Historia regional y local del Valle del Tuy

Nuestro Sur, Historia, Memoria y Patrimonio se concibe como una publicación que fomenta la reflexión y la investigación del pasado venezolano y suramericano, a través del análisis de nuevas miradas, nuevos conocimientos y otras formas de explicación del devenir histórico de los pueblos nuestroamericanos.

Surge por la necesidad de repensar y ahondar en las complejidades políticas, económicas, sociales y culturales de los procesos de emancipación de nuestros pueblos. En este sentido, en el marco de la conmemoración de los bicentenarios de las independencias de Nuestramerica, Nuestro Sur se suma a la construcción de un proyecto social, integrador, político y dinamizador de la historia que permita el desmontaje de los mecanismos de opresión e  invisibilización de los pueblos en su lucha por una sociedad más justa, libre y soberana.

Hallaremos en sus páginas la presentación de nuevos debates historiográficos que dan cuenta de una construcción colectiva de la historia. Una historia que hemos denominado insurgente y que a diferencia de la historiografía tradicional, se encuentra trazada desde el ámbito comunal, local, regional, nacional, caribeño y latinoamericano. Una perspectiva histórica con vocación abarcante e integradora, que servirá como una herramienta para la liberación, formación y democratización de la memoria de los pueblos.

Nuestro Sur, en sintonía con las realidades de los pueblos latinoamericanos y caribeños, se perfila entonces como una publicación que promueve la investigación, la formación, la crítica y la revisión constante de nuestro pasado; a partir de un discurso colectivo y multidisciplinario que se enriquezca de una historia cuyo ejes transversales sea la diversidad temporal, geográfica, cultural, étnica, social y sexual.

Nuestro Sur Nº 2

Hace 200 años un pueblo rebelde se pronunció contra un sistema de sumisión que en aquel momento se conoció como colonialismo. Hoy, en el marco de la celebración del Bicentenario del 5 de julio de 1811, nuevamente un pueblo insurge para proseguir la lucha contra otra faceta de la dominación: el imperialismo.

En el campo de la historia, el desafío se presenta en el terreno ideológico, en la construcción de las interpretaciones y la valorización de nuestro pasado. Una batalla que tiene como objetivo desmontar la visión de nuestro devenir histórico que ha sido impuesta por versiones oficiales. Se trata, entonces, de irrumpir contra una imposición historiográfica que ha pretendido cercenar el conocimiento colectivo en función de los intereses de un discurso dominador y extemporáneo.

La liberación de la historia y la democratización de la memoria nacional, objetivos primordiales del Centro Nacional de Historia, constituyen en el presente mecanismos de construcción colectiva, a fin de propiciar diversos puntos de convergencia entre historiadores, cronistas, estudiantes, así como también demás investigadores del quehacer histórico y transdisciplinario. Su finalidad es fomentar espacios de reflexión y promover investigaciones particulares y colectivas que enriquezcan la historiografía del siglo XXI.

De esta manera, la variedad de temas que hoy presenta el segundo número de Nuestro Sur no sólo demuestra la amplitud de enfoques que han que- dado en el olvido, sino que también permiten evaluar la diversidad de miradas existentes sobre nuestro pasado remoto e  inmediato. En esta oportunidad ofrecemos al lector un temario que contribuye a la profundización del deba- te sobre el papel del conocimiento histórico y multidisciplinario, que también descorre el velo de aquellas distorsiones historiográficas que se encuentran en los discursos históricos de nuestras naciones latinoamericanas.

Dicho temario corresponde a la agrupación en cuatro (4) bloques temáticos que promueven la interpretación y teorización de nuestra historia, a fin de responder a las necesidades historiográficas actuales. Un primer bloque está constituido por dos investigaciones que dan cuenta de las ausencias y tergiversaciones que han prevalecido en el relato histórico en relación con el proceso de genocidio y saqueo por parte de los europeos en tierra Nuestramericana.

En tal sentido, lejos de describir el funcionamiento de lo que se ha denominado resguardo indígena, Carmen L. Bohórquez, a partir de un lente crítico a las instituciones coloniales, intenta desmontar la noción civilizadora y benevolente que ha mantenido la historiografía tradicional sobre la invasión europea. La práctica “proteccionista” de las tierras ancestrales de los pueblos indígenas venezolanos se convierte así en tema de análisis para evidenciar cómo se han logrado encubrir las violaciones a los derechos humanos y la imposición de un sistema de relaciones de dominación.

Dentro de esta dinámica de coloniaje, la fundación de ciudades en el  territorio americano se convirtió en una política expansionista y de control económico por parte de los primeros grupos de poder. Centrado en el ámbito del territorio venezolano, Hancer González Sierralta nos presenta las relaciones políticas y económicas que conllevaron a la fundación de la Villa de San Antonio de Gibraltar y su vínculo con la ciudad de Mérida a finales del siglo XVI. Una contribución para el estudio de la historia regional y local de nuestro país.

Un segundo bloque, no menos importante, lo constituye el tema sobre el Bicentenario de la Independencia. Hoy, a 200 años de nuestra emancipación política, el Bicentenario se ha convertido en un momento para repensar y revalorizar la verdadera conciencia histórica. Una oportunidad donde las nuevas reflexiones acerca del proceso independentista intentan aproximar- nos al estudio de ciertos temas invisibilizados por la historiografía tradicional. En consecuencia, la Independencia como problema de estudio y motivo de análisis en sus diversas aristas se encuentra presente en este número con los trabajos de Neller Ochoa y Carlos A. Marín M., quienes nos ofrecen una postura crítica ante la historiografía independentista venezolana.

Se cierra este bloque con una investigación que nos permite entender el accionar del Libertador frente a los intereses de las oligarquías y desafectos a la unidad Nuestramericana. Este trabajo es dilucidado por Mónica Tatiana Delgado como punto de reflexión a los cuestionamientos existentes sobre la llamada dictadura de Simón Bolívar en 1828.

El tercer bloque está compuesto por dos investigaciones que dan cuenta de las diversas dinámicas políticas, económicas, sociales y culturales que se presentaron a lo largo de lo que hemos denominado la República oligárquica. Un período comprendido entre 1830 y 1999. De esta manera, el siglo XIX venezolano es abordado por Eduardo Cobos a través del seguimiento de los aportes médicos del caraqueño Guillermo Michelena, personaje que demuestra los diversos avances científicos, tecnológicos y culturales que se desarrollaron en el país a pesar de los conflictos sociales existentes.

En cuanto al desarrollo institucional del país en las primeras décadas del siglo XX, Roger Velásquez trata la evolución histórica de la Contralaría General de la Nación como parte de la modernización estatal de Venezuela. Una investigación que aporta una óptica diferente del período de Eleazar López Contreras.

Finalmente, Nuestro Sur cierra con un bloque referido a los temas actuales, el cual está compuesto por el trabajo de Diana Raby, quien a través de un estudio de las dinámicas políticas de los movimientos latinoamericanos, esboza una reflexión teórica acerca de la figura del líder carismático en los procesos revolucionarios de la región, en especial los casos de Fidel Castro Ruz y Hugo Chávez Frías.

En definitiva, con este número damos continuidad al esfuerzo editorial que promueve el Centro Nacional de Historia de valorizar las discusiones historiográficas que se presentan en la actualidad. Nuevamente, hacemos pública la invitación a que nos acompañen a mantener y mejorar progresivamente los contenidos de esta publicación semestral y arbitrada que, de antemano, seguirá trabajando en la participación y promoción de un debate crítico y responsable para la liberación de la conciencia histórica del pueblo venezolano.

SUMARIO de la Revista Nuestro Sur Nº 2

RESENTACIÓN

RESGUARDOS INDÍGENAS Y DERECHOS HUMANOS. Carmen L. Bohórquez

MÉRIDAY GIBRALTAR. RELACIONES POLÍTICAS Y ECONÓMICAS A FINALES DEL SIGLO XVI Y PRINCIPIOS DEL XVII. Hancer González Sierralta

¿PROPIEDAD O POSESIÓN? EL DILEMA DE LOS REPARTOS DE JOSÉ TOMÁS BOVES (1813-1814).   Neller Ochoa

EL SACUDIMIENTO HACIA LA ANHELADA LIBERTAD: BUSCANDO NUESTRA HISTORIA VITAL PARA CONSTRUIR LA VENEZUELA DEL MAÑANA. Carlos A. Marín M.

BOLÍVAR: LA MAGISTRATURA EXTRAORDINARIA (1828-1830) COMO RESPUESTA A LA TIRANÍA DE LOS PROPIETARIOS. Mónica Tatiana Delgado

INVENCIONES Y ÉPOCA DE GUILLERMO MICHELENA (1847-1868). Eduardo Cobos

EL NACIMIENTO DE LA CONTRALORÍA GENERAL DE LA NACIÓN. HEREDERA DE LA MODERNIZACIÓN ESTATAL EMPRENDIDA EN VENEZUELA POR EL GOBIERNO DE ELEAZAR LÓPEZ CONTRERAS (1935-1941). Roger Velásquez

EL LIDERAZGO CARISMÁTICO EN LOS MOVIMIENTOS POPULARES Y REVOLUCIONARIOS. Diana Raby

RESEÑAS

COLABORADORES

NORMAS PARA LA PRESENTACIÓN DE ORIGINALES

Pulse Acá para descargar la Revista Nuestro Sur N° 2

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: