Historia regional y local del Valle del Tuy

Archivo para la Categoría "Crónicas"

Batallas y combates ocurridos en el Tuy entre 1812 y 1899.

 Por: Manuel V. Monasterios G.

José Tomas Boves, imagen tomada de Wikipedia

 

  Si los grupos sociales dominantes durante la colonia, conocidos como “Los Mantuanos” se hubiese imaginado que la independencia de España le traería tan graves consecuencias, incluso su desaparición como clase social, difícilmente hubiesen dado este trascendental paso. La guerra de la Independencia desató los demonios del odio social reprimidos por siglos, José Tomás Boves es el primer caudillo de una mayoría representada por pardos, libertos, esclavos y blancos de orilla quienes eran considerados por los blancos criollos como gente de baja categoría y con muy pocos derechos.

      Los 14 años que duró la guerra de Independencia permitió que por la vía de las armas surgiera un nuevo liderazgo cuyo máximo representante fue el general José Antonio Páez, esta sangrienta contienda tuvo para Venezuela elevados costos en vidas humanas, se  destruyó  el modelo económico que funcionó durante trescientos años. Para el Tuy marcó el fin del floreciente período cacaotero, origen de todas las fundaciones poblacionales de la región. La mano de obra esclava dejó las haciendas y en muchos casos destruyeron en plan de saqueo los bienes y sembradíos de sus antiguos amos. (más…)

La Parranda de San Juan en Santa Lucía del Tuy.

Por: Juan Ramón Ávila.

Fiesta que se celebra en honor a San Juan “El Bautista”, cuyo día principal es el 24 de junio.

     Según se narra a través de las generaciones pasadas, esta fiesta se origina en los días de la época colonial, donde los amos (blancos criollos) dueños de las haciendas cedían un día libre a los esclavos para festejar, lo hacían en honor a este santo y cantaban al ritmo del tambor, con las raíces que habían traído del Continente Africano, tomaban aguardiente, bailaban y dentro de los cantos habían letras de protesta por el mal trato e injusticias a los que eran sometidos.

    San Juan fue el que abrió el camino para la llegada de nuestro señor Jesucristo, predicó y bautizó en el río Jordán a Jesús, la humanidad necesitaba ese ejemplo divino… El 24 de junio los  tamboreros, cantadores, bailadores, promeseros y pueblo en general se apersonan con alegría sanjuanera, se desbordan en la calle para gozar sanamente.

San Juan Iglesia de Santa Lucía, 1872.San Juan Iglesia de Santa Lucía, 1872.

 ¿CÓMO SE CELEBRA EN SANTA LUCÍA?

     Todos los años se oficia una MISA SOLEMNE.  La imagen del santo es sacada en Procesión alrededor de la Plaza Bolívar del pueblo, acompañados con repiques de campana, toques de tambores, estallidos de cohetes y hermosas mujeres con sus vistosas faldas floreadas a combinación con sus blusas blancas… Hecho el recorrido el santo es conducido de vuelta a la iglesia para finalizar la ceremonia religiosa, se representa el simbolismo del bautizo con aguardiente para que siga la fiesta popular “San Juan El Bautista” entra al templo y “San juancito  El Parrandero” continua la fiesta. 

Procesión de San Juan en Santa Lucía.Procesión de San Juan en Santa Lucía.

DESCRIPCIÓN DEL SAN JUAN LUCITEÑO. 

     La imagen de San Juan fue elaborada hace más de 129 años por el Sr. Luis Alberto Espinoza, por encargo de la madre del Sr. Eduardo Rodríguez (q.e.p.d.) quienes en épocas anteriores organizaban la parranda… Mide 90cms de alto, acompañada de una oveja, en la mano izquierda lleva una bandera con los colores rojo y verde, junto a los pies se encuentra un libro…   “El Parrandero” es de menor altura trae un sombrero de ala ancha rojo y verde, una bandera en su mano izquierda, trae verde con apliques rojos, una capa con la misma combinación… La imagen va colocada sobre una mesita, cuyos bordes están cubiertos con faralá (faralaos) rojos y verdes… Al San juancito se le baila y se le canta al ritmo de los tambores, los promeseros son los encargados de conducirlo sobre la cabeza durante el tiempo que dura la fiesta, hoy día pueden ser hombres o mujeres… Los participantes danzan y gozan y tocan por devoción en pago de alguna promesa cumplida, otros intervienen sencillamente por diversión. Los parranderos recorren las calles y visitan las casas de los promeseros, amigos y conocidos, entregando la bandera al cabeza de hogar, allí se atiende y agasaja con bebidas o dinero en efectivo como contribución a la fiesta.  Los toques o sones de tambor más conocidos en el pueblo Luciteño son: “El Caminero”, “El Redondo”, “La Yinca”, “El Corozo” y la “Pica Pica”. 

“Toloololé, tolololé, tolololá

como soy parrandero,

ninguno lo va a negar”.

Procesión del San Juancito en Santa Lucía.Procesión del San Juancito en Santa Lucía.

BAILE DE TAMBOR TUYERO.

     Se manifiesta de varias formas… “El Caminero” lo entonan dos cantantes de adelante por turnos, hombre y mujer y un coro les contesta ye, ye, ye, ye, ye, ye, ya… y se tongonean al ritmo del tambor de dos o tres golpes; luego llega el momento y se hace una rueda, parándose a “El Redondo”, las mujeres hacen fila de un lado y los hombres del otro, entonces le toca al jefe de la parranda abrir el camino y sale sombrero o pañuelo en mano doblando las rodillas y al compás del tambor e invita a la primera mujer que al levantarse el vestido acosa al bailarín ofreciéndole sus caderas como carnada de fuego para luego meterle una zancadilla y continuar con el baile, una nueva pareja brinca al redondel, a veces un hombre rueda por el suelo y la mujer lo ventila con su falda mostrándole una vista de sus piernas.  Continúa la contorsión al ritmo del tambor y la mujer estrecha al hombre con el trasero… “Al que no lo tumba, vuélvelo a tumbar”; pero este se sale porque  es una trampa para echarlo a rodar, lo cual constituye una gran alegría de los bailadores y emociona al público que no baila pero acompaña la parranda durante el día y la noche en la que se entregan una gran fiesta del folklore tuyero y mirandino… “La Pica Pica”, consiste en simular que le cayó pica pica y se sacuden con fuerza hasta caer al suelo, lo cual es celebrado con gran algarabía… Las parrandas, más famosas que llenaron toda una época fueron:

     En La Vega: José María Rodríguez, Eduardo Rodríguez, Tomasito Rodríguez, Eduardo Hernández, Luisito Rodríguez, Tomás Rodríguez “Cuchillo”, Luis Lovera, Heliodoro Gómez, Baudilio Méndez, Pilar Piñango, Dominga y Emiliana Sifontes, Zoa Hernández, Luciana Hernández de Ojeda, Blascina Pereira, Catalina Hernández, María Scott, Federico Palacios “Pata e Mono”, Maximina e Irene Méndez y José Cisneros.

     En Tun Tun: Sabino, Jesús y Rafael Navas, Ricardo Barrios, Martínez Aguilar, Blas Castillo, Manuel Monsalve, Julio Bolívar, Julian Naguanagua, Cirilo Correa, Pastor Velásquez, Santos Echenique, Luis Nava, Ernestina González, Isabel Mondragón, María Bolívar, Hermanas Bolívar, Julia Villegas, Elba Correa, María Díaz, Jacinto “Tico” y Antonio “Toño” Bolívar.

    En Pueblo Arriba: Abel Franquiz, Dionisio González, Felipe González, Alfonso González, Erasmo Martínez, Pablo Martínez, Domingo y Víctor Aramburu, Yiyo, Luisa y Ana María Machillanda, Felipa y Modesta Mejías, Francisco Daniel “Maestro Pancho”.  En Las Adjuntas: José Pereira, Hildo y Juan Durán, Antonio y Emilio Gómez, Gabriel y Andrés Vegas, Juan Navarro, Julio Fernández, Juan Bedo Palacios, Hermanas Pereira, Hermanas Gómez, Hermanas Volcán.

     Otros Conocidos: Nicolás Espinoza, Domingo y Manuel Martínez “Los Muertos”, Juan Velásquez “Choreto”, Rómulo Planchard, Carmen Rodríguez, Juan Luis ávila, Lesbia Gómez, Helena Centeno, Milagros y Liliana Machillanda y muchos que se escapan a la memoria.

     En Soapire: Jorge, Tomás, Miguel y Alfonso Sandoval, Francisco Cambera, José Rosario Cisneros, Jesús María y Mercedes Pino, Santiago y Eduardo Rodríguez, Basilio Tovar, Isabel Pérez, Luisa Sandoval, Matilde Ramírez, Sofia Barrios, Antonia Rodríguez, Gregoria Coronel, Milagros Marín, Luisa, Rodolfo, Odalis y Cecilia Pino, Dignoris Sosa, Alejandrina Isturiz, Martha Gutiérrez, Saida Guzmán, Raiza Osorio, Domingo Tovar, Marycarmen Alfonso, Rosario Guzmán, Omar Acosta, Julio Ramírez, Segundo Marín, Jerónimo Rivas, Encarnación Vielma, Vestalia, Juana y Irene Díaz, Genara Coronel, Leopoldo Muñoz, Sr. Chacoa  y así, se seguirán escribiendo la historia de esta tradición con sincretismo popular y religioso. 

Vestimenta típica para bailar al ritmo del tamborVestimenta típica para bailar al ritmo del tambor.

EL VIEJO SAN JUAN DE SOAPIRE.

     Quiero aprovechar la oportunidad para darles a conocer un material de investigación muy valioso firmado por Carlos Chacoa Arguinzones y otros… Se refiere a los orígenes de la conocida población de SAN JUAN DE SOAPIRE, según acta que reposa en los archivos del Registro Municipal de Caracas, Libro “Tierras”, tomo 4, año 1.730, varios miembros de la Compañía Guipuzcoana, junto con un grupo de esclavos tomaron las tierras de Soapire el 16 de junio de 1.730 con el fin de explotarlas, ya que las mismas eran propias para el cultivo del añil y otras especies, como la yuca que le extraían el almidón y era enviado a España. Las primeras familias los Blandinez, los Romero, los Días, los Pedrozas, los Riveros, los Barrios y otros… Se erigieron como fundadores y le pusieron por nombre SAN JUAN DE SOAPIRE.

     Los predecesores indígenas de estas tierras ya hacían sus actos festivos con tambores y flautas, esas costumbres se modificaron con la llegada de los negros esclavos, así apareció un tambor hindú traído de áfrica, bajo este influjo se alegraban y emborrachaban, ese tambor hindú da origen al que se toca hoy en día,  llamado yinca o tambor redondo… Desde aquellos remotos tiempos precoloniales se vienen celebrando los tambores de Soapire en honor a San Juan Bautista, donde los amos daban un día libre a los esclavos para celebrar, cantar, bailar, bajo el influjo del rítmico tambor africano… El 23 de junio de 1.960 fue traída por primera vez a Soapire la imagen de San Juan Bautista, donada por el Sr. Carlos Chacoa, viejo dirigente agrario.

Ocumare del Tuy en 1825, “Historias Mirandinas”

Por: Juan de Dios Sánchez.

     Las tierras y poblados que forman hoy el municipio Tomas Lander de los Valles del Tuy eran, en 1825, tierras del llamado Cantón de la Sabana de Ocumare, que limitaba con los cantones de Santa Lucía por el este y con el de Petare, al sur con los cantones de San Sebastián y Orituco y al norte y oeste con los de Caracas y La Victoria. Su capital era la ciudad de Ocumare que había sido erigida parroquia eclesiástica el 7 de febrero de  1693 y tenía una superficie de 23 leguas cuadradas, cuyas tierras fértiles y clima templado pero agradable la hacían ser el centro de acción de la zona.tomas 

     El cacao era la principal producción de setenta de sus haciendas en las que se alzaban, ricas y pródigas, casi 800 mil arboles de cacao. La producción de café iba en segundo lugar ya que, en casi 80 plantaciones se superaban el millón 700 mil árboles de café. La producción de añil, de caña de azúcar, de arroz, maíz y algodón completaban una zona de alta calidad y riqueza. Más de 30 haciendas de café, servían como eficientes productores mientras que los plátanos, cambures, yuca y muchas otras plantas y raíces alimenticias completaban el círculo de producción que permitía una buena calidad de vida para sus habitantes.

     La Sabana de Ocumare tenía bueyes, mulas de cargas, burros, caballos, yeguas, más de 50 mil reses, cabras, carneros y cerdos completaban el cuadro de animales de tarea y de alimentos. Abundaba la cacería mientras que sus bosques, producían maderas de gran calidad estando limitada su producción mineral a almagre, piedras de chispa y yeso.

     El Cantón Sabana de Ocumare estaba formado por cinco parroquias que eran Ocumare, San Francisco de Yare. Cúa, Charallave y Tacatá, de cuyas ubicaciones guarda la crónica de aquellos tiempos deliciosas descripciones donde se destacan de modo esplendido sus ríos y quebradas y otros accidentes geográficos.

     Casi once mil personas donde se sumaban más de 6800 mujeres libres o esclavas, ya casadas, solteras, párvulas y jóvenes así como 5 sacerdotes y más de 1800 hombres entre libres y esclavos era la base poblaciones de Ocumare en 1825. Casi tres mil niños completaban la cifra señalada de 11000 habitantes en las parroquias de la Sabana de Ocumare en 1825.

Los dos himnos del estado Miranda

Por: Juan de Dios Sánchez.

     Con mucha autoridad en la voz, un viejo y noble amigo tuyero, me señalaba cuando conversábamos de todo tipo de cosas en su casa de Ocumare del Tuy:

     “El caudillismo es la enfermedad de la Venezuela que tú narras y en nuestro estado Miranda, en una cosa sagrada como es el Himno del estado, ese problema se evidenció tanto que… ¿tú no lo sabías? El estado tuvo dos himnos.

     Le manifesté que no lo sabía y me contó que, allá en los días de don Cipriano Castro, a quien los mirandinos le decíamos “Aclamado de los Pueblos”, el presidente del estado Miranda era el general Mariano García este le encargó a un poeta, muy bueno, por cierto,  y muy fino además, en eso de escribirle bellos elogios a Castro, para que redactara una letra para el himno de la entidad federal que destacara la figura del héroe invicto de los Andes. Aquello fue en 1905, a principios del año, cuando el poeta llamado Ayala Bofill recibió la encomienda y rápidamente, el 22 de mayo de 1905, fue decretado el Himno del estado que exaltaba las virtudes de Castro con aprestos marciales y heroicos.

     En el Himno se le llama “invencible guerrero”, de “glorioso fulgor la espada y quien asegura la paz a la nación”. Le bautizamos “Fundador de la Paz”  que fue el título del poema de Ayala Bofill y se estrena el Himno del estado en medio de la admiración de aquellos gobernantes y seguidores del dictador.

      Desde el 22 de mayo de 1905 cuando fue decretado “El Fundador de la Paz”  como el Himno del estado hasta el 2 de diciembre de 1910 cuando fue decretado el que tenemos, pasaron más de cinco años. Ya, en diciembre de 1910, la composición poética de Jacinto Añez con música del maestro petareño Germán Ubaldo Lira, fue proclamada como Himno del estado pasando el que venía sonando al olvido.

      En el nuevo Himno del estado, tocado por primera vez en un acto solemne en la Gobernación del estado que estaba ubicada aquí, en Ocumare del Tuy, bajo la dirección del propio maestro Lira, se notó la fuerza del Generalísimo Francisco de Miranda en todo el texto de la pieza, en la que se señalan grandes valores humanos, esenciales en la estructura de este tipo de composiciones.

     Todos los mirandinos hemos oído, en varias ocasiones el Himno del estado. Todos nos hemos sentido emocionados con el giro hermoso de su melodía y con la profundidad de su letra y mensaje: “Gloria al Héroe Inmortal que destaca su bizarra figura en la Historia; del Cenit a la negra Carraca como pródiga fuente de gloria”.

     De esa forma comienza el himno mirandino y nos deja, un mensaje digno de la grandeza del infortunado Mariscal de la Gironda, cuya figura sublime, se hunde en nuestros comienzos de nación. Dos líneas de buen verso, lo realzan a plenitud:

                                     

          Ante el odio y el crimen

           Su deber es luchar.

                     

     De este modo me asegura el amigo tuyero se hizo justicia pero “para que lo sepas este estado tuyo, este estado mío, este estado Miranda tuvo dos himnos.”

El Burro Tuyero.

Por: Manuel V. Monasterios G.

     Desde la época colonial los burros del Tuy tenían fama de ser  excelentes medios de carga por su fuerza y docilidad. Famosos fueron los criadores de burros de Tácata y Ocumare, los  arrieros  eran responsables de transportar toda la producción agrícola y pecuaria del Tuy a Caracas y de la capital  a éstos valles, las exquisiteces que venían del extranjero, como la harina de trigo, el queso amarillo, las sardinas y las telas, botones e hilos  para elaborar los trajes, liquiliques, camisones y polleras. Todo circulaba a lomo de burros enjalmados.

Caminos Venezolanos Arreo de Burros en 1920 - tomado de Miguel Tinker.comCaminos Venezolanos Arreo de Burros en 1920 – tomado de Miguel Tinker.com.

     Tener burros significaba tener dinero y prestigio, un arreo de 12 burros era un capital para la época, esa profesión de arriero la acabaron los autos y camiones, lo mismo ocurrió con el ferrocarril de Caracas a Ocumare que había aliviado el trabajo de los reputados burros tuyeros.

      Definimos el burro científicamente  como asno, burro o jumento, si es joven pollino   (Equus africanus asinus)  de la familia de los équidos. Domesticado en África a principios del V milenio antes de Cristo, por cierto Jesús entró en Jerusalén para cumplir su Misión Divina  en el lomo de un burro y es recibido con palmas, con lo cual origina la conmemoración del Domingo de Ramos de la Semana Santa. El Génesis no aclara el medio utilizado por Caín para dar muerte a su hermano. Probablemente se deba a una confusión con el pasaje bíblico donde Sansón acaba con un ejército filisteo armado con una quijada de Burro.

     El burro desde épocas inmemoriales ha sido calumniado utilizándolo como símil o  el  símbolo de la ignorancia. En  una obra de Sueños de una Noche de Verano, el burro es un personaje interesante, otras obras de la literatura universal como EL Burro Flautista de Iriarte. En la obra Pinocho los niños visitaban una isla de juegos y se convertían en asnos. El burro ha sido un personaje simbólico desde Los Veda hasta llegar  a García Márquez, pasando por el famoso personaje Sancho Panza de Don Quijote, quien acompañaba al caballero de la triste figura en  su  jumento que llamaban El Rucio.

     Es famoso el burro Platero, de la obra de Juan Ramón Jiménez “Platero y Yo”. En el Libro de 1945 “Rebelión en la Granja” de George Orwell, el burro Benjamín representa a la clase intelectual, consciente de la manipulación de Napoleón, pero que no se hace parte de la crítica, por lo que manifestaba que los Burros viven muchos años. El asno es el animal que simboliza al Partido Demócrata de los Estados Unidos. El Dr. Fermín Luque recoge en uno de sus libros de tradiciones charallavense  la historia del “Burro Mentol”

BURRO Y CAMPESINA.BURRO Y CAMPESINA, oleo – Tomado de mirarte.blogspot.com.

     Uno de los primeros joropos tuyero que se llevó al acetato en discos de 78 r.p.m. se llamó La Burra en la voz del fallecido “cantador” Quintín Duarte. Que decía: Joy  soo joy soo que la burra me tumbó”

ARREO DE BURROS 1910Arreo de Burros entrando a Caracas, año 1910.

     Para terminar me refiero a dos hechos históricos de ayer.  En la Caracas de 1815, por escasez de carne de vacuno generada por la guerra de Independencia, el Capitán General Salvador de Moxó y Cuadrado obligó, por decreto, a comer burro a los caraqueños. A comienzos de la década de los cincuenta, por el exceso de burros desocupados a unos italianos sin escrúpulos, beneficiaban (mataban) burros clandestinamente y los vendían como carne de ganado, Este hecho inspiró un joropo tuyero  cantado por el gran “cantador cueño”: Pancho Prin que decía: “Yo tenía mi burro cano y me lo mató un italiano”.  El burro siempre se mantendrá vigente mientras exista quien cometa dislates al hablar o escribir.

CRONISTAS MEMORABLES DE LOS VALLES DEL TUY

Por: Isaac Morales Fernández

Rafael Fuentes González: Cúa, 24-05-1921 – Caracas, 30-07-1994. Comerciante y aprendiz de telegrafista, tempranamente se dedicó al estudio sistemático de la historiografía de su población. Fue cofundador de la Sociedad Bolivariana de Cúa y de la Asociación para el Rescate del Acervo Histórico y Cultural de los Valles del Tuy. En tal sentido, su labor cultural fue extensa a pesar de no haber podido publicar en vida. Su libro Pedacitos históricos de Cúa fue publicado postmortem en el año 2001.

Rafael Fuentes GonzálezRafael Fuentes González.

Narciso Simón Rodríguez Guevara: Ocumare, 29-10-1923 – Guatire, ???? Educador de vocación y poeta. Ejerció la docencia tanto en su pueblo natal como en la población de Guatire, donde finalmente se radicó en los años sesenta, pero manteniendo siempre estrecha relación con los Valles del Tuy. Publicó Retazos. Microbiografía de Ocumare del Tuy en 1954, los poemarios Mechón de oro, Retazos líricos y Caminos, la novela Huellas de olvido y el ensayo histórico El hombre venezolano y su historia.

Narciso Simón Rodríguez GuevaraNarciso Simón Rodríguez Guevara.

Juan José Flores: Turmero, Estado Aragua, 12-06-1926 – Ocumare del Tuy, 22-02-2004. Residenciado desde muy joven en Ocumare del Tuy, ha sido hasta ahora el primer  Cronista Oficial del Municipio Tomás Lander. Formó parte de la Sociedad Bolivariana del pueblo de Ocumar del Tuy y de la Sociedad Bolivariana de Venezuela, así como también formó parte de la junta directiva de la Sociedad de Cronistas del Estado Miranda. Publicó los libros históricos Ocumare del Tuy y Recopilación de la parroquia eclesiástica San Diego de Alcalá, entre varios otros. Ocumare del Tuy aún recuerda al Gran Maestro.

Juan José FloresJuan José Flores.

Manuel Germán Díaz Freites: Agua Blanca, Estado Portuguesa, 27-07-1926 – Santa Teresa del Tuy. Luego de una carrera en la educación y en la justicia, se mudó a Santa Teresa del Tuy en los años sesenta para trabajar como tesorero del Consejo Municipal y secretario del juzgado de esta población. En Santa Teresa se dedicó a la investigación de los temas locales, convirtiéndose rápidamente en una referencia para todos los investigadores de la época, por lo que fue considerado entonces como el primer cronista de la población. En 1971 publicó el libro Santa Teresa del Tuy por la Asamblea Legislativa del Estado Miranda, en el marco de la celebración del bicentenario de la elevación de este poblado a Parroquia. Otras entrevistas y conversaciones con él están reseñadas en buena medida en la tesis de 1989 Valles del Tuy medio, su geografía, historia y folklore en la parte correspondiente a Santa Teresa del Tuy, a cargo de Yrene Fernández.

Adolfo Angulo Pérez: Cúa, 27-09-1927. Fue el cronista oficial de esta población desde 1975, aunque está jubilado debido a su avanzada edad. Fue concejal de su población y esencialmente escritor colaborador para varias revistas y periódicos de diferente índole en los Valles del Tuy. Fue miembro fundador de la Sociedad Bolivariana de Cúa en 1980 y ha sido condecorado repetidas veces por su larga y amplia trayectoria investigativa. Publicó los libros A 307 años de la fundación de Cúa; Cúa de ayer, Cúa de hoy y de siempre; 25 bellos motivos de Cúa, 12 grandes hijos de Cúa. También ha escrito novelas que han sido parcialmente publicadas y muchos otros libros breves sobre la historia de la población, convirtiéndolo hasta ahora en el cronista más prolífico del Tuy.

Adolfo Angulo PérezAdolfo Angulo Pérez.

Santiago Navas Morales: Santa Lucía, 17-08-1929 – 04-04-1995. Sastre, comerciante y luego periodista devenido finalmente en Cronista Oficial de su población, ya que adquirió reconocimiento inmediato como el cronista más conocido y conocedor de los Valles del Tuy al publicar en 1971 Anécdotas y gente de Santa Lucía, libro que se constituyó en un hito entre los libros históricos sobre los Valles del Tuy por ser el primero de gran envergadura (más de 200 páginas), demostrando un profundo conocimiento sobre la historia de su terruño y que le sirvió precisamente para obtener el cargo oficial. Su actividad cultural fue extensa e incansable hasta el último día de su vida. También publicó Santa Lucía de Pariaguán.

Santiago Navas MoralesSantiago Navas Morales.

Francisco Barreto: San Francisco de Yare, 04-09-1930. Primer cronista oficial de su población, su labor investigativa llevada a cabo de manera autodidacta le ha servido para ser hoy el más antiguo cronista oficial activo de los Valles del Tuy (desde principios de la década del 70). Trabajó en la educación sanitaria por más de treinta años. Publicó en 1972 el poemario Mensajes y poemas, así como numerosos folletos y libros de bolsillo sobre la historia de Yare y de sus famosos Diablos Danzantes. Igualmente ha asesorado multitud de libros y enciclopedias sobre la cultura venezolana precisamente en las secciones correspondientes a su pueblo natal. Es también miembro de la Academia de la Historia del Estado Miranda.

Francisco BarretoFrancisco Barreto.

Fermín Luque: (Charallave, 1930) Periodista y Abogado, egresado de ambas carreras de la UCV. Dedicado a la vida política, promotor deportivo, escultor, poeta y finalmente Cronista Oficial de su población hasta la fecha de su separación de dicho cargo. Fue presidente del Centro de Historia del Estado Miranda, del Ateneo de Charallave, y de la Sociedad Bolivariana del Municipio Cristóbal Rojas, primer presidente del Consejo Municipal de Charallave, primer secretario del Colegio de Periodistas del Estado Miranda, jefe de prensa de la Asamblea Legislativa del Estado Miranda y colaborador para múltiples libros, revistas y periódicos relacionados con los Valles del Tuy. Es miembro de la Academia de la Historia del Estado Miranda, habiendo sido su Director en dos períodos consecutivos. Ha publicado casi una decena de libros relacionados con la crónica, así como la plaquette de poesía Oración a Bolívar.

Fermín Luque OlivoFermín Luque Olivo.

Juan Ramón Ávila: Caracas, 14-03-1944. Criado desde la niñez en Santa Lucía, Municipio Paz Castillo de los Valles del Tuy, es hoy el Cronista Oficial de esta población, sucediendo al desaparecido Santiago Navas Morales. Titulado Maestro Normalista en el Instituto Mara de Ocumare del Tuy, estudió luego Educación Artesanal en Caracas en los años sesenta. Fue Fundador del Centro Profesional Santa Lucía y obtuvo el título de Profesor en el Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio. Jubilado de la docencia como Director del Liceo Dr. José F. Torrealba, se capacitó en Conservación del Patrimonio Histórico en el CELARG en 1997. Ha publicado cinco libros sobre la historia de la población luciteña, entre los que destaca la peculiar Historia de la música contemporánea en Santa Lucía. En 2006 fue nombrado Miembro Correspondiente de la Academia de la Historia del Estado Miranda.

Juan Ramón ÁvilaJuan Ramón Ávila.

Hilario Monterrey: Caracas. Desde muy joven, en 1950 habita en Charallave, dedicándose desde entonces a la investigación histórica. Fue nombrado Cronista Oficial de Charallave al salir jubilado Fermín Luque, a finales de los años noventa. Se ha destacado como locutor de un programa radial ya de gran trayectoria: “Las cosas de Hilario”. Aunque ha mantenido un trabajo radial de largos años, es gracias a sus constantes publicaciones hemerográficas que obtuvo el mérito de ser nombrado Cronista Oficial del Municipio Cristóbal Rojas.

Hilario MonterreyHilario Monterrey.

Manuel Vicente Monasterios: Caracas, 30-01-1945. Inicialmente instructor de Educación Física y especialista en natación a nivel universitario, egresó luego como Profesor de Castellano y Literatura del Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio en 1978 y cursó estudios de Derecho en la UCAB. Fue directivo del Centro Profesional de Cúa y ejerció la docencia por años en distintos liceos del Tuy. Ha sido articulista para varios medios informativos tuyeros. Actualmente es presidente de la Asociación Civil Tucuy, dedicada a la investigación de la historia regional, y recientemente nombrado miembro de la Academia de la Historia de Miranda. Acaba de publicar su primer libro Cuentos de ayer, de hoy y de siempre. Leyendas y consejas de Cúa. Toda esta vasta actividad le hace ser merecedor del título de Cronista Oficial del Municipio Urdaneta, ya que luego de la reciente jubilación de Adolfo Angulo Pérez, nadie ha continuado en ese cargo.

Jesús Antonio Silva Irazábal: Santa Teresa del Tuy, 02-01-1948. Topógrafo de profesión, habiendo estudiado en la UNA y en el Colegio de Ingenieros, se dedicó al estudio historiográfico y cartográfico de su población natal. Logró con éxito dos publicaciones antes de ser nombrado Cronista Oficial del Municipio Independencia muy recientemente, para suceder a un brevísimo y nada memorable ni fructífero Alí Alemán, quien fuera cronista oficial de esta población durante unos pocos años. Entre las publicaciones de Jesús Silva Irazábal destacan Santa Teresa del Tuy. Cronología (con segunda edición revisada y aumentada) y Santa Theresa, más de 235 años, publicado hoy también en internet. Ha sido colaborador para muchos libros, revistas y periódicos relacionados con los Valles del Tuy. Publicó en 2002 sus páginas web Aspectos Geográficos e Históricos de las Tierras Mirandinas y Santa Theresa, más de 235 años. También ha sido nombrado recientemente miembro de la Academia de la Historia del Estado Miranda y forma parte de la Sociedad Bolivariana de Santa Teresa del Tuy.

Jesús Antonio Silva IrazábalJesús Antonio Silva Irazábal.

HISTORIA DE LA MÚSICA CORAL EN SANTA TERESA DEL TUY

Por: Isaac Morales.

     El primer pueblo de los Valles del Tuy en tener un orfeón o agrupación coral fue precisamente Santa Teresa, en 1960. El 28 de mayo de ese año un grupo jóvenes encabezados por Pastora Ríos, Gisela Alcalá, Gilberto Alcalá, Santiago Gudiño, Libia Méndez, Matilde González y sus hermanos, los hermanos Mejías, entre otros, habían decidido contactar al destacado músico y coralista venezolano Pedro Liendo para fundar, ese día, el Orfeón Santa Teresa, con sede en el Club Social Cultural, hoy Casa Municipal de la Cultura “Juan España”. Los primeros dos años fueron principalmente de preparación y llegaron a presentarse varias veces en actos culturales en el pueblo recibiendo gran ovación. En 1962 el maestro Pedro Liendo debió abandonar el orfeón. Ese año toma la dirección el maestro Hugo Corsetti, y en 1963 tomó la dirección el talentoso profesor Juan Bautista Medina, pero en 1964 entraron en un largo receso, hasta reunirse en veinticinco años después, en 1989. Como homenaje a su primer director, el Orfeón Santa Teresa cambió su nombre a Orfeón “Pedro Liendo”.

     Una persona que recién regresaba después de largos años de ausencia en la población, Pedro Gerardo Suárez, llegó con la intención de formar otro coro, y para ello convocó al antiguo “Pedro Liendo”, así como a otras personas. Sin embargo, cuentan los integrantes del “Pedro Liendo” que tuvieron graves diferencias con Suárez, así que este los expulsó del coro y creó una agrupación llamada Orfeón “Luis Laguna”. Fue una dura experiencia para el “Pedro Liendo”, quienes decidieron seguir intentando revitalizar su histórica labor cultural, y lo lograron en 1990 con la profesora Carmen Omaira Piñango, con quien trabajaron exitosamente durante cuatro años. Este fue sólo el inicio de un largo andar en la historia de la música coral tereseña, que tendrá, aún hasta hoy, a la extensa familia de los Mejías, siempre a la vanguardia del canto coral en la población. En 1994 regresa el profesor Juan Bautista Medina por un breve tiempo, le organizan un memorable homenaje, pero luego él les deja bajo su recomendación al joven destacado director coral Cristian Malvar, quien le dio un estilo peculiar al histórico orfeón, enfocándolo principalmente en la interpretación de música sacra.

     También en esa época entró toda una nueva generación de coralistas al “Pedro Liendo” incluyendo los descendientes de las familias Mejías y González. Entre los integrantes del histórico Orfeón “Pedro Liendo”, destacaron Rosa Rodríguez de Solórzano, Edmundo González, Marcos González, Neftalí Taborda, Olga Santaella, William Ramos Morales, Julio López, Alfredo Mejías, Pedro “Perucho” Siso, Dilia Palacios. También en varias oportunidades compartieron tarima con el Polifónico “Santa Lucía”, de esa vecina población, fundado por el profesor Julián Lares en 1962.

Orfeón Santa Teresa, 1960 en Televisora NacionalOrfeón “Santa Teresa”, en la Televisora Nacional Canal 5, en 1960.

     No fue sino hasta 1985 que surgió una segunda agrupación coral, cuando se reunieron para un quinteto vocal-instrumental Yrene Fernández, Fidel García, Wilfredo Morales, Miguel Aybar y Elibel de Aybar. Cabe destacar que Yrene Fernández llegará a convertirse en una de las principales figuras del canto coral tereseño, proviniendo del Movimiento Coral del estado Aragua de los años setenta, y de la Cantoría “Antonio Estévez” de la CANTV Caracas, prestigiosamente dirigida por el maestro Juan Carlos Núñez, llegando a participar en montajes tan importantes como la Cantata Criolla y el Mesías de Häendel, trayendo así toda su experiencia como soprano a la población. Sin embargo el grupo tuvo poca trayectoria, pues en 1987, con el apoyo del profesor Gustavo Solórzano, siempre activador cultural de la población, y la organización de la misma Yrene Fernández junto a Fidel García, José Zammataro, Maigualida Trujillo, Robert Ramos y Lucía García, entre otros, fundan la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy”, bajo la dirección del entonces joven destacado músico caraqueño Pedro Antonio Silva, ensayando en las instalaciones de la Prefectura, espacio hoy destruido e inundado de contaminación, diagonal a la Casa Parroquial. Por aquella época el Orfeón “Pedro Liendo” se hallaba inactivo por el exceso de ocupaciones de su director, que era aún Medina. Sin embargo, fue precisamente la fundación y promoción de la Coral Municipal, lo que motivó a aquellos viejos integrantes a reunirse para reactivar el primer orfeón tereseño.

     Mientras tanto, la Coral Municipal tuvo una muy activa vida durante más de una década. En 1989, su dirección pasó a manos del destacado músico, también caraqueña, Abigaíl Gutiérrez. Ensayaron en diferentes sedes, tales como el Preescolar “Blancanieves”, en el Colegio “Padre Manuel Cañizares”, en la Escuela Básica “Juan Román Valecillos”, en el Club de Leones, en el liceo “José Leonardo Chirino” y finalmente, gracias al sempiterno apoyo de Gustavo Solórzano, se establecieron desde 1996 definitivamente en el Centro de Animación Cultural “Federico Bello Klye” adscrito al CONAC, sede coordinada entonces por él, hoy sede municipal del Ministerio del Poder Popular para la Cultura. Desde 1991-‘92, la dirección de la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy” había pasado a manos de quien sería su más importante y reconocido director, el talentoso músico tereseño Ángel Luis González, que venía de ser tenor en la misma coral. Bajo su dirección la Coral Municipal participó en múltiples conciertos en varios estados del país y en la capital, y por supuesto  en  varias  poblaciones del estado Miranda. 

     En diciembre de 1993 se llevó a cabo en la población el que tal vez haya sido el evento más importante en la historia de la música coral tereseña. La Coral Municipal y el “Pedro Liendo (el Orfeón “Luis Laguna” no quiso participar) se reunieron para presentar en la iglesia de Santa Teresa del Tuy la “Misa solemne” del reconocido músico cueño Evencio Castellanos, una pieza coral sacra de aproximadamente dos horas acompañada del ritual común de la misa católica. Esta obra quedó grabada en la memoria de todos los músicos de la población puesto que fue un evento sin precedentes, cautivando a un público numeroso durante varias presentaciones. Ambas corales también participaron juntos en el montaje de la “Misa Pontificalis” junto al Coro del Congreso Nacional, dirigidas las agrupaciones por Octavia Issac, así como en el montaje de las obras maestras de la música sacra “Ave verum corpus y Panis angelicus”.

     En 1996 la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy” grabó un disco compacto promocional en el antiguo estudio del famoso músico Gerauld Sánchez, que quedaba en el sector El Paují de San Francisco de Yare. En 1998 Ángel Luis González dejó la dirección de la Coral Municipal por razones personales y tomó la dirección el destacado director Luis Barrios. Hay que mencionar que Ángel Luis González se ha destacado más recientemente como directivo del Sistema Nacional de Orquestas en los diferentes núcleos de los municipios tuyeros. Por aquella época, finales de los noventa, por razones que aún se desconocen, la alcaldía del Municipio Independencia le quitó el subsidio tanto a la Coral Municipal como al “Pedro Liendo” y sólo permaneció subsidiado el desde entonces Orfeón Municipal “Luis Laguna”. Al cabo de un tiempo, el director Cristian Malvar, luego de organizar el concierto homenaje a Juan Bautista Medina, debió abandonar el Orfeón “Pedro Liendo”, agrupación coral que, ya entrado el siglo XXI, quedó en inactividad total, pero pasando a la historia con un récord de miles de presentaciones a lo largo de cuarenta años de loable trayectoria.

Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy”. 1993 apróx.Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy”. 1993 apróx.

     A mediados de la década de los noventa surge, bajo la dirección del luciteño Julián Lares, la Coral de la Empresa Hermo de Santa Teresa del Tuy, que más adelante pasaría a ser dirigida por la importante músico ocumareña Carmen Omaira Piñango.

     Algunos de los integrantes de la segunda generación del “Pedro Liendo” ingresaron entre 2000 y 2001 a la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy”, aún bajo la dirección de Luis Barrios, quien para 2002 debió abandonar la dirección.

     También a mediados de los noventa se inician, bajo la dirección de esa gran músico “uruguayo-tereseña” Mabel González, los Niños Cantores de Santa Teresa, hoy día bajo la dirección de Pedro Gerardo Suárez. Bajo la dirección de la profesora y pianista Mabel González (hoy también profesora en el Sistema Nacional de Orquestas Núcleo Santa Teresa), iniciaría su larga y exitosísima trayectoria en el canto, el joven Hernán Alcalá, quien se destacaría luego tanto como solista como coralista y recientemente como tal vez el mejor director coral que ha dado nuestra población, debido a su formación ya internacional y sus grandes éxitos artísticos en el área del canto y de la dirección coral, dejando en alto en varios países del mundo no sólo a nuestra población, sino también a nuestro país.

    Otra agrupación coral tereseña surgida a mediados de los noventa, fue la Coral de “Elecentro” (la compañía de electricidad), bajo la dirección de Ángel Luis González, y teniendo como uno de sus principales integrantes, por trabajar allí, al destacado tenor coral tereseño Robert Ramos, de la Coral Municipal. Además, durante algún tiempo existió a finales de esa década la Coral de la Casa Parroquial, dirigida por Regina Delgado, hermana de un exintegrante de la Coral Municipal, Bartolomé Delgado.

   Entre aquellos integrantes de la Coral Municipal “Santa Teresa”, durante los noventas, destacaron Yelitza Ramos, Yolibel Corrales, Maribel Corrales, Bartolomé Delgado, Hernán Alcalá, Néstor Fernández, Iván Espinoza, Isaac Morales, las hermanas Blanco (Mirna, Luisa, Lisbeth), así como los fundadores ya nombrados. Igualmente, entre los integrantes del “Pedro Liendo” de la segunda generación destacaron Astrid Solórzano, Rafael Mejías, Rafael Mejías Jr., Eliana Mejías, Engels Siso, Stalin Siso…

    Durante estos años, el Orfeón Municipal “Luis Laguna” tuvo alguna actividad con presentaciones en los municipios del Tuy, con recordados integrantes como  Betty Montagnoni, el señor Ramiro, Yolanda de Niño, la joven Maoli, entre otros.

  En 2002, la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy” volvió a quedar sin director, mientras la familia Mejías se había conformado como la Coral de los Mejías. Asumió entonces la dirección de la Coral Municipal el talentoso joven tenor Hernán Alcalá. Ese mismo año, Hernán Alcalá propone fundir la Coral Municipal con la Coral de los Mejías, y así nace la Agrupación Coral “Tetracordium”. 

Agrupación Coral Tetracordium. Casa Municipal de la Cultura “Juan España”, 2008.Agrupación Coral Tetracordium. Casa Municipal de la Cultura “Juan España”, 2008.

     Tetracordium ensaya con nuevo estilo, a la vanguardia de la música coral mundial y llega a ganar, en 2003, el Certamen Mayor de las Artes y Letras Capítulo Canto Coral, organizado por el Ministerio de la Cultura, a nivel del Estado Miranda, representando a todo el estado ante el certamen nacional. “Tetracordium” ha representado al municipio en varias partes del país, con un éxito rotundo. Sin embargo, Hernán Alcalá deberá abandonar el coro en 2007 por sus estudios musicales en el exterior. En 2008, por un breve período Ángel Luis González dirige este coro, pero actualmente, en 2009, ha asumido la dirección, provisionalmente, un también viejo integrante de la Coral Municipal, Iván Espinoza. También han recibido prácticas de canto con el talentoso percusionista tereseño Gustavo Domínguez.

    El nuevo rostro del canto coral tereseño, Tetracordium, está formado con lo mejor de las tres más grandes agrupaciones corales antiguas del pueblo: el Orfeón “Pedro Liendo”, la Coral de los Mejías y la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy”, siendo los embajadores musicales del Municipio Independencia ante toda Venezuela. Entre sus integrantes destacan: Yrene Fernández, Isabel

   Mejías, Eliana Mejías, Carmen Valdez, Lucía García, Rafael Mejías, Stalin Siso, Rafael Mejías Jr., Engels Siso, Robert Ramos, Pedro “Perucho” Siso, entre otros.

Fuentes Consultadas:

Para esta investigación se entrevistó a las siguientes personas: Rosa Rodríguez de Solórzano, Yrene Fernández, Alfredo Mejías, Pedro “Perucho” Siso, Robert Ramos, Lucía García, Engels Siso, Stalin Siso.