Historia regional y local del Valle del Tuy

Por: Iván López Calero

       Este ilustre prócer de la independencia de Venezuela nació el año de 1792 en la población de Cúa, Provincia de Caracas, de la aún para entonces Capitanía General de Venezuela, se desconoce su día y mes de nacimiento esto debido al hecho que no se ha encontrado su “Fe de Bautismo”, algunos historiadores afirman que nació el 19 de marzo, pero según dato suministrado por el Cronista oficial del Municipio Urdaneta (Cúa)Adolfo Angulo Pérez y publicado en su obra “12 Grandes Hijos de Cúa“ (1998), expresa que:

Los Cronistas Don Juan José Flores, fallecido, (Ocumare del Tuy); Don Francisco Barreto Bolívar (Yare) y Don Santiago Navas, fallecido (Santa Lucía), fijan como fecha de nacimiento del General José María Carreño el 14 de Junio de 1792, esto hasta tanto no aparezcan documentos probatorios que señalen lo contario. 

      Por tal razón y tomando en cuenta las aseveraciones de estos cuatro investigadores tuyeros se toma como fecha de nacimiento del General José María Carreño el 14 de Junio de 1792.

General de División José María Carreño Blanco, oleo sobre tela, Autor Rafael D`Montijo, año 2012General de División José María Carreño Blanco, oleo sobre tela,  Autor Rafael D` Montijo, año 2012

      Los padres de José María Carreño fueron Doña Margarita Blanco, la cual estaba emparentada con la familia de El Libertador por los Palacios y Blanco y su padre  Don Julián Carreño, que también se sumó a la causa de la Independencia, alcanzando el grado de  Comandante participo en varias acciones y murió defendiendo el sitio de La Casa Fuerte, en Barcelona el 07 de abril de 1817, fue hermano del presbítero Juan de la Cruz Carreño, músico y compositor quien llevó a la Iglesia de Cúa un instrumento llamado clave, antecesor del piano, y hermano de José Cayetano Carreño, el padre de Simón Carreño Rodríguez, conocido como  Simón Rodríguez o Samuel Robinson.

     La familia Carreño Blanco residía en la población de Cúa, lugar donde incluso poseían haciendas principalmente Cacaoteras, fueron once (11) los hijos que tuvieron siendo José María el tercero de ellos.

     José María Carreño se incorpora a la vida militar muy joven, siendo que para septiembre del año 1810 forma parte de Las Milicias Regladas de Blancos de Caracas,  ostentando el grado de Subteniente; como consecuencia de la perdida de la primera república huye para la Nueva Granada y logra unirse al para entonces Brigadier Simón Bolívar y lo acompaña en la famosa Campaña del Río Magdalena.

    Para 1813 aun con el Grado de Subteniente acompaña al Libertador Simón Bolívar en la Campaña Admirable, participando de todas las acciones y combates al lado de Bolívar esto hasta la Batalla del 13 de septiembre en Cerritos Blancos en el actual estado Lara, librado por el coronel Ramón García de Sena contra el coronel Juan de los Reyes Vargas; donde ya con el grado de Capitán cae herido gravemente, el Mayor General Rafael Urdaneta en el Boletín Nº 14 del Ejercito Libertador de Venezuela de fecha 22 de septiembre de 1813, publicado en la Gaceta de Caracas el 30 de septiembre de 1813 expresa lo siguiente:

El 13 a las tres de la mañana emprendió la marcha el Ejército de la República desde Barquisimeto, y al amanecer se encontró con los facciosos en número de mil hombres en los Cerritos-Blancos: nuestras Divisiones dominaron algunas alturas, y después de un fuego vivo de dos horas, se puso en vergonzosa fuga el enemigo, perdiendo toda su artillería, municiones, fusiles, y equipajes dejando en el campo más de doscientos muertos se les persigue por bosques…

…Han sido heridos de gravedad el ciudadano Capitán José Mariano Carreño, y el Teniente ciudadano Carlos Carabalí, y levemente el de la misma clase ciudadano José María Paz.

Toda la Tropa, Jefes, y oficialidad han llenado su deber; pero se recomienda con especialidad la conducta de los mencionados Leanús, Carreño, y Teniente Coronel ciudadano Bartolomé Chaves; a quienes principalmente se debe la victoria. (sic)

      Es en este combate de Cerritos Blanco donde recibe múltiples heridas y es donde pierde su brazo derecho por las acciones de una bala de cañón que le pasa rosando,solo logra salvar la vida por que los realistas lo dan por muerto y no lo rematan en la batalla, siendo rescatado posteriormente por sus compañeros, a partir de ese momento será conocido con el sobre nombre de “El Mocho Carreño”.

     Queda convaleciente pero pasados ya ocho meses al enterarse de las acciones que llevan a la Sabana de Carabobo (La primera Batalla de Carabobo) el 28 de mayo de 1814 se presenta en el campo de batalla y participa en los combates esto ya con el grado de Mayor, según expresa Larrazabal citado por Adolfo Angulo Pérez se refiere a Carreño en esta Batalla como:

Extraordinario ejemplo de heroísmo fue en esa batalla el comportamiento del Capitán Carreño. Hallábase muy muy débil curándose de catorce heridas que recibió en Los Cerritos Blancos, donde perdió completamente un brazo, pero sabiendo que se preparaba una grande acción, que el Libertador mandaría en persona, pidió su alta en el hospital y concurrió a la gloriosa acción de Carabobo. Parecía un espectro; sin sangre, mutilado, el habla débil, el paso lento…”

      A pesar de haber ganado esta Batalla la serie de eventos que la suceden llevan a la derrota del ejercito republicano venezolano en el oriente de Venezuela, Bolívar se ve obligado a dejar Venezuela y se dirige a Cartagena, luego pasa  a la población de Tunja donde se reúne con las tropas del General Rafael Urdaneta y el Mayor José maría Carreño quienes se habían retirado desde la ciudad de  San Carlos en Venezuela, se pone Carreño bajos las ordenes de Bolívar y marcha junto a este a Cartagena donde El Libertador pretende obtener recursos para atacar Santa Marta, cosa que no logra por la falta de recurso, Impotente, Bolívar abandonó el ejército y se fue al exterior el 9 de mayo.

      En 1815, partió Carreño para el Casanare, de allí pasó al Apure, donde tomó parte en las operaciones ejecutadas en los llanos por el general José Antonio Páez durante el año de 1816 y parte de 1817.

      Se une a Bolívar  en Barcelona, José María Carreño ya con el grado de coronel,  acompañándolo en las operaciones del año 1817, el 23 marzo de ese año en el sitio de Quiamare al sur de Barcelona fue herido Carreño al hacer frente a una emboscada que fue ejecutada por el Comandante realista Jesús Alemán y su guerrilla, para atentar contra la vida de Bolívar cuando éste se dirigía a Guayana,solo acompañado de 15 oficiales situación que es descubierta minutos antes por el Ayudante de Bolívar coronel Francisco Vicente Parejo, inmediatamente todos los oficiales contraatacan logrando vencer la partida de Alemán y el intento de asesinato.

      Para ese mismo año de 1817 le corresponde al Coronel José María Carreño ser parte del tribunal militar que juzgó a Manuel Piar el 16 de octubre, el cual estuvo integrado por el Almirante Luis Brión, como presidente; por los generales de brigada Pedro León Torres y José Antonio Anzoátegui; coroneles José Ucrós y José María Carreño y tenientes coroneles Judas Piñango y Francisco Conde. Como Fiscal actuó el General Carlos Soublette y El Teniente Coronel Fernando Galindo fue el defensor.

      Entre 1819 y 1820 participó junto al también coronel Jacinto Lara en el asedio de Santa Marta que allanó el camino al ejército del general Mariano Montilla para la toma definitiva de Cartagena de Indias, asistiendo a las acciones de “Codo”, “Río Frío”, “La Ciénaga” y otros encuentros de menor importancia. Bolívar lo envía bajo las órdenes del General Montilla y participa en una batalla feroz con la cual toman la ciudad de Cartagena.

      El 9 de febrero de 1822, fue constituido el istmo de Panamá como un departamento de la República de Colombia y fue nombrado el coronel José María Carreño, por el Vicepresidente como intendente del Departamento del Istmo con el cargo de Gobernador de la provincia de Panamá, cargo que tuvo que asumir a mediados de ese mes pues al momento de ser designado sufría de fuertes dolores que le impidieron entrar en el cargo de inmediato.  El 9 de abril del mismo año recibió el ascenso a General de Brigada. A la llegada de Carreño fue promulgada la Constitución que expidió el Congreso de Cúcuta el año anterior, y muy pronto la autoridad del gobierno de Colombia se extendió á todas las comarcas istmeñas, pues hasta los indígenas de la costa de San Blas lo reconocieron por medio de una manifestación del Capitán Cuipana, cacique principal de la región.

      En 1825 presentó su renuncia como intendente del istmo y el gobierno lo nombró entonces comandante de armas del mismo departamento. Entre 1827 y 1828 fue intendente y Jefe Superior Militar del departamento del Zulia, a principios de 1829 es ascendido a General de División y nombrado diputado por esa misma región ante el Congreso Constituyente o Congreso Admirable a reunirse en Bogotá en 1830.

   En el año de 1828 ordena al Coronel Agustín Codazzi el levantamiento de los límites interprovinciales del departamento del Zulia, Codazzi en su Atlas Físico y Político de la República de Venezuela  Incluye su Carta del Departamento del Zulia, y expresa como anécdota que:

El gobierno de Colombia [La Gran Colombia] se dirigió oficialmente al general José María Carreño en 1828 y le pidió que él, como Jefe Superior Militar del Departamento del Zulia, “ordenara se hiciera un ‘itinerario’ de la jurisdicción de su Departamento, del territorio que estaba bajo su mando y cuya capital era Maracaibo”

Firma del General José María Carreño BlancoFirma del General José María Carreño Blanco. Cortesía de Wikipedía

      Para el año de 1830 se reúne con El Libertador Simón Bolívar en la Nueva Granada y lo acompaña en su periplo por el Río Magdalena, se mantuvo leal a la causa republicana del Libertador y fue testigo de excepción de sus últimos momentos en la Quinta de San Pedro Alejandrino en Santa Marta, fue firmante del testamento y de la última proclama del Libertador.

José María Carreño en los últimos momentos del Libertador.                                  El Gral. José María Carreño en los últimos momentos del Libertador.

      Posteriormente, ejerció el rango de Comandante de armas del Departamento de Santa Marta, y no regresó a Venezuela sino hasta 1832, ejerció varios cargos de importancia durante la presidencia de José Antonio Páez y de José María Vargas, formando parte de su gabinete, entre ellos vicepresidente del Consejo de Gobierno y de Presidente Provisional de Venezuela en 1835.

      El 26 de enero de 1837 le corresponde sustituir a Andrés Narvarte quien declino en José María Carreño en el ejercicio de sus funciones como Vicepresidente de la República cargo que ejerció Carreño hasta el 11 de Marzo del mismo 1837, cuando asume la primera magistratura el General Carlos Soublette bajo este presidencia en 1841 durante es nombrado Ministro de Guerra y Marina de Venezuela.

      En la segunda presidencia de Páez en 1842 fue nombrado para integrar la Comisión que participó en ir a Santa Marta a traer los restos mortales de Bolívar, incluso el escritor Juan Vicente González a manera de nota grotesca escribió en el periódico “El Venezolano” lo siguiente: “los restos vivientes de José María Carreño van a Santa Marta a traer los restos mortales de Simón Bolívar”.

      En el transcurso de sus últimos años adversó políticamente a figuras del liberalismo como Antonio Leocadio Guzmán, ganándose enemigos en altos cargos de poder vinculados a ese partido,  Finalmente murió en Caracas el 18 de mayo de 1849 a la edad de 57 años, muy pobre y olvidado, lamentable fin para un héroe de la independencia de Venezuela, por eso hoy la república está en deuda con este prócer de la independencia y fiel amigo del padre de la patria.

Bibliografía

  • Angulo Pérez, Adolfo, “12 grandes hijos de Cúa.” Fundación María Teresa Manzo de Angelino, Cúa, Venezuela, 1998, 39 pp.
  • Blanco, Eduardo, “Venezuela Heroica.” Distribuidora Escolar Discolar Caracas, Talleres Gráficos Alonso, Madrid, España, 1978, 398 pp.
  • Castillero R, Ernesto J, “Raíces de la Independencia de Panamá.” Ediciones de la Academia Panameña de la Historia, Panamá, 1978, 64 pp.
  • De Lacroix, Luis Perú, “Diario de Bucaramanga” Fundación Editorial El perro y la rana, Caracas, Venezuela, 1ª reimpresión, 2006, 212 pp.
  • Esteves González, Edgar, “Batallas de Venezuela 1810 – 1824.” Los libros de El Nacional – Editorial CEC, Industria Gráfica Integral, Caracas, Venezuela, 2004, 224 pp.
  • Monasterios Gómez, Manuel, “Crónicas de Cúa”, Editorial Francisco de Miranda, Los Teques, Venezuela, 2012, 456 pp.

Fuentes consultadas

  • Gaceta de Caracas. Número VI, Jueves 30 de Septiembre de 1813.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: