Historia regional y local del Valle del Tuy

Por: Juan José Flores †

     Auto de creación de la Parroquia, San Diego de Alcalá, Firmado por el Obispo Don Diego de Baños y Sotomayor, el día 7 de Febrero de 1693

     “Yltmo. SV.=Don Juan Nicolás de Ponte y los demás que aquí firmamos, parecemos ante V.S.Y. y decimos que por tanto desde el Valle de Súcuta adonde tenemos ñVAS haciendas y esclavos de su beneficio ay de distancia a la Iglesia más próximas, que son las de los Valles del Tuy arriba y Charallave Cinco leguas de caminos sujetos a ríos y sus crecientes y al del Tuy, que por ser caudaloso no se puede vadear en tiempo de invierno sin grave peligro y conocida dificultad, como de trajinar dos caminos en tiempos de aguas, por ser la mayor parte de ellos pantanosos y se negables, resulta el que no podemos los laboradores de dhos. Y gente a nuestro servicio, asistir al santo sacrificio de la misa y morirse sin recubrir los santos sacramentos en el peligro de la muerte, ni gozar de sepultura eclesiástica y otros muchos inconvenientes y espirituales que se desean entender por falta de la Ygal. y cura que tenemos en Dho Valle q’ para que como verdaderos catholicos podamos tener en el conciavos y familia, se ha de servir V.S.Y de conceder su licencia para que en el Valle de Súcuta de la Sabana de Ocumare q’ es la medianía de las haciendas que tenemos en el DHO. valle labremos una Ygla. á que nos obligamos desde luego y adornarla desentemente y poner en ella los ornamentos necesarios para la celebración en cada año al sacerdote que V.S.Y. fuere servido denombrar para la administración de dhos. Santos sacramentos, para su congrua sustentación a la que nos obligamos desde luego acudiéndole cada uno de nosotros con la parte y porción que nos tocare según el repartimiento que presentaremos ante V.S.Y con la solemnidad necesaria. y porque al presente atendiendo solo al bien espiritual NERAS personas y criados y en lo venidero esperamos se poblará de mas vecinos el dho. Valle se ha de servir V.S.Y. de deciarar que quialquier tiempo que adentrare otro o tros muchos vecinos ayude entrar en parte a la contribución dde dha. prorrateando lo que correspondiere a la familia ñor cargo cuya cantidad se hace revajar de la que nosotros contribuimos a rata, según las cantidades a que de presente nos obligamos ó por tiempo que estuviere de nra parte contribuir aeldho. Cura. Demanera que no le falte en cada año la congrua de los dhos. docientos y cincuenta ps porque asimismo nos obligamos a que si faltare alguno de sus vecinos que oy estamos es dho. Valle, suplir la porción que estava de su cargo dar a dho. Cura retiandole según el número de familias y cabezas que contare la familia de cada uno. En cuya atención regularemos y tantearemos la porción que nos toca y pertenece a dho. Cura, por todo lo qual = Nos en licencia para labrarla DHa. Ygla. y nombrar el Cura Capellán que fuere servido desde luego a quien estamos pcomptos de acudir con toda puntualidad con dha congrua sustentación de los dhos docientos cincuenta ps. como lo esperamos de la grandeza y benignidad de V.S.Y. atendiendo al desconsuelo que oy estamos esperimentando y pedeciendo que en ello reciviremos merced, y en lo necesario=

     DN. Juan Ascanio, Da. Juana María Lovera y Otañez, Da. Catalina de Castro, Juan Ramirez Galban, Domingo de Saabedra, Don Balthazarde María Trejo, Bias Arraez de Mendoza, Don Francisco de Mendoza, Nicolás Caldera.

Por presentada y vista por V.S.Y. dixo:

     Que en atención de ser justa causa q’ presentan; deseando S.S.Y. dar todo consuelo espiritual a las personas que habitan en el paraje de Súcuta y haciendas de los vecinos dhos. erigia y erigió en feligresía y partido las subsidhas, haciendas comprehenden: para lo cual concedía y concedió licencia para que se fabrique una Iglesia en la meduania de dhos sitios capaz y dessente y fabricada que sea se vendiga po rel Cura Capellán que S.S.Y. nombrare, devajo la invocación quefuere de la devoción de los vecinos dotando los santos sacramentos en la conformidad que está concedido en otros valles así de la costa del mar como de las riveras del Rio Tuy y S.S.Y. está pronto a nombrar Cura Capellán que sirva dha. feligresía, para cuya congrua aplicará y aplica la cantidad de los docientos y cinq.ps. que se obligan a dar con declaración que de disminuirse los vecinos que ay han de aumentarse tendrán obligación los que nuevamente de pagar conforme el repartimiento que se les hiciere sin que, por ello-aya de aumentarsele la congrua al Capellan porque siempre ha de ser fijante la de los dhos. docientos y Ota Ps. y porque en el entretanto que se fabrique la Igla. no carezcan del pastor S.S.Y. da licencia para que en la del pueblo de charayave, qe está conjunto a los dhos sitios se les administren los Santos Sacramentos por R.P.Fr. Manuel de alesón, Religioso Capuchino, misionero Appo que de orden de S.S.Y está administrando en dho pueblo y para ello le da facultad y autoridad S.S.Y. en el entretanto que nombre cura Cappn y que pueda por aora cumplir con los preceptos de confesar y comulgar en la lgla de charayave y en los libros parroquiales que para la vuena feligresía formare, ponga por cabeza esta erección par que siempre coste de su fundación y as si lo proveyó y mandó y mandó e Yltmo. S.Dn. Diego de Baños y Sotomayor Obpo. desde Obispado de Venezuela y Caracas del Consejo de su Ma. Su predicador y Capellán de honor la qe. lo firmo en el Buen retiro del Vall. Eurisdim de la ciudad de Caracas a los siete días del mes de febrero de mil seiscientos noventa y tres años.

Diego Obpo de Caracas = Antemi Dr. Feliz Acuña = Notario y Secretario.

NOTA: Esta es copia exacta aun con sus errores y omisiones de la que aparece en los folios 1° y siguientes del libro primero de gobierno que es también el séptimo de bautismo del archivo de esta Iglesia.

Esquina del Cuartel, Ocumare del Tuy, Estado Miranda.

 Este edificio que contempláis, es el antiguo de Milicias de los Valles del Tuy en él se cubrió de gloria el general Pedro Hernández quien al mando de 125 hombres, atacó a los españoles (quinientos hombres) que estaban en ese recinto y mantenían presos a decenas de patriotas ocumareños que corrían el peligro de ser fusilados. El general Hernández actuando con mucho sigilo los puso en fuga, liberando así a los prisioneros.

Acera alta de la calle Zamora, Ocumare del Tuy, Estado Miranda.

     Una vez se llamó la Calle del Asilo, por tener las hermanitas de la Congregación Agustina un establecimiento de este tipo. También en una de esas casas, vivió los últimos días de su existencia nuestro querido Vicario Monseñor Rafael Pérez León.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: