Historia regional y local del Valle del Tuy

Por: Nemecio Parada

      Uno de los barberos más famosos de Ocumare era Juancito Díaz, una ñapa de hombrecito que escasamente llegaba al metro de altura y era quien arreglaba a muchos clientes en la plaza, frente a la iglesia, bajo la amorosa sombra de un mamón y al compás de la sinfonía de mil pájaros cantores.

    Había otro barbero de apellido Monasterios, algo pasadito de horno y con un gran lunar peludo sobre el labio superior. De Monasterios se contaba que años atrás, a comienzos del siglo llegó a su barbería un abogado Caraqueño quien le pidió rápido servicio, pues debía ir al tribunal. Y como Monasterios no tomaba en cuenta la petición del cliente y se dedicara a realizar una verdadera obra de arte en el rostro del abogado, éste volvió a repetirle la razón de su urgencia. A lo cual le respondió Monasterios: “No se apure mucho doctorcito, que en este pueblo el Juez soy Yo”.

Original de: Nemecio Parada, públicado en su obra: De Ocumare a Miraflores. 1975

Tomado de: Apuntes Sobre la Economía de Barlovento y los Valles del Tuy 1873 – 1910. De José M, Ramos G.

Anuncios

Comentarios en: "Dos Barberos de Ocumare del Tuy" (1)

  1. Muy bueno, tal vez sea mi pariente lejano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: