Historia regional y local del Valle del Tuy

Por: Iván López

            Con la llegada de Cristóbal Colón a la costa de Paria, se inicia un proceso de mestizaje que supone un sincretismo en todos los ámbitos de la vida de los hombres y mujeres que forjaron al país que luego llevaría por nombre Venezuela, la unión de las llamadas tres razas estuvo marcado por una dominación de unos pocos sobre los mas, pero en lo  profundo de esta relación se gestó otro proceso, el de la fusión cultural de las razas, donde la música, la gastronomía, la lingüística, las tradiciones y muy especialmente las creencias Mágico-Religioso-Espirituales, que se integraron de una forma tan  arraigada en la psiquis de los pobladores de estas tierras, que lejos de estructurarse y permanecer invariable en el tiempo, aun sigue mutando y fusionándose a nuevos elementos de las creencias de los pueblos.

     Conocidos en la historia son los chamanes y los piaches aborígenes americanos con sus maracas y hierbas que utilizaban en los procesos de sanación, al igual las artes rituales africanas generalmente asociados a los sacrificios y las practicas santeras y del vudú, a su vez, los brujos del medio evo europeo, sanadores algunos, en otros casos verdaderas encarnaciones demoníacas, y todo esto enmarcado y aderezado por una religión católica manipuladora y controladora, infundiendo el miedo a dios más que el amor a este, a través de la espada y la cruz y luego con la “Santa Inquisición” de allí que estos practicantes de las artes sanadoras y no tan sanadoras, fuesen cubiertos por el pueblo con un manto o un aura mística de gran respeto e incluso de admiración.

      Conocidos por todos también son las prácticas, los lugares  e incluso algunos nombres de los llamados Sanadores, Hierbateros y en el peor de los casos Brujos, todos hombres o Mujeres de gran profundidad religiosa y mística, cada uno con sus ritos y maneras de sanar y ayudar al pueblo, uno de estos casos en particular, es el que nos ocupa en esta reseña que escribimos para ustedes y es el fenómeno ocurrido en Santa Teresa del Tuy, Municipio Independencia del Estado Miranda, en la Figura del Sr. Andrés Barrios.

Andrés Barrios El iluminado de Santa Teresa del Tuy

      Andrés Barrios Nace en la Población de Santa Lucia del Tuy, algunos afirman que en el casco del pueblo, otros que en la localidad de Siquire, esto un 04 de Febrero de 1891 y muere en la comunidad de San José en Santa Teresa del Tuy el 05 de Julio de 1970 a los 79 años de Edad. Su infancia discurrió entre las calles de su pueblo natal y los campos circundantes a este, cuentan los que lo conocieron, que a la edad de siete (07) años, Andrés se perdió en la llamada quebrada del Loro ubicada en el paraíso del Tuy, sección Santa Lucia, al perseguir a una mariposa, como juego de niños, estuvo desaparecido por siete (07) días  recorriendo lo que el definió como “una quebrada de hermosas aguas, que lo llevaron hasta Pozos Cristalinos donde miraba Serpientes de Colores” “Luego llego a un monte muy bonito donde encontró personas que tenían solo cuatro (04) dedos en sus manos”, “Allí conoció a un anciano que le Habló de las Plantas que sirven para matar, las que sirven para curar y de las cualidades de la tierra”, contó al ser encontrado que este anciano le había indicado que debía hacer para convertirse en un hombre de bien.

         Una vez en casa comenzó con lo indicado, esto consistía en mantener penitencias, debía dormir en el suelo para conectarse con la madre tierra y la esencia de esta, no debía cortarse el cabello por un tiempo indicado de veinte (20) años, “tiempo este que una vez terminado, él se convertiría en iluminado, según lo indicado por el anciano misterioso”, a la vez debía estudiar las plantas con fines medicinales, durante este periodo de veinte (20) años, Andrés, según cuentan los vecinos en ocasiones perdía la razón  y  decía en todas parte, que pasados algunos años el sería muy famoso y que daría a conocer al pueblo de Santa Teresa del Tuy, cuentan que era buenmozo muy apuesto pero que no se le observaba en compañía de muchacha alguna.

      Una vez transcurrido el periodo de veinte (20) años, indicado por el anciano de las alucinaciones, Andrés comenzó a mostrar dotes de sanador, primero en la familia, luego los vecinos y poco a poco fue llegando a su casa gente con enfermedades buscando una respuesta para su problema, nos comento uno de sus primos, Félix Corrales  que “él veía a los pacientes en consulta directa o en caso de ser muy grave el asunto a través de las aguas (la orina)” otros afirman que le basta tocarlos para saber el mal, la causa y la forma de sanarlo, también por una prenda de vestir podía diagnosticar al paciente. Andrés luego de diagnosticar el mal, realizaba récipes cual docto hombre, donde indicaba los medicamentos que debía el paciente adquirir en la farmacia, la actividad de Andrés comenzaba desde tempranas horas de la mañana, algunos indican que incluso desde la madrugada a las 05:00 a.m. se iniciaba la jornada hasta las 06:00 de la tarde.

         La fama se extendió y de todas partes del territorio nacional venían a su casa a verlo, las colas en la casa de Andrés eran interminables, todos querían consultarse con el iluminado y esto trajo como consecuencia un auge a la comunidad de San José y al pueblo de Santa teresa del Tuy, se improvisaron posadas, restaurantes y demás para atender a los visitantes, cerca de la casa del místico hombre se construyó una posada y una farmacia la cual fue fundada por el Sr. Alfredo Lazo, tío este del famoso cirujano Alí Lazo.

         Dicen que no cobraba y que los pacientes le daban una colaboración en agradecimiento, otros afirman que si cobraba y que la tarifa era de dos (02) Bolívares, lo cierto es que era además un hombre muy bondadoso, pues tenía una casa donde alojaba a las personas mientras se entrevistaban con él, o si el paciente debía quedarse “Hospitalizado” lo hacía en este lugar, también son muchas las referencias de personas que al momento de la consulta le decían  “mire don Andrés yo no tengo para pagarle” y era él quien terminaba dándole incluso al paciente, en ocasiones llegaba algún vecino del pueblo y le decían que había muerto alguien del lugar y que no tenían para el entierro y él pagaba los gastos, hecho este que habla por sí solo de la bondad de aquel esclarecido hombre.

         Durante las décadas de 1940 y 1950 en Venezuela se prohíbe las prácticas de toda arte de hechicerías, lo que supuso una persecución a todos los hombres y mujeres que fuesen identificados como practicantes de las artes sanadoras, en el caso de Andrés Barrios, “tuvo que recetar”, (en innumerables ocasiones), en lugares secretos e incluso se afirma que desde la clandestinidad de las montañas del actual parque nacional Guatopo,  esta situación cambia para Andrés durante el mandato presidencial del Gral. Marcos Pérez Jiménez, debido a que uno  de sus cuñados, Joaquín Chalbaud, enferma y es desahuciado por los médicos del país e incluso por eminentes galenos de los Estados Unidos, Francia y España, es el chofer del Gral. Jiménez, que al saber de la desesperación de la familia y conociendo de las dotes del iluminado, con mucho tacto refiere al Gral. Marcos Pérez Jiménez la posibilidad de que su cuñado sea tratado por Andrés, extrañamente el General acepta y el enfermo es trasladado a Santa Teresa del Tuy con las mayores medidas de seguridad.

        Custodiado por agentes de la “Seguridad Nacional” y del Ejercito, llegan a casa de Andrés con un hombre moribundo y “mas blanco que un papel y con la barriga hinchada”, se alborota la localidad pues creen que se llevan preso a Andrés, pero pronto se dan cuenta del hecho, Andrés recibe al hombre, lo revisa, diagnostica y afirma “que lo puede curar, pero se tiene que quedar allí bajo sus cuidados” inmediatamente se dispone todo y es en la casa del curandero donde se aloja al enfermo, el tratamiento duro semanas y el general dio órdenes de colocar personal calificado esta orden le fue dada al Dr. Víctor Obregón, quien dirigió en la década del 50 los servicios de salud en Santa Teresa del Tuy, pero este acata la orden a regañadientes, pues se trataba de prestar ayuda a un “Brujo” y no a un hombre de ciencias, el galeno entonces envía a la casa de Andrés a la enfermera María Jiménez (persona aun recordada en Santa Teresa con especial cariño) esta se encargaría personalmente de la atención, comidas, tratamientos y demás cosas relacionadas al especial enfermo, al poco tiempo sana Joaquín  Chalbaud ante los ojos atónitos de todos y desde ese momento el Gral. Marcos Pérez Jiménez ordena que nadie más debiera molestar a Andrés Barrios, es decir que lo dejaran tranquilo.

Andrés Dionisio Barrios

        Continuó la vida de Andrés y con ella el crecimiento de su fama, muchos fueron sus pacientes famosos; se habla de Yolanda Moreno, de Pompeyo Davalillo, de Gustavo Ávila, Jovito Villalba, Wolfang Larrazábal, Jorge Dáger, el jinete Juan Eduardo Cruz, Benito Canónigo (el autor del Totumo de Guarenas) entre otros tantos, se cuenta que tuvo más de 38 hijos de distintas mujeres y aunque algunos afirman que no los reconoció a todos, otros afirman que cumplió con sus hijos y que “a ninguno nunca nada les falto” fue amigo de los Padres Manuel Cañizares y Pascual Arana y visitaba la iglesia regularmente.

         Hombre de fé y amante de los placeres de la vida, dejo este mundo a los 79 años de edad,  justo y cuando él había vaticinado a sus familiares, no sin antes profetizar, que pasados 20 años en la tercera generación familiar nacería otro místico, actualmente sus restos reposan en el cementerio municipal de Santa Teresa del Tuy y en su tumba aun se ven cintas de colores como ofrenda a este gran hombre.

Anuncios

Comentarios en: "ANDRÉS BARRIOS (El Iluminado de Santa Teresa del Tuy)" (11)

  1. ELIDA RANGEL dijo:

    EL ME BAUTIZO SOY SU AHIJADA Y DE UNA DE SUS HIJAS, LO CONOCI A LOS 7 AÑOS Y TODAVIA LO RECUERDO. TODOS LOS LUNES LE REZO Y SE QUE ÈL DONDE QUIERA QUE ESTE ME BENDICE.

  2. Josefina Lopez dijo:

    El Sr Andrés Barrios se me apareció un día de febrero del año 2008 por el chimborazo ave Fuerzas Armadas en Caracas. Me dijo que lo fuera a visitar en la ciudad de Santa Teresa del Tuy por la plaza Bolívar (quinta gloria #37). Después de varias semanas fui a buscarlo pero me encontré que ya había fallecido muchos años atrás. También me contaron que mucha gente ha ido en busca de el desde otras ciudades lejanas.

    Espero mi historia invite a otros a comentar sobre ella.

    Saludos

    Josefina

  3. Jesus Miguel Diaz Gomez dijo:

    Don Andres Barrios mi abuelo materno padre de Bernarda Gomez con Acicla Gomez un gran hombre que es inmortalizado y quedara para la historia. Bendiceme siempre y llename de tu sabiduria abuelo!!!

  4. Norka Montana. 04 de junio de 2013 Andrés Barrios aunque no lo conocí, siempre me ayuda,se de el por medio de mi abuela isabel sosa.el fue mi bisa abuelo.y de el se que tengo algo muy valioso mi padre que es Cordova Montana,que es su nieto.

    • ELINOR SUAREZ dijo:

      HOLA NORKA ,,,MI PAPA ES OSWALDO….CREO QUE SOMOS PRIMAS…SOY SOBRINA DE AMERICA TU PAPA DEBE SER MI TIO…..MI PADRE MURIO…LA HIJA NUESTRO VISA ABUELO LEONOR TAMBIEN MURIO…VIVIAMOS EN CARACAS….PERO NOS MUDAMOS A CIUDAD BOLIVAR….

    • ELINOR SUAREZ dijo:

      TENGO UNAS FOTOS DE EL….SI QUIERES T LAS ENVIOS

  5. Nabora Herrera dijo:

    Andres Barrios fue un hombre espectacular, como pocos se han visto en mucho tiempo, que orgullo y que placer hubiese sido haberlo conocido, yo nací poco después de su muerte, pero sus obras y sus bondades son extrañadas en la actualidad, vive en nuestros corazones y en la familia Barrios es amado y recordado con gran alegría, Dios lo tenga en su gloria y Amen….

  6. Andres Barrios, para los que lo conocieron un Iluminado especial, para los que no, uno de los Dotes mas maravillosos de la vida, que pocos llegan a tener!!

  7. ELINOR SUAREZ dijo:

    ABUELO MI VISA ABUELO…PADRE DE MI ABUELA LEONOR Y DE MIS TIAS AMERICA,,ETC,,,,MURIO UN ANO DESPUES DE YO NACER…Y SIEMPRE SUPE QUE ESTARIAS ALLI

  8. Hola a todos yo soy adriana hija de america…. feliz y orgullosa de tener un abuelo como lo es Don Andres Barrio

  9. yovanny matinez dijo:

    Muy buena la crónica, soy religioso devoto a la ánimas, siempre visito el aposento de DON ANDRÉS BARRIOS, muchas bendiciones hacia él y sus familiares, muchos son los favores concedidos por él, con sus cintas, espejos y su ponchera de peltre, como él trabajaba en vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: