejo Caamaño, nacido en Siquire, Valles del Tuy, con motivo del primer aniversario independentista, recorrió las calles de la ciudad y en la plazoleta de Santa Rosalía explicó al pueblo la importancia y el significado histórico de la fecha.

21/04/1897 – Nace en Santa Teresa del Tuy, Anselmo Soto, Director de Música del Municipio Independencia, así como también de la Banda Sacra, falleciendo el 12 de noviembre de 1976 en su pueblo natal a los 79 años, La Banda Municipal del Municipio Independencia lleva su nombre en homenaje a tan recordado y querido maestro.

23/04/1950 – Duelo por la Muerte en El Valle de Juan España Delgado, poeta y escritor nacido en Cúa, Valles del Tuy en 1878.

Juan España DelgadoPoeta Juan España Delgado.

27/04/1904 – Es designada por mandato constitucional y por orden del presidente de la República Cipriano Castro, Ocumare del Tuy como Capital del Estado Miranda.

Antiguo Palacio de Gobierno del Estado Miranda en Ocumare del TuyPalacio de Gobierno del Estado Miranda en Ocumare del Tuy, actualmente desaparecido.

30/04/1942 - Nace en Charallave Fermín Luque Olivo, Abogado, Periodista, Redactor de el Nacional por 26 años, poeta y miembro de la Academia de Número de la Historia del Estado Miranda llegando a ser su presidente durante varios años.

Estación Santa Lucía del Ferrocarril Central de Venezuela.

Por: Iván López

     Hace poco revisando el libro “Ferrocarriles en Venezuela (historia complicada)” publicado por el Instituto de Ferrocarriles del Estado el año de 2006,  con intenciones de encontrar alguna anécdota, comentario, imagen u otro referente para las investigaciones sobre las estaciones del Ferrocarril Central de Venezuela al Valle del Tuy, nos topamos con unas imágenes interesantes, pero igual de resaltantes son las palabras halladas en el prólogo, y que llaman mucho la atención, es tal vez,  porque comulgan con la visión trazada o que sentimos en nuestra búsqueda hacia la historia del Valle del Tuy, esas palabras son las del presidente del IAFE para ese año, Ángel García Ontiveros:

“Nos propusimos auspiciar cuanto permitiese atender y recoger las voces, lecturas e informaciones aprovechables, pero dispersas, con las cuales reconstruir nuestra historia ferroviaria. La de aquellos momentos esplendorosos del último tercio del siglo XIX.

 … Así lo siento debido al convencimiento de que contribuir a cubrir la carencia de textos de divulgación histórica e informativa que le permita a nuestro pueblo conocerse mejor, iguala la trascendencia de poner en circulación trenes modernos…”

    Desde Tucuy.wordpress.com compartimos este sentimiento de tomar y recoger las voces, lecturas, imágenes gráficas y toda información aprovechable del Valle del Tuy, que además sabemos muy, pero muy dispersa, para así reconstruir nuestra historia regional y local con bases un poco más solidas, no pretendiendo ser dueños de la verdad o imponer una verdad, sino compilarla, sistematizarla y difundirla a las actuales y nuevas generaciones y ser un punto de partida, o un referente para investigaciones más profundas.

      De este libro del IAFE se han tomado dos (02) fotografías que se presentan a ustedes con la intención de describir los rasgos de la ya lamentablemente desaparecida Estación Santa Lucía del FCV, en ese afán de mostrar a través de las imágenes gráficas, la historia o la crónica de los Valles del Tuy, legando y resaltando a las generaciones actuales y futuras lo que fue la existencia de esta importante vía férrea, hoy desaparecida casi en su totalidad. (más…)

LA BANDA MUNICIPAL “ANSELMO SOTO”

Por: Jesús Silva I.

     La Banda toma su nombre en homenaje al maestro de música Anselmo Soto, nacido en Santa Teresa del Tuy el día 21 de abril de 1897, dedicando su vida a la música a tal punto que convirtió su hogar en Escuela de Formación Musical, y desde allí impartió sus conocimientos a los jóvenes del pueblo en forma gratuita. Al igual que a algunos de sus hijos que heredaron su pasión por la música. Fue Anselmo Soto Director de Música del Municipio Independencia, así como también de la Banda Sacra, falleciendo el 12 de noviembre de 1976 en su pueblo natal a los 79 años. 

PublicaciónBanda Municipal Anselmo Soto.Banda Municipal Anselmo Soto, en el Centro Cultural Juan España. Foto suministrada por el autor.

     La Banda Municipal “Anselmo Soto” fue inaugurada el 24 de junio de 1996, haciendo presentaciones en la Plaza Bolívar de este Municipio Independencia y en las demás ciudades de los Valles del Tuy, interpretando conciertos populares y clásicos. La Banda Municipal “Anselmo Soto” es dirigida actualmente por su Fundador y Director el Profesor Saúl Palacios quien tuvo la idea de rescatar la Banda que una vez existió, convocando los músicos de Santa Teresa y poblaciones vecinas, planteándoles a dichos músicos ensayar, para ir en futuro muy cercano haciendo una Banda Municipal.

     Ha participado esta Banda Musical en conciertos en la Plaza Bolívar de Santa Teresa del Tuy con música popular y tradicional venezolana, haciendo la interpretación de los himnos: Nacional, del Estado Bolivariano de Miranda y del Municipio Independencia y de otras latitudes en las Sesiones Solemnes y otros actos protocolares del Municipio en las fechas patrias así como rendir los honores a las autoridades que presiden los actos. esta Banda está integrada por los clarinetistas: José P. Longa, Eduardo Delpiani y Roque Barrios, los saxofonistas: Eduardo Hidalgo, Alfonso Colatosti, Alberto Mendoza y Esteban Cordero; los trompetistas: Cesar Blanco, Marcos Mijares, Manuel Delpiani y Carmelo Méndez; en los trombones: Bernardo Coronel, Manuel Allen y Tomas Bernal; bombardine: Jackson Vera; tuba: José Castillo; percusionistas: Luis Abreu, Gustavo Domínguez y Fidel García; bajo eléctrico: Carlos Alberto Arocha; al piano: Arnaldo Barrios y atrilero Luis Tovar.

      También han pasado por esta banda otras personalidades de la música que hoy no les acompañan y algunos nuevos integrantes que se van sumando lo que permitirá mantener esta banda en el tiempo. Muchos de estos músicos ya han recibido la “Orden Honor al Mérito Municipal” otorgada por el Concejo Municipal Independencia.

LA ESQUINA DE RANCHO GRANDE EN SANTA TERESA DEL TUY

Por: Jesús A. Silva I.

     En el cruce de la calle Falcón con calle Libertad de Santa Teresa del Tuy, se encuentra la esquina conocida como “Rancho Grande”, en esta esquina estuvo situada por varias década la bodega del señor Ángel Domingo Rondón, antes de la década de 1950 y hasta avanzada la década de 1970.

       La bodega del señor Ángel Domingo Rondón tenía un amplio corredor adelante donde se colocaban bancos de madera y la clientela se sentaba a charlar, comer o beber; era en su tiempo la entrada propiamente a Santa Teresa del Tuy para quienes venían de Santa Lucia o por el contrario prácticamente era la salida para agarrar la carretera que conduce a Santa Lucia. Polvorienta vía en tiempos en que el asfalto no había llegado a los Valles del Tuy.

Rancho Grande, Santa Teresa del TuyEsquina de Rancho Grande, Santa Teresa del Tuy, 5 de diciembre de 1967.

     En el amplio corredor de la bodega “Rancho Grande”, se reunían las cofradías de las parrandas de San Juan y San Pedro e incluso se llego a organizar una parranda de la Virgen del Carmen; el toque de tambor empezaba desde la víspera de la celebración o antes, el señor Ángel Domingo también animaba la parranda tocando el tambor, desde allí partían las parrandas con el San Juan Caminante el 24 de junio y San Pedro el 29, eran otros tiempos en los cuales eran días feriados y de celebración para los tereseños y los cumpleañeros llamados Juan, Juana, Pedro, Petra, Pablo o Paula recibían a los parranderos en el recibo de sus casas, donde le daban comida y bebida y le anudaban algún dinero en las banderas que portaban.

       En los bancos de Rancho Grande los estudiantes esperábamos una “cola” para ir al Liceo “José Francisco Torrealba”, “cola” que nos daba el camión del Ministerio de Obras Publicas, la ambulancia del mismo ministerio, el transporte del liceo “Pérez Bonalde”, el heladero “Efe”, algunos choferes de alquiler, el Dr. Guiñan”, Don Pancho Ribero, entre otros.

       Algo más para recordar, es la pila pública de agua situada a un lado de la bodega y cuando el agua llegaba el señor ángel Domingo avisaba a los vecinos tocando un cacho de vaca como corneta. Agua que no abundaba en el sector por estar situado en  el nivel más alto del pueblo.

       Para la historia de esta esquina quedo también la foto del 5 de diciembre de 1967 cuando frente a la bodega de Rancho Grande los tereseños y los diputados de la Asamblea Legislativa del estado Miranda se reunieron a esperar los Concejales del Distrito Paz Castillo procedentes de Santa Lucia para ir al Centro Juan España y declarar constituido el Distrito Independencia.

Fotografías de La Estación de Servicios Guárico y el Portón de Los Anafres en Santa Teresa del Tuy.

Por: Iván López.

     Cada ciudad, cada pueblo, cada comunidad o urbanización, poseen lugares emblemáticos y atractivos a los habitantes propios o foráneos que en ellos se encuentran, los cuales ya sea por acciones del imaginario popular, por la actividad comercial, por hechos violentos (guerras, asesinatos, retos a duelos etc…) o por actos políticos, se vuelven de interés de los muchos y que comúnmente son muy concurridos en busca de distracción, retiro espiritual o el sustento diario, entre otros, generalmente las plazas, iglesias y mercados destacan como estos centros de atracción de masas.

         Pero cada pueblo a su vez posee teatros, museos, estaciones de antiguos ferrocarriles, mangas de coleo, cines, restaurantes, entre otros, donde las personas con intereses comunes se reúnen para departir o convivir, en torno a un hecho intangible o a un bien tangible, apropiándose a través del uso, de la expresión ritual o de la celebración festiva de los mismos, de año en año, trasmitiéndolo así colectivamente de generación en generación, aportando elementos en cada una de ellas, creando de esta manera una expresión cultural o un valor patrimonial propios de ese entorno geográfico.

         En palabras de Joan Santacana tenemos que:

“Si la palabra “patrimonio” la aplicamos a una colectividad, a una ciudad o un país, se entiende que nos referimos a todo aquel  bagaje cultural del que sus ciudadanos disponen. Al tratarse de una “herencia” recibida, no significa que no pueda incrementarse; así una ciudad puede poseer un patrimonio importante heredado de las generaciones anteriores, pero a su vez, la generación actual puede incrementarlo con nuevos aportes, ya fueren edificios, obras de arte, composiciones musicales u otros elementos.”

     Dentro de este legado podemos insertar la labor del fotógrafo, de ese cronista grafico, muchas veces anónimo, otras veces muy poco conocido, que registra a través del lente de su cámara, estos lugares emblemáticos, esos centros de diversión, lugares destacados, de ritos religiosos o de actividades que son dignas de inmortalizar para las generaciones futuras, mostrando así el rostro de los pueblos, de sus gentes, de sus hechos y lugares en cada época, donde muchos vivieron momentos que marcaron su vida y recordaron o recordarán por el resto de la misma.    

     Para la Santa Teresa de la década de los años cincuenta del siglo XX el sector de “Los Pinos” representaba uno de esos centros de atracción de masas, pues allí confluían un conjunto de atractivos o sitios de interés para varios colectivos, es desde finales del siglo XIX un entronque de caminos por donde se accede a la montaña de Guatopo y por donde pasó en su momento los rieles del Ferrocarril Central de Venezuela, uno de esos atractivos fue la entrada a la comunidad de San José o El Rincón, comunidad cuyo principal motivo de atracción de masas era la presencia de Andrés Barrios famoso iluminado, curandero y rezandero que atrajo por su fama de “buen brujo” grandes personalidades de Venezuela, lo cual permitió el desarrollo de esa comunidad y la construcción de un hotel en el sector ya citado.

     Otro de los atractivos, fue y es aún, la llamada “Bodega de Teodorito” lugar de encuentro de arrieros de camino que venían de la montaña de Guatopo, de Urapal y otras comunidades rurales vinculadas a Santa Teresa y Santa Lucía, a la vez que de propios y extraños del Valle del Tuy, en esta pulpería se encontraban los más variados objetos, desde aperos para caballos hasta telas y perfumes extranjeros, cuerdas para instrumentos musicales y un largo etcétera de elementos diversos, además de ser un centro de tertulias, de noticias y de encuentro de amigos, donde la amabilidad y el buen trato de sus dueños siempre estaba presente.

     Pero el presente artículo es para mostrar dos fotografías justamente de dos establecimientos ubicados en ese sector de “Los Pinos” de marcada relevancia para Santa Teresa, desde esa década hasta la actualidad, una de estas piezas es una miniatura en blanco y negro (ya algo amarillo por el paso del tiempo) de 3 x 2 pulgadas.

     En la Foto, casi en su centro, destaca la estación de Servicio Guárico, una de las primeras estaciones de venta de gasolina e insumos para vehículos automotores lo que hacia del lugar más concurrido por la venta de estos productos, perteneció a Don Vicente Delgado, se puede apreciar el anuncio luminoso de la ESSO Mobile y por encima el nombre de la estación, es si se quiere el detalle más resaltante de la pieza, luego se pueden ver las bombas de suministro del combustible y los trabajadores de la estación, con sus uniformes de trabajo, en la parte frontal de la isla de servicios se ve un pequeño anuncio que promueve la marca de cauchos ATLAS destacada para las épocas de los 50´s a los 70´s, en la parte derecha inferior con relación al que observa, se puede apreciar una bomba de llenado presumimos que de Gasoil, pues se ve la manguera de llenado y la zona del piso más oscurecida por el derrame que ocasiona la actividad diaria, esta estación de servicios aún funciona en la actualidad pero no suministra este tipo de combustible.

BOMBA GUÁRICO - STA. TERESAFotografía de la Estación de Servicio Guárico, del Sr. Vicente Delgado, ubicada en el sector los Pinos en Santa Teresa del Tuy, al fondo la Fuente de Soda Guárico, año de 1957.

     En la parte izquierda de la foto con relación al que observa, apreciamos que en una de las esquinas del sector se estableció la llamada “Fuente de Sodas Guárico”, en sus primeros momentos, fue centro de reuniones y de tertulias durante varias décadas, lugar donde las personas que venían a casa de Andrés Barrios, comían y descansaban para luego emprender el retorno, este lugar con el paso del tiempo se convirtió en el famoso restaurante “El Portón de los Anafres”, lugar de fiestas de graduación para las instituciones educativas, para las fiestas de fin de año de las empresas de la zona, en especial las de “El Cujiál”, pero sobre todo punto de encuentro familiar, de buena comida y buena atención. Destacan las columnas blancas a saber eran 6 que formaban una especie de corredor o de ante sala al negocio donde se colocaban mesas y sillas para los clientes, luego podemos observar que contaba con una terraza con mesas, lugar que con el paso del tiempo fue un amplio comedor, en la parte posterior contaba con un terreno de estacionamientos muy amplio, por sobre esta estructura destaca el Cerro del Vizcaíno o de Quebrada de Agua, parte del actual Parque Nacional Guatopo y que hoy este lugar se encuentra parcialmente poblado.

FOTO PORTON DE LOS ANAFRESEl Portón de los Anafres, foto de mediados de los años 80´s.

     La segunda foto que se presenta es de principios de la década de los años ochenta y corresponde justamente a la fachada del llamado restaurante “El Portón de los Anafres” o la antigua “Fuente de Sodas Guárico” acá se puede observar las variaciones que en al menos dos décadas ocurrieron en este lugar, destaca el hecho de que toda su fachada fue cerrada hasta las columnas frontales convirtiendo el pasillo de la fachada en parte del salón interno, la parte superior fue igualmente cerrada y la planta convertida en un salón de baile, que en ocasiones y según la necesidad del cliente se convertía en salón de fiesta con mesas y una barra de licores, en otras ocasiones se realizó una fiesta en la planta baja y otra en la superior, pues se alquilaban los locales de forma independiente, hacia mediados de los 90 este lugar sufrió de un incendio en sus instalaciones de la cual nunca se recuperó o los dueños consideraron no recuperable y aún permanecen sus ruinas cada vez más y más deterioradas.

         Estas gráficas o fotos nos muestran un pasado interesante y dinámico de la Santa Teresa del Tuy de mediados del siglo XX, que hoy día muchos recuerdan, propios o ajenos al pueblo, tal vez con cariño otros tal vez indiferentes pero que conocieron el lugar y podrán recordar el auge e interacción del pueblo y estos espacios, en resumen Joan Santacana nos afirma que:

“Los valores del patrimonio, si no son conocidos por nadie pueden desaparecer; el patrimonio tiene que tener valor para la sociedad contemporánea y no solo por las sociedades del pasado.

Un elemento patrimonial, puede haber sido venerado, admirado y conservado por decenas de generaciones humanas, pero si la generación actual no lo comprende ni lo conoce, corre el riesgo de perderse. Por ello es importante realizar la “difusión del patrimonio”, que no es otra cosa que el propio proceso de  propagación del mismo, de transmisión o difusión. Mediante la difusión damos a conocer una cosa. El patrimonio hay que difundirlo, darlo a conocer y tan solo cuando se conoce se puede iniciar un proceso de educación patrimonial.  Las sociedades humanas que pierden su propia cultura, antes han perdido el valor de su propio patrimonio.”

         Estas palabras de Santacana nos refuerzan el hecho de que sólo a través de dar a conocer nuestro pasado lograremos enamorar a las generaciones futuras de este, para no perder nuestra cultura y hacer que esta perdure en el tiempo, pero también nos alerta a los ya sensibilizados, a los que hemos hurgado en el pasado de los pueblos del Tuy a motivar o a iniciar procesos de rescate de ese pasado, ya a través de recuperar espacios físicos, a recuperar  los escritos de historia , poesía, crónicas, de las hemerotecas de los periódicos de la región, de su imagen gráfica (vídeos, fotos, libros, volantes, entre otros) para así consolidar un legado de esta región para esas generaciones futuras, formando así además espacios interesantes de visitar y dignos de los investigadores de otros lugares, revelando el pasado del Tuy y motivando su inclusión a la historia gran nacional, profundizando en los hechos no narrados por la historiografía positivista.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 29 seguidores