Historia regional y local del Valle del Tuy

SANTIAGO NAVAS MORALES

Por: Juan Ramón Ávila

     Nuestro apreciado Santiago Navas Morales; buen esposo, padre abnegado, mejor amigo, ve la luz primera en Santa Lucía, un diecisiete de agosto, del año 1929. Fueron sus padres: Santiago Navas Castro (comerciante) y Felicia Morales, ambos difuntos. Fue el sexto de ocho hermanos, a saber: Domitila, Juan Pablo, Rosa, Alfonso, Lucía, Santiago, Francisco y Carmen Lucía.

   Se casó con Ana Lucía Prieto, teniendo una hermosa descendencia, representada por cinco hijos, siendo ellos; Herman David, Hugo, Haylen (q.e.p.d.) y Santiaguito. De vida multifacética, se le conoció como: sastre, comerciante, contabilista, periodista y Cronista de la Ciudad de Santa Lucía.

     Su especial hobby fue el deporte y básicamente el béisbol, donde llegó a jugar en numerosas oportunidades, actuando también, como anotador.

Santiago Navas Morales.

     De obra realmente bella, pasó por este mundo dejando una huella muy positiva, destacándole su gran preocupación por este terruño. El periodismo fue su pasión, contribuyendo al desarrollo en forma por demás interesante, llegando a promover numerosas publicaciones, como:

Deportivo Luciteño (1962), El Telón (1975), El Candil (1972).

Escribió para los diarios El Universal, La Religión, Pantalla, La Voz y muchos otros.

Se destacó dentro de la literatura, dejado plasmadas: “Santa Lucía su Gente y sus Anécdotas” 1.971. “Santa Lucía de Pariaguán” (Coautor). 1.982

“Anécdotas y Gente de Santa Lucía”.1.992.

     Dentro de sus innumerables anécdotas, Chicho, el hermano de su esposa Ana nos cuenta:

– Le decía a “Mijo” (Lucas Navarro), que viera un animalito que tenía amarrado en una mata, cuando llega Lucas y lo ve era un chivo, cogiendo una gran rabia, ya que le decían popularmente “sopla e chivo”.

     El amigo Navas, previo a su gravedad, estuvo al frente de la Administración de la Fundación Ojos de Santa Lucía, donde demostró ser un eficiente administrador; y celoso guardián de su tesorería; paralelamente cubrió el rol de Cronista de la Ciudad de Santa Lucía, donde le destaca un gran amor por esta tierra Luciteña.

  Deja esta morada terrenal un cuatro de abril de 1.995. Tiene un lugar privilegiado en el corazón de todos, por esta amistad que siempre supo cultivar.

Que Dios le bendiga, descanse en paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: