Historia regional y local del Valle del Tuy

Por: investigaciones TUCUY

     Periodista, agricultor, político y propagador del pensamiento liberal venezolano. Hijo de Pedro Lander y de Paula Acal. El reciente hallazgo de una copia de su partida de bautismo en el archivo de la Universidad Central de Venezuela ha permitido corregir su fecha de nacimiento, tradicionalmente fijada el 29 de diciembre de 1792. 

Tomas Lander 

      Poco se sabe acerca de sus primeros años. Estudió en la Universidad Central de Venezuela donde obtuvo el grado de bachiller en filosofía pero pronto abandonó las aulas sin recibir el doctorado, completando su formación a través del estudio autodidacta. Inclinado hacia la causa de la independencia, es amigo de Francisco de Miranda, a quien escribe en 1812, pero se mantiene al margen de la lucha. Secretario de Simón Bolívar durante la Campaña Admirable (1813), vive exiliado en las Antillas (1814-1818) dedicándose a actividades comerciales. Vuelve a Venezuela por corto tiempo, para marcharse nuevamente, esta vez hacia Europa (1818-1820). 

     Regresa de nuevo a Venezuela (1820) y entabla una polémica con el vicario de La Guaira, Juan de Dios Echarri, quien había mandado confiscar varios de los libros que traía como equipaje, entre ellos La historia filosófica del abate Raynal y el sabio de Montengón, calificándolos de “libros prohibidos”; al protestar la medida en un remitido publicado en los periódicos La Segunda Aurora (28.9.1820) y La Mosca Libre, Lander apelaba a la opinión pública para defender, en pleno régimen español cuando ya se había restablecido la Constitución de Cádiz, la libertad de imprenta, expresión y pensamiento, logrando la devolución de los libros confiscados. Designado miembro de la Municipalidad de Caracas después de la batalla de Carabobo (1821), es secretario de la sociedad creada para editar el periódico El Venezolano (1822-1824), en cuyas columnas colabora con frecuencia. 

     En 1823, combate la expulsión de españoles decretada por el gobierno de Bogotá, pidiendo que fuese abolida o a lo menos suavizada la ley de confiscación vigente para ese entonces. Su folleto Manual del Colombiano, o explicación de la Ley Natural (1825), una traducción de La Ley Natural. Principios físicos de moral sacados de la Organización del Hombre y del Universo del escritor francés Constantin Francois Chassebeuf, conde de Volnay, publicado originalmente en 1793, es uno de los primeros manifiestos a favor de la doctrina liberal publicados en el país. 

     A partir de 1826, se une al general José Antonio Páez, y aboga por la separación de Venezuela de la Gran Colombia en las páginas del órgano de prensa “cosiatero” El Cometa, reclamando, además, el desestanco del tabaco, la instauración de la libertad de cultos, la extinción de los diezmos y mayorazgos, así como una reforma de las leyes que entorpecían el desarrollo de la agricultura. En su estudio Reflexiones sobre el Poder Vitalicio que establece en su presidente la Constitución de la República de Bolivia (1826), declara su oposición al uso de facultades extraordinarias por parte del Ejecutivo. Colaborador del periódico El Fanal (1829-1831), figura entre los miembros de la minoría oposicionista de la Diputación Provincial de Caracas (1830). Consumada la separación de la Gran Colombia, tiene a su cargo 2 periódicos Venezuela y el Congreso (1831) y El Elector Parlero (1832). Síndico procurador del cantón de Ocumare del Tuy (1832), donde posee varias haciendas y juez de hecho en Caracas (1834), simpatiza con el movimiento «Reformista» (1835), aunque no vacila en censurar el alzamiento contra un gobierno legítimo; sometida la insurrección, dirige al presidente José María Vargas una epístola en la cual aboga por la tolerancia y el perdón hacia los vencidos (30.3.1836). 

     Su serie de folletos titulados Fragmentos (1833-1838) analizan la realidad político-social de Venezuela y proponen una serie de medidas destinadas a promover la prosperidad de la agricultura como elemento fundamental para el desarrollo económico del país. Miembro fundador de la Sociedad de Agricultores (1838) y colaborador en su órgano de prensa El Agricultor, intenta, sin éxito, promover la creación de un Banco de Caracas que ayudaría a resolver el problema del crédito y se convierte en uno de v los más elocuentes voceros del «liberalismo agrarista».  Participa en la fundación del Partido Liberal (1840). 

     Pública numerosos artículos en las columnas de El Venezolano que dirige Antonio Leocadio Guzmán, como en las de El Relámpago (1843), periódico satírico. Senador del Partido Liberal por la provincia de Caracal (1844), colabora con artículos polémicos y satíricos en el periódico El Relámpago de Marzo (1844). Durante las crisis políticas y económicas de los años 1842-184 combate a la ley de libertad de contratos de 10 de abril de 1834 y a los tribunales mercantiles que la aplican. Considerado como un posible candidato del Partir-Liberal para las elecciones presidenciales de 1846, Lander muere repentinamente en Caracas, víctima de un aneurisma. Su cadáver, embalsamado, permaneció durante casi medio siglo sentado ante el escritorio de domicilio caraqueño, en característica actitud de escribir hasta que, el 5 de abril de 1884, sus restos fueron solemnemente conducidos al Panteón Nacional. Su obra dispersa ha sido recopilada en uno de los tomos de  colección Pensamiento Político Venezolano del Siglo XIX.

 BIBLIOGRAFÍA:

LANDER, TOMAS. A mis censores. Caracas: Imprenta de Tomás Antero, 1835;  Apego sacerdotal a los bienes terrenales. Caracas Imprenta de Tomás Antero, 1832; Cartas autógrafas. Caracas: s.n.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: