Historia regional y local del Valle del Tuy

Por: Manuel V. Monasterios

Dulces Criollos.  Delicia de los abuelos.

     Me invitaron a La Magdalena, jurisdicción del Municipio Rafael  Urdaneta, aunque la mayoría de sus habitantes se consideran vinculados a Charallave y no a Cúa. En este caserío, otrora gran productor de café, piñas y quesos de mano, celebran “La Feria de la Pelota”. Cualquier persona desprevenida, se imagina que es una feria relacionada al deporte del beisbol o la pelota como le decimos los venezolanos. Pero no es así, la festividad es iniciativa de los lugareños para rescatar una tradición gastronómica casi perdida: “La elaboración y venta de Las Pelotas”. Un manjar de dulce sabor, envuelto como la hayaca o el bollo, en hojas de plátano; cuyo origen se remonta a la época  colonial.

     Felicitamos esta iniciativa e invitamos a los habitantes de este hermoso  caserío tuyero a mantener todo el año la fabricación y venta de  este dulce tradicional, para que se conozca y disfrute nuevamente.

     Hemos recogido una receta muy antigua, en un viejo cuaderno que perteneció a Doña Ana Teresa Mirabal (fallecida). Digna heredera de la tradicional manera de cocinar en los fogones tuyeros del siglo XIX.

     Esta receta en su versión original se elabora con maíz blanco pilado y molido después de tenerlo 5 días en agua, la cual se cambia cada 12 horas y se cocina después de  molido.

INGREDIENTES:

½ kilo de maíz blanco pilado

100 gramos de arroz

Agua que cubra el maíz y el arroz

Una raíz de jengibre (Pequeña)

1 panela o medio papelón (Equivalente a Medio kilo)

¼ de kilo de azúcar

5 hojas de limonero tiernas

1 kilo de hojas de plátano (Utilizadas para hayacas)

Procedimiento:

     Cinco días antes de la preparación de las pelotas, se lava bien el maíz, se coloca un una olla con suficiente agua que le cubra, cada 12 horas se cambia el agua, el último día se agregan los 100 gramos de arroz.

     Se lava, se escurre y se muele, conjuntamente con el arroz.

     Se obtiene una harina, se le agrega agua suficiente y se revuelve, se cuela con colador de alambre cubierto con un lienzo, todo dentro de una olla donde se va a cocinar.

     Se agrega el jengibre picadito y pelado, el papelón, la azúcar, las hojas de limón y la sal.

     Se coloca a fuego fuerte se revuelve con una paleta.

     Cuando se convierte en una crema espesa, se  apaga la llama, sin perder tiempo se pasa por un colador, para sacarle los residuos de jengibre.

      Previamente se cortan y limpian   las hojas de plátano, en pedazos de unos 25 centímetros por lado.

     Con un cucharón se vierte la crema espesa en la hoja, calculando un tamaño apropiado.

     Se doblan las hojas, colando las puntas hacia abajo, sin amarre, se meten a la nevera para que cuajen y se dejan el tiempo suficiente para que la hoja le trasmita a la masa su delicado aroma.

     Lista las pelotas y preparados para probar una exquisitez de nuestra cocina criolla.

     Si no le gusta cocinar visite  La Magdalena, (Vía Charallave, o Vía Quebrada de Cúa). Allí las hacen para usted. De paso conozca este tesoro turístico del Tuy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: