Historia regional y local del Valle del Tuy

Entradas etiquetadas como ‘apacuana’

En Los Quiriquires la rebeldía tuvo nombre de mujer

Por: Manuel Almeida Rodríguez

     ¿Cómo se expresa la conquista? Esta es y será una pregunta recurrente mientras existan hoy muestras cotidianas de la conquista, puesto que el sentido de la dominación en lo cultural expone una vigencia abrumadora cuando se enfoca una memoria histórica, o más aún, a un olvido histórico.

     Somos una relación intercultural que supera el carácter puramente étnico entre pueblos originarios, africanos y europeos y que se expresa en diversos ámbitos, como por ejemplo los vaivenes del ejercicio del poder, la religión e incluso algunas tradiciones. En este sentido, un elemento fundamental es la práctica la cultura europea de conquista es expresar la descalificación de la cultura ajena y consecuente la eliminación del lenguaje y sus símbolos, la imposición forzosa de la cultura dominante. Esta práctica estaba revestida de un sentido de “Bondad” y de “Deber” terrible e incómodo que además resulta aterrador cuando se encuentra en los discursos históricos de hoy.

luchas en la conquista

      Los pueblos Caribe o Arawacs de la región Centro Norte Costera eran llamados Caracas por una Planta hoy llamada Pira, de uso cotidiano por los habitantes; hay alusiones a un pequeño lagartijo como inspirador del nombre Teque; asimismo, los Quiriquires recibieron su nombre de un ave común en la zona de los Valles del Tuy, región llamada Súcuta que luego fue bautizada Salamanca por los conquistadores. (más…)

LAS ETNIAS CARIBE. LOS QUIRIQUIRES

Por: investigaciones TUCUY.

    El origen de los Caribes se ubica en las Guayanas, el norte del Amazonas brasilero, la antropóloga Key Tarble (1885) según estudios etnolingüísticas, las zonas antes señaladas, corresponden a territorios de expansión, incluidas las Antillas (1). Según estudios de Schwerin (1972) propone como origen de los caribes la cordillera oriental del actual territorio de Colombia y expansión las Guayanas, norte brasilero, Amazonas venezolano, las Antillas.

     La Dra. Tarble propone el modelo de expansión Proto-Caribe 3000 años antes de Cristo; no fue una expansión uniforme, se va dando por diversas oleadas, dando origen a tres ramas o sub-grupos lingüísticos caribes: Guayana occidental, Guayana este-oeste y Guyana sur. Las diferencias lingüísticas entre las diversas ramas, permite una comunicación más o menos fluida entre los diversos grupos, con las diferencias propias que impone el medio ambiente, el tiempo y la distancia. Hacia el año 400 A.C. se evidencia la expansión, sobre todo del grupo de  navegantes que siguieron el curso norte, utilizando la vía acuática del Orinoco y los afluentes. Así se van extendiendo por todo el territorio oriental de la actual Venezuela, islas de la costa venezolana, Trinidad, Tobago, incluso las actuales islas Antillas Mayores. Remontando ríos como el actual Guarico, ocupan los valles centrales como el territorio del norte del actual estado Guarico, Sur de Aragua, valles del Tuy, altos Mirandinos, valle de Caracas, Barlovento, costas del litoral Central. Incluso remontando el actual río Apure, Escalante llegan hasta el sur del Lago de Maracaibo y el nor-oriente Colombiano. Hacia el 100 A.C. se introduce el cultivo y la cultura de la Yuca. 

Nativo Caribe Venezolano.

      El proceso de expansión caribe, no fue nada pacífico, esas tierras sobre todo al centro y occidente de Venezuela estaba ocupada por la etnia Arawak, procedentes de occidente, con diferencias lingüísticas, elementos culturales, como el uso del maíz en mayor grado que la yuca, tejidos, cerámicas, petroglifos, organización social. Los Caribes por su cultura nómada tenían un desarrollo inferior, además de la belicosidad que les caracterizaba. Cuando los españoles llegan a este territorio a finales del siglo XV y comienzos del XVI los caribes se habían apoderado de todo el oriente venezolano, de los valles centrales hasta las costas del actual Lago de Valencia, llamado por los Arawak Tacarigua.

     Los conquistadores notaron inmediatamente la diferencia entre los grupos indígenas occidente, los cuales eran más dados al dialogo con la representación jerárquica de un cacique, que habla por toda su tribu o nación y se podía comprometer e incluso aceptar la coexistencia con el blanco. Con otro grupo indígena que tenía una organización social sin jerarquías y los jefes o caciques eran nombrados de acuerdo a las necesidades que se presentaban, un grupo que no aceptaba la presencia de intrusos, que se organizaban en sus curiaras para combatir al español, incluso cuerpo a cuerpo, un grupo étnico que no daba, ni pedía tregua en el combate, dispuestos a vencer o morir. Esta actitud irreductible generó muchos mitos de descalificación del indígena Caribe, para justificar el proceso de exterminio, iniciado apenas el conquistador llegó al territorio  americano

     Los ingleses, franceses y especialmente los holandeses se aprovecharon de las diferencias entre españoles y caribes y empezaron a comerciar con estos últimos, proveyéndolos de armas como cuchillos, lanzas, espadas, incluso arcabuces, les enseñaron la técnica del procesado metalúrgico del hierro, para que fabricaran sus propias armas, lo cual tiene una importancia fundamental, pues los Caribes, por este fenómeno de transculturación, pasaron de un solo envión de la edad de piedra a la edad de los metales.

     Debemos tener claro que el proceso de dispersión del grupo Proto-Caribe, según estudios de Swadesh (1959) duró aproximadamente 37 siglos y a la llegada de los Europeos habían diferentes pueblos de origen caribe, cuya diferenciación fundamental era de origen lingüístico, de las 14 lenguas estudiadas por Swadesh solo la Yupka  Panare son las más divergentes con 34-37% de afinidad. Lo significa que entre los distintos grupos caribes tienen en común hasta un 70% de su vocabulario.

     Veamos la clasificación hecha en el año 1971 por el etnolinguista Girard, quien cataloga 15 subgrupos:

1-CUMANA: Chaimas, Cumanagotos (ésta última desaparecida)

2-MAKIRITARE: Mayongong, Yekwana.

3-PEMÓN: Arekuna, Ingagikó, Kamarakoto, Taulipang, Makushi

4-WAYANA: Wayana, Upurui.

5-WAIWAI: Waiwai, Hixkaryana, Kuxoyana, Parukoto.

6-CARIB: Kariña, Akawayo ?

7-TIRIYÓ: Tiriyó, Carijona, Kumayena, Pauxi, Pianakoto, Saluma, Triometesen, Urukuena, Wama, Hianakotoumaua, Guake.

8-YAWRANA: Yawarama, Mapoyo.

9-APARAI: Aparai.

10-PAUSHIANA: Paushiana, Paravhilana, sapará (Desaparecidas)

11-BONARI: Bonari, Crishana, Yawperí. (Desaparecidas)

12-ARARA: Apiaká, Arará. Pirirí, Yarumá (Desaparecidas)

13-BAIKAIRÓ: Baikirí, nahukhua, Kuikurú

14-MOTILÓN:  Yupka, japrería

15- OPON-CARARE: Panare, Palmela, Pimenteira .

     En nuestro trabajo centramos nuestro interés en el sistema interétnico de la costa norte de Venezuela, presentamos la clasificación de Kaufman, fundamentada en clasificaciones de de Girard de 1971:

RAMA CENTRAL:

KUMANA. (Desaparecida)

YAO: (Desaparecida)

WAYANA

APALAI

MAPOYO, TAMANACU. (Esta última desaparecida)

MAKIRITARE, WAYUMARÁ. (Esta última Desaparecida)

    De acuerdo a estas clasificaciones de la etnia Caribe, por la lengua, dialecto hablado por los diversos grupos pobladores de la región norte costera, podemos inferir, que los grupos Cumanagotos, Chaimas,Palenques y Guiqueríes, estos últimos, de la isla de Margarita y Coche hablaban variantes del KUMANA. Las naciones Karakas, Tekes, Kirikires, Mariches y Tomusos hablan variantes del TAMANAKU, dialectos desaparecidos pero que podemos encontrar en forma muy cercana en los naciones caribes existentes en la actualidad como los Kariñas, Pemones, Ye,Kuanas o Maquiritares, Eñepa o Panare, Wanai,Yavarana y Yupka.

     La etnia caribe sufrió los rigores del proceso de conquista y colonización, aún en la actualidad se encuentra relegada a una minoría en vías de extinción, la transculturización, los mineros ilegales y hasta los traficantes están, aún hoy destruyendo la cultura caribe. Es necesaria una toma de conciencia, no simplemente en lo formal, sino en profundidad, de no ser así nuestros ancestros solo existirán en los libros y los recuerdos.

Bibliografía:

ALAIN FABRE Diccionario  Etnolingüístico y Guía Bibliográfica de los Pueblos Indígenas Suramericanos. CaribeVersión en PDF, digitalizada en el año 2005 y actualizada en junio del 2008.

Reseña del Museo Casa Natal del G/J Ezequiel Zamora Correa

Por: Iván López Calero

Fachada Casa Natal del G/J Ezequiel Zamora en Cúa, Estado Miranda

         Esta casa se encuentra ubicada en la población de Cúa, es el Nº 78 de la Calle Gral. Zamora, a una cuadra y media de la plaza Zamora. Es una casa que fue construida a finales del siglo XVIII entre 1780 y 1785 aproximadamente, en su época fue una casa con potreros, graneros y demás dependencias incluyendo la casa principal.

       La misma es una casa colonial, clasificada como casa orgánica ya que fue construida con materiales nobles (naturales poco procesados por la mano del hombre) la forma de construcción es la tradicional artesanal, donde generalmente se empleaba mano esclava, es de uso netamente familiar y que a través del tiempo a sufrido innumerables transformaciones y reconstrucciones, los materiales presentes en la construcción original son la Caña Brava o Caña Amarga, los Caicos de Arcilla, Paredes de Tapias o paredes elaboradas con Adobes de Barro, Tejas Criollas de arcillas, puntales y travesaños de árbol de Guatacaro, entre otros.

Vista del Zaguan -Entrada a la Casa Natal de Ezequiel Zamora

        La propiedad de la vivienda ha variado en innumerables ocasiones, incluso algunas no se han podido determinar por la falta de documentos, sin embargo algunos de los propietarios de los cuales se tiene registros fueron; Matheo Zamora Pereyra, Francisco Manzo (Panchito), Rito Parra, entre otros.

        Entre las décadas de 1805 ha 1821 la propiedad del inmueble estaba a cargo de Matheo Zamora, tío paterno del Gral. Ezequiel Zamora, esta circunstancia permitió justamente el nacimiento de Ezequiel en Cúa el 1 de febrero de 1817, ya que estando el centro y el occidente de Venezuela bajo el dominio realista desde 1814, todo partidario de la independencia era perseguido, juzgado y condenado, de allí que Alejandro Zamora quien habitaba en Villa de cura, al ser pro independentista se encontrara en esta situación, razón por lo que su hermano Matheo que era pro realista les consigue salvo conducto a Alejandro y sus familiares y los aloja en su casa de Cúa para protegerlos de la persecución española.

Patio Principal y Pasillo de Casa Zamora

        A mediados del siglo XVIII la tradición oral de Cúa nos dice que ésta casa fungió como una especie de hostal u hotel de paso de caminos, ya que de los llanos se traían los arreos de reses, caballos, entre otros, que pasaban por Cúa para su engorde y luego eran conducidos a Caracas y/o al puerto de la Guaira, para su venta; por esta misma causa, también se dice que fue casa de Cambio de Monedas; para el año de 1878 se produce un terremoto cuyo epicentro es justamente el pueblo de Cúa y esta casa es una de las pocas que resiste los embates del mismo, preservándose casi intacta.

       Algunos dirigentes del país como Cipriano Castro, Juan Vicente Gómez, Eleazar López Contreras, entre otros, manifiestan, «cada uno en su momento» su intención de convertir la casa en museo alegórico al prócer, pero esto nunca ocurre, incluso para el año de 1975, el para entonces presidente de la república de Venezuela Carlos Andrés Pérez, la decreta Patrimonio Histórico de la Nación a través del (Decreto 736 de fecha 14 de abril) pero nunca se ejecutaría éste y la casa continuó en manos de privados.

Pasillo Principal Casa Natal de Ezequiel Zamora

       Posteriormente la vivienda fue tomada como “Hogar de Cuidados Diarios” en la década de los años 80 del siglo XX  y  también  fue casa de algunos partidos políticos, inclusive entre 1992 a 1994 se constituye un grupo de miembros del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR200) que logra alquilarla y establecer un centro de reuniones y de contacto con el ex presidente Hugo Chávez frías que se encontraba en Yare para ese momento, incluso a su salida de Yare tanto la Casa de Zamora como la Plaza Zamora de Cúa son visitadas por Hugo Chávez Frías, como símbolo de agradecimiento y respeto al Valiente Ciudadano.

      Para el año 2000 el Cronista del Municipio Urdaneta Adolfo Angulo Pérez le dirige una carta al Ciudadano Nelson Fernández director General del Ceremonial y Acervo Histórico de la Nación y al Ministro de educación Héctor Navarro Díaz, donde les sugiere se realicen las gestiones para solicitar al presidente de la república sea declarada la Casa Natal de Zamora como «Patrimonio Público y Museo Histórico Nacional» el ministro de Educación Héctor Navarro Díaz, presentó un proyecto para la declaratoria del Inmueble como patrimonio, siendo que el presidente Hugo Rafael Chávez Frías aprobó el proyecto para la declaratoria del inmueble como Monumento Histórico Nacional el día 18 de abril del año 2000.

Despacho de Casa Natal del General Zamora

       Luego en 2003 frente a ésta se realiza un “Aló Presidente” en el cual el Presidente Hugo Chávez la decreta “Monumento Histórico Nacional” (Decreto 2.373 del 24 de abril del 2003); y posteriormente el día 24 de enero del 2006 el Gobierno del Estado Bolivariano de Miranda, representado por el para entonces gobernador Diosdado Cabello, inicia los procedimientos para la adquisición del inmueble.

      Durante ese año de 2006 se realizan los trabajos de adecuación y restauración de la Casa, los mismos fueron Coordinados por la para entonces presidenta de Corpomitur Olga Cecilia Azuaje (Titina Azuaje) y conducidos y supervisados por la Arq. Nelly Alcalá. Estos trabajos se terminaron en enero del 2007 y se abre al público el 1 de Febrero del 2007 como Museo Casa Natal del Gral. Ezequiel Zamora, esto en el marco de la celebración de los 190º años del natalicio del Gral. Ezequiel Zamora, al acto asistieron: la Ministra de Turismo Titina Azuaje, el Ministro de agricultura y tierras Elias Jaua, el Gobernador del Estado Bolivariano de Miranda Diosdado Cabello, el alcalde del Municipio Urdaneta Jorge Castro, entre otros. Desde ese día la casa ha mantenido sus atenciones a los visitantes tanto nacionales como extranjeros, realizando actividades culturales y promoviendo la vida y obra del general Zamora y de otras personalidades y hechos históricos de Cúa y el Valle del Tuy.

    Objetos y Fotografías Sala 3 Casa Natal de Ezequiel Zamora.

      Para mediados del 2007 se introduce un proyecto para realizar un anfiteatro dentro de las instalaciones de la Casa y en el mes de Diciembre el gobernador Diosdado Cabello aprueba  y asigna los recursos para la construcción del mismo, los trabajos se inician en abril del 2008, siendo el encargado de la obra el Arquitecto Obdulio Zambrano, los trabajos del Anfiteatro se darían por terminados en Junio del 2010. 

      Entre los meses de Abril y Julio del 2008 se convocó al Primer y Segundo “Concilio Histórico de Cúa”, al cual serían invitados diversas personalidades de Cúa  y de la región del Tuy, con la Finalidad de realizar la compilación de diversos hechos históricos de este Valle y poder editar un Libro como material didáctico, para ser entregado a los diversos alumnos que diariamente visitan el Museo en busca de información, más sin embargo de estas reuniones surgiría la idea de realizar un proyecto mayor dada la cantidad de material del cual disponían los colaboradores y nace así la Asociación Civil Tucuy y su órgano divulgativo WWW.TUCUY.COM, esta asociación se mantuvo vinculada a la casa realizando constantemente actividades y reuniones en la misma hasta el año de 2012.

Mural Lanceros de Zamora en Santa Inés Casa Zamora 

     Desde el mes de Octubre del año 2010 comenzó sus funciones en la Casa Natal del Gral. Ezequiel Zamora El “Programa Alma Llanera” perteneciente a la Fundación Musical Simón Bolívar, impartiendo de lunes a Sábados clases en 07 áreas musicales como lo son;  El Lenguaje Musical, la Guitarra Clásica, Arpa Llanera, Piano, Cuatro, Percusión Afro-caribeña y Percusión Latinoamericana y con una plantilla de 10 alumnos en diversos horarios, y funcionó hasta el mes de Octubre del año 2015, con una plantilla de 200 participantes.

     El 1 de febrero de 2013, en el marco de la celebración del  196º aniversario del Natalicio del Gral. Ezequiel Zamora, visita el museo el ciudadano Nicolás Maduro Moros ocupando el cargo de Presidente encargado de la República, en esta visita se ordena la transición para hacer pasar la tutela del MUCNEZ de la Gobernación del Estado Bolivariano de Miranda, al Ministerio de la Cultura, siendo el titular de ese ministerio para ese momento el Profesor Pedro Calzadilla, el cual le asigna al Instituto del Patrimonio Cultural sea el ente encargado de la transición, y para mediados del mes de abril de 2013 se asigna la Casa Natal de Zamora a ser tutela por la Fundación Centro Nacional de la Historia, presidido para ese entonces por el profesor Luis Felipe Pellicer.

Pasillo Principal de Casa Natal de Zamora, Vista a la Sala

       En la actualidad, esta casa ha tomado mayor significado histórico debido a que, el pueblo reconoce el relevante papel que jugó el General Ezequiel Zamora en la historia venezolana. Este museo se vislumbra como un centro cultural donde actores, músicos, poetas, investigadores de historia, estudiantes, cultores y comunidad en general, tienen un punto de encuentro donde pueden compartir y desarrollar sus artes, todo en pro de fortalecer la cultura de los Valles del Tuy y la Identidad de esa región.

Detalle del Mural Lanceros de Zamora en Santa Inés

Fotos: Juan Manuel Carrasco  e  Iván López Calero

COMPILACIÓN HISTÓRICA DE CÚA PARA ESTUDIANTES.

Por: William Angulo

        Esta breve y pequeña recopilación de la Historia de Cúa, Municipio Rafael Urdaneta, respaldado por las investigaciones y publicaciones de insignes historiadores locales de nuestro municipio, tiene el único propósito de suministrar a los estudiantes de distintos niveles educativos, las primeras herramientas para que obtenga los conocimientos básicos en un recorrido por la memoria escrita de nuestro amado pueblo.

         La intención es motivarlos para que adelanten sus propias investigaciones, que les ayude a profundizar éstos conocimientos y si es posible hacer nuevos aportes sustentados en una investigación seria y bien  documentada, que pueda ser analizada y debidamente comprobada, recordándoles que nadie, absolutamente nadie, tiene la verdad absoluta sobres los hechos históricos, por el contrario es en este preciso momento cuando sé están arrojando luces sobre nuevos hechos y descubrimientos de relevancia, que ayudaran a conocer nuestras raíces y comprensión de nuestra identidad.

Vista de la Calle Zamora, Cúa desde el Campanario de la Iglesia

DATOS DE INTERÉS:    

       Cúa sé encuentra ubicada a la margen izquierda del río Tuy, y a 10º 9’ 42” de latitud Norte y, 0º 2’ 20” de longitud Este sobre el meridiano de Caracas. 

Clima: Tropical                                                                
Temperatura: 20 – 26 ºC.    
Altura sobre el nivel del Mar: 249 metros
Superficie: 280 Kms Cuadrados.
Habitantes: 105.606
Municipio: Rafael Urdaneta                                                                                  Parroquias: Cúa, Nueva Cúa.  


       Los Pobladores Originarios

     A la llegada de los españoles a estas tierras, estaba habitada por la Nación Caribe llamada Quiriquire. En el año 1574 este hermoso valle fue nombrado como el “Valle de Salamanca” y posteriormente los españoles lo apodaron como “El Valle de la Muerte” y conocido actualmente como Valles del Tuy.

      Entre los primeros españoles que entraron a la conquista de estas tierras y al sometimiento de la tribu Quiriquire sé encontraban entre otros Garci González de Silva, Juan Rodríguez y Francisco Infante.

       Fueron muchos los enfrentamientos que los Quiriquires sostuvieron con los españoles para mantener su libertad, utilizando lanzas, cuchillos de elaboración rupestre, macanas, mientras los invasores usaban arcabuces,  caballos y perros de presa.

      Para el año 1577 los Quiriquires, liderizados por la India Apacuana, su hijo Guasema y comandados por el Cacique Acuareyapa derrotan a las fuerzas invasoras comandados por Francisco Infante y Garci González, salvando éstos las vida por el coraje de Garci González, que a pesar de estar herido cargo en sus hombros a Francisco Infante, logrando escapar hasta ponerse a salvo.

     Al poco tiempo nuevamente los españoles entran en territorio Quiriquire comandados por Sancho García en busca de venganza y para someter a este valiente pueblo, quienes armados de honor y gallardía enfrentaron al temible enemigo, pero lamentablemente en la batalla cae el Cacique Acuareyapa muriendo de un lanzazo por la espalda, cayendo viva en las manos de los vándalos, la India Apacuana la cual ahorcaron inmediatamente, porque sé decía que tenía un gran poder de liderazgo en su pueblo incentivando siempre a la sublevación. El Cuerpo de la valiente mujer fue dejado en el árbol colgado para que sirviera de escarmiento a los indígenas que permanecían aún en pie de lucha.

     Este dantesco espectáculo sumado a la muerte de mas de 200 indígenas en batallas posteriores, desencadenaron la rendición del pueblo Quiriquire, logrando al fin los españoles la conquista de los Valles del Tuy.

 Fundación de la Ciudad de Cúa Fecha: 6 de Octubre de 1690

      Cúa etimológicamente esta palabra significa, en voz cumanagota, cangrejo: cucuar, quebrada o arroyo de cangrejos, pero sostiene el historiados, militar y periodista Telasco A. MacPherson que en este caso no es así por que Cúa deriva su nombre del Cacique Cue, autentico fundador en el sitio conocido como Marín, convertida en ruinas por un terremoto. Cúa, la hoy capital del Municipio Urdaneta, fue fundada en el lugar que ocupa actualmente como la población de Nuestra Señora del Rosario un día 6 de Octubre de 1690.

Primera Fundación de Cúa.

       En tierras del primer Márquez del Toro, la hacienda conocida como Marín y, por iniciativa de sus propietarios, se funda un poblado con el nombre de Santa Rosa del Valle de Marín, así denominada en muchos documentos hasta principios del siglo XIX, en que se denomina como Parroquia de Marín (alias Cúa). A este aspecto Don Arístides Rojas afirma: “El pueblo de Cúa fundado primero en el sitio de Marín, a menos de una milla de su actual ubicación, pero destruido allí por un violento terremoto, se fundo de nuevo en el lugar que hoy ocupa en 1690…” . Esta afirmación de Don Arístides Rojas evidencia que en 1690 se celebro la segunda fundación de Cúa.

       Si Santa Rosa del Valle de Marín fue destruida por un violento terremoto podemos inferir que fue el terremoto conocido como el de San Bernabé, el cual ocurrió el 11 de junio de 1641, razón por la cual y ajustándonos a lo señalado por Don Arístides Rojas la primera fundación de Cúa en el sitio de Marín debió ser mucho antes de 1641.

       Sin embargo, creemos que esta afirmación esta muy poco fundamentada. Si partimos de la hipótesis relativa al nombre de “Santa Rosa del Valle de Marín” esta denominación (Santa Rosa) se empieza a utilizar en la provincia de Venezuela por el Obispo Fray Antonio González De Acuña, nacido en Lima distinguido escritor y autor de una biografía sobre la Santa Limeña. Este Obispo ejerció su gobierno eclesiástico entre 1673 y 1682. Durante ese lapso se funda el seminario con el nombre de Santa rosa. Los pueblos de Santa Rosa del Cerrito en Barquisimeto, Santa Rosa de Lima en Charallave, siendo posible también la primera fundación de Santa Rosa en el llamado Valle de Marín, en tierras del Márquez del Toro.

Iglesia de Nuestra Señora del Rosario Cúa, año 1926

Segunda Fundación de Cúa.

     Tradicionalmente se ha afirmado que Cúa fue fundada por Fray Manuel de Aleson con la ayuda del Cacique Cue, pero en la narración del libro “Misión de los Capuchinos en los Valles de Caracas” del P. Buenaventura de Carroara (Capuchino) no aparece ni se menciona a Santa Rosa del Valle de Marín como pueblo fundado por los capuchinos, ni fueron encargados del pueblo. En la pagina 127 del Tomo Primero de la mencionada obra, se lee lo siguiente: “Santa Rosa de Charallave, cuya fundación no se debió a los capuchinos por cuanto existía ya en calidad de doctrina antes de 1649, sin embargo de el estuvo encargado en 1693 el padre Manuel de Aleson, que procuro indios del monte para poblarlos allí…”. De Santa rosa del Valle de Marín no aparece ninguna nota.

       En la visita pastoral del Obispo Diego Antonio Diez de Madroñero, del 1ro de noviembre de 1762, se señala que la nueva iglesia “se esta construyendo en el sitio de la Cúa o Cuana y que estaba a medio construir”. La ubicación de este nuevo templo no contaba con el apoyo de los dueños de haciendas, pues en su mayoría estaban de acuerdo que el pueblo debía continuar en la hacienda del Márquez del Toro, o sea el Valle de Marín. Sin embargo, el Sr. Obispo apoyó la nueva construcción de la obra en el sitio de la Cúa o Cuana “por ser terrenos propios, con bastante paz descubriendo terreno siendo lugar apropiado y se puede formar, una grande plaza y alrededor de ella situar muchas casa…”. El Obispo, bajo pena de excomunión dispone que se forme el pueblo en el sitio de la Cúa o Cuana y, este templo se bendice el día 10 de diciembre de 1765 por el prebistero Bachiller Juan José de la Sierra.

      Sintetizando, la primera fundación se le debe atribuir al propietario de la hacienda Marín, Márquez del Toro el año de 1690 por evidencia encontrada en los libros del 18 de octubre de 1690 firmados por Don Pedro de Salas.

     En cuanto al Nombre de Cúa, este proviene del sitio de la segunda fundación, el cual no es otros sino el sitio donde fueron sacrificados por los conquistadores el indio Cuacicuana y la india Apacuana.

      El 18 de octubre de 1690, hace 318 años, se funda la ciudad de Cúa en el sitio donde fueron sacrificados por los conquistadores españoles los caciques Cúaicuana y la india Apacuana. Años antes, en 11 de junio de 1641 la primitiva organización de Cúa, llamada Santa Rosa del Valle de Marín fue arrasada por el terremoto de San Bernabé. Cúa fue, hasta 1970 un pueblo eminentemente agricultor pero ha sufrido los embates del progreso que hizo de ella una ciudad dormitorio al servicio de la gran Caracas.

HISTORIA DE LOS TERREMOTOS DE CÚA. DESDE 1641 A 1900

      Por encontrarse en una zona sísmica, Cúa fue fundada dos veces; el primer asentamiento llamado Santa Rosa de Marín fue destruido por un terremoto en 1641; se refundo en otra zona en 1690, sufriendo otros dos sismos -uno en 1766 y otro en 1812- y fue destruida por el terremoto del 12 de abril de 1878 un viernes de concilio a las 8:45 pm.

       Éste terremoto tuvo a Cúa como epicentro, trayendo la ruina a la pujante población. Para aquél entonces los cronistas e historiadores habían fijado una cifra de muertos que iba desde los 800 hasta las 2000 personas. El movimiento telúrico tuvo repercusión de carácter Nacional; el presidente de la república de aquél entonces, Francisco Linares Alcántara, sé aproximó a esta población para constatar de manera directa la gravedad de la catástrofe.

        Este violento terremoto acabó con una época de prosperidad que se había iniciado décadas antes; las haciendas que quedaron arruinadas fueron La Consolación, El Palmar, San Rafael, Tovar, Mendoza, El Conde, Souza, Calabozo, Piñate, Santa Bárbara y Oviedo. Se suspendieron los oficios religiosos programados para la conmemoración de la Semana Santa mientras llegaba la ayuda en víveres y médicos.

    En una carta dirigida al periódico La Opinión Nacional, Antonio Díaz Rodríguez escribió: “Cúa dejó de ser para siempre: no queda sino el sitio donde fue y allí tristísimo aspecto de mil edificios derrumbados, del templo no quedo sino una columna con medio capitel”.

 SANTÍSIMA VIRGEN DEL ROSARIO PATRONA DE CÚA.

       Su reinado sé inicia a partir del año 1774 por plausible iniciativa del Padre Muñoz. De esta manera la Virgen del Rosario ocupa el sitial de honor que hasta entonces le había correspondido a Santa Rosa de Lima, como Patrona Fundadora del pueblo de SANTA ROSA DEL VALLE DE MARÍN, desaparecido por el destructivo terremoto de San Bernabé en el año 1641.

ALGUNOS HIJOS ILUSTRES DE CÚA.

  • General José María Carreño Blanco (1792-1849) Prócer de la Independencia Nacional
  • General Ezequiel Zamora Correa. (1817-1860) Prócer de la Guerra Federal.
  • Cristóbal Rojas Poleo. (1858-1890)  Insigne Pintor Venezolano.
  • Emma Soler (Ignacia Villasana)  (1868-1916) Actriz de Drama y la Zarzuela.
  • Dr. Obdulio Álvarez (1873-1953) Médico de reconocida trayectoria.
  • Juan España Delgado (1878-1950) Poeta de fina pluma.
  • Ramón Armando Rodríguez Luna  (1895-1959) Escritor de relevantes méritos.
  • Evencio Castellano Yumar (1915-1984) Músico y Compositor de fama.
  • Lope María Díaz Milano. (1903-1982) Músico de destacada trayectoria.
  • Baudilio Díaz.  (1953-1990) Beisbolista de fama mundial.

DISTINTOS NOMBRES QUE HA TENIDO EL MUNICIPIO URDANETA

       Fue capital del distrito Guzmán Blanco desde 1874 hasta 1888; desde 1889 hasta el 9 de Junio de 1901 fue la capital del distrito Cúa; el 27 de julio de 1901 fue la capital del distrito Rafael Urdaneta hasta el año 1989 que se decreta como Municipio Autónomo Rafael Urdaneta.

ACTIVIDAD   ECONÓMICA

     Cúa sé destaco desde sus inicios como un gran productor agrícola en los rubros de cacao, café, caraota, maíz, papas, tabaco, maní y caña de azúcar.

        Desde el año 1830 sé destaca en los rubro de Cacao, café, caraotas y maíz, y entre el año 1876 es el mayor productor de café de los Valles del Tuy con una producción anual de 1.117.800 Kgs

       En los años 1950 a 1960 continua su prospero auge agrícola e igualmente en la cría de ganado contando a nivel general con 10.265 cabezas de ganado vacuno, 6.102 porcinos, 749 caprinos, 87 ovinos, 797 caballar, 2514 asnal 407 mular, 94.414 aves de corral y 1219 colmenas. Para esa época Cúa el mayor productor de ganado vacuno de los Valles del Tuy.

       En madera la producción de los Valles del Tuy era de 1.089 metros cúbicos, de los cuales Cúa produjo 1.030 metros cúbicos.

   A partir de los años sesenta, la actividad agropecuaria fue desplazada paulatinamente por la actividad industrial, que proporcionaron ingresos extraordinarios al municipio y empleos estables y bien remunerados a la población, convirtiéndose Cúa en unos de los principales centros industriales de los Valles del Tuy.

       En la actualidad hay una dualidad en la actividad económica, aunque ya no es uno de los centros industriales más fuertes del Estado, continúa con estas operaciones. En cuanto la actividad agropecuaria que había decaído casi totalmente por el auge industrial, sé vienen realizando esfuerzos para recuperar esta importante actividad, las cuales ya viene dando sus frutos, esperando que en los próximos años podamos autoabastecernos en algunos rubros agrícolas.

ACTIVIDAD TURÍSTICA.

   Con la reciente inauguración de la línea ferroviaria, que convierte al municipio en el Terminal principal de las actividades ferroviarias del país, sé están iniciando un gran despliegue para promocionar sitios de interés turísticos en la zona, tales como sectores con bellos paisajes naturales como lo son la Providencia, Agua Amarilla, Palmira, Campo Verde, los Chaguaramos, el Yagual ricas en exuberantes belleza y cristalinos riachuelos.

        La comunidad de la Magdalena, donde sé han realizado fuertes inversiones en vialidad y de infraestructura general, contando con dignos aposentos, excelentes restaurantes, ventas de artesanías y comidas típicas, un excelente mirador, un museo histórico y la exótica Cueva Ña placida, un monumento natural digno de ser admirado y visitado en los limites de los Municipios Urdaneta y Cristóbal Rojas.

     El Santuario Mariano de Betania, consolidado como uno de los lugares turísticos religiosos del País, de visita obligatoria de turistas Nacionales e Internacionales.

        El Parque Ecológico Doctor José Gabaldon, que con una modesta inversión mejoraría su infraestructura y por consiguiente su promoción turística por encontrarse en las cercanías del Río Tuy y con una abundante vegetación.

         El Museo Casa Natal del General Ezequiel Zamora, que sé ha convertido en obligatoria visita de estudiantes e investigadores a nivel nacional e internacional y en la actualidad sé le están realizando profundas mejoras para convertir este lugar en un sitio histórico, cultural y educativo del Estado Miranda.

SÍMBOLOS DEL MUNICIPIO URDANETA

BANDERA DEL MUNICIPIO URDANETA.

         La Bandera del Municipio Urdaneta fue creada por el niño Javier Rivera Carrero  y presentada en Acto Público el Día 07 de Octubre de 2003.

La Bandera del Municipio Urdaneta esta compuesta de dos franjas divididas desde la parte superior izquierda y parte inferior derecha por una línea diagonal, cuyos colores y significado son:

Azul: Representa el cielo tranquilo y despejado de nuestro Municipio.

Rojo: Representa la sangre derramada por nuestros ilustres héroes cueños.

En el centro, un sol de dieciséis rayos que representa el clima cálido de nuestra tierra. Un engranaje que representa la fuerza trabajadora y a las zonas industriales. Y una planta de mangos frutales que representa la riqueza agrícola del Municipio.

 ESCUDO DE ARMAS DEL MUNICIPIO URDANETA.

      El Escudo de Armas del Municipio Autónomo General Rafael Urdaneta fue creado por la niña Nataly Verónica Hernández Perdomo y presentado en Acto Público el día 07 de Octubre de 2003.

         El Escudo de Armas del Municipio Autónomo General Rafael Urdaneta esta dividido en tres cuarteles desiguales: superior izquierdo, superior derecho e inferior. a.- El Cuartel Superior Izquierdo: Ocupa el espacio de nuestra imagen de la Virgen del Rosario Patrona de Cúa, tiene un fondo amarillo luminoso y representa la riqueza de nuestro pueblo.

b.- El Cuartel Superior Derecho: Lo forma el Río Tuy, la zona montañosa de Marín y las actividades agrícolas y ganaderas de la Región; este Cuartel lleva fondo azul y representa el cielo y el agua.

c.- El Cuartel Inferior: Lo forma el ferrocarril, las montañas y las zonas naturales que lo rodea y que esta previsto para el futuro; este Cuartel lleva fondo azul y representa el cielo.

d.- Coronan el Escudo de Armas las tres letras, que representa el nombre de Cúa. Un pergamino de color blanco y un instrumento musical típico de la Región.

e.- El maíz y el cacao aparecen en el Escudo entrelazadas en su parte inferior por un lazo con los colores patrios amarrillo, azul y rojo.

f.- Entre los Cuarteles Superior Izquierdo y Superior Derecho, lo forma una diagonal, que lleva esta inscripción: “06 de Octubre de 1690”, fecha en que se fundó la Población de Cúa.

 

HIMNO DEL MUNICIPIO URDANETA

 

            El Himno del Municipio Autónomo General Rafael Urdaneta, fue creado el 19 de Abril de 1981, letra del ciudadano Eduardo Javier Casanova Reyes y Música de Isabel Angélica Vilera Infante.

CORO 

Tierra fértil de grandes valores

Tierra insigne de múltiple afán,

Hoy tus hombres te rinden honores

El Cueño te quiere ofrendar.

El heroico José Maria Carreño

De Bolívar  Leal General,

Ofrendaron su Sangre en un sueño

Hoy tenemos por fin libertad.

I

Diste vida al guerrero del pueblo

Fue Zamora valiente y capaz,

Hoy su muerte es un grito en el cielo

Al injusto que  quiera golpear.

II

Gran maestro fue Cristóbal Rojas

Orgullosa gloria del pincel.

Hoy tu obra sensible alienta

Nuevos bríos infundes al ser.

CORO  (BIS)

 

III

Tantos hijos ha dado tu vientre

Tantos otros irás a entregar,

El Distrito Urdaneta hoy siente

En su pecho un amor sin igual.

IV

Joaquín Crespo, España y Soler

Otras muestras del futuro que das,

Nuestras voces  les hacen saber

Que esta tierra nunca olvidará

BIBLIOGRAFÍAS CONSULTADAS.

Oviedo y Baños, José.  Historia de la Conquista y Población de la Provincia de Venezuela.

Angulo Pérez, Adolfo. 1690. Homenaje a Cúa en el 285 Aniversario de su Fundación. Publicación del Concejo Municipal del Distrito Urdaneta. Año 1.975

Angulo Pérez, Adolfo. A 307 años de la Fundación de Cúa. Publicación Fundación María Teresa Manzo de Angelino. Año 1.997

Angulo Pérez, Adolfo. 12 Grandes Hijos de Cúa. Publicación de la Fundación María Teresa Manzo de Angelino. Año 1.998

Monasterios, Manuel Vicente. Cúa: 300 Años de Historia. Año 1.990

Fuentes González, Rafael María. Pedacitos Históricos de Cúa. Publicación de la Fundación María Teresa Manzo de Angelino. Año 2.001

Tríptico Informativo “Símbolos Municipales”. Editado por la Dirección de Participación Comunitaria de la Alcaldía del Municipio “Rafael Urdaneta”. Abril 2.004

Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano. Municipio Urdaneta. Publicado por el Ministerio de la Cultura y el Instituto del Patrimonio Cultural. Año 2.005.

QUIRIQUIRES

Por: Iván López Calero

              De su origen caribe

        Son muchas las versiones y lo discutido en función a la procedencia de la etnia Caribe en el territorio venezolano, son muchas las opiniones emitidas referentes a este tema. Desde la llegada de los españoles fueron registrados en la historia como caníbales e invasores y se emitieron ya varias hipótesis sobre su origen. Se dijo que habían venido del norte y que habían pasado al continente luego de un corto periodo en las Antillas menores, sin embargo los estudios arqueológicos, los trabajos conducidos por antropólogos y etnólogos  (entre ellos Alfredo Jhan, kart Steinen, etc.)   han demostrado con gran acopio de pruebas, que la inmigración caribe de la región septentrional de Suramérica, sólo pudo ser desde el sur, desde las regiones del Brasil y Paraguay actuales.

Comunidad Caribe en Venezuela

    Según Alfredo Jhan “su carácter belicoso y emprendedor o de conquistadores, se destaca admirablemente en las palabras  del licenciado Rodrigo de Figuera” Justicia mayor de la isla la española, recogidas en una sentencia dictada en 1520 en esta misma isla donde también se expresa:

“sobre todas las otras naciones de indios, se señalaba y distinguía en el canibalismo, según nos cuentan, la caribe, raza superior, inteligente, guerrera y navegantes. A sus ojos las demás gentes habían nacido para ser esclavas suyas y a todos trataban con desprecio y tiranía dando a entender su prepotencia, el temor y el miramiento de cualquiera de ellos.”

        Agrega Fray Antonio Caulin al respecto. “tenían espíritu ambulativo, con que  estaban en continuo movimiento por las aguas de los ríos y de la mar en ligeras embarcaciones que sabían construir y manejar con habilidad. La guerra era toda su ocupación”. 

      Esta etnia, raza o gran familia,  era oriunda pues de las grandes regiones selváticas y los grandes ríos del Brasil, por esto pues, dondequiera que en su emigración encontraban las condiciones adecuadas o apetecidas por ellos se establecían, y una vez dominada y colonizada la región, nuevos grupos emprendían la marcha  hacia nuevas regiones por explorar, así fue como se presume fueron pobladas las regiones del actual amazonas y el oriente venezolano desde Paria hasta Píritu Chaymas, Cumanagotos, Tamanacos, entre otras,  las que poblaron los Valles  del Tuy (Quiriquires, Tomuzas) y las que arribaron a la cordillera del litoral (Taramainas, Aractoeques, Mariches, Meregotos, Charagatos etc.) y en la región occidental entre los bosques de Yaracuy, el Tocuyo y Barquisimeto aprovechando las vertientes de estos mismos ríos y el Aroa (Ciparigotos) desde donde se presume se realiza la última conquista de filiación caribe, sobre el lago de Maracaibo y la actual sierra de Perijá (o sierra de los Itotos como le llamaban los españoles) que casi coincide con la llegada de los conquistadores españoles, donde se asentaron diversas naciones de filiación caribe (Quiriquires, Motilones, Bubures, Buredes, Pemenos o Jumenos y Carates con pocas variaciones lingüísticas entre sus dialectos.

 Nativo Caribe Venezolano

          La voz Itoto es de origen caribe y se utilizaba para designar a la gente enemiga o brava. Es decir, Itoto eran los indios bravos hoy conocidos como Motilones. 

            De su Nombre (Quiriquires).

         Algunas versiones sobre el origen del nombre de esta etnia nos plantea que ese nombre fue una especie de “señal de alerta” que empleaban los indios para escapar de los españoles al momento de toparse con estos, debido a que en 1.567, fueron víctimas, por la llegado de un barco a las actuales costas de la Guaira,  de  epidemias de viruela, sarampión, cámara (disentería) ú otras enfermedades del sistema respiratorio, las cuales acabaron con la tercera parte de la población indígena, sin dejarse a un lado, los malos tratos, trabajo forzados y ejecuciones, por lo cual los aborígenes llamaban quiriquire a las bolsas que se forman en la piel por la viruela, comparándolas con los diminutos granos del maíz blanco, sin embargo este nombre sólo lo llevan una de las tantas etnias que sufrieron de estas enfermedades y es sabido que las que más lo padecieron fueron los taramas o tarmas de la costa de la Guaira pues fueron los mayormente expuestos al contacto con los españoles y estos no emplean la palabra como señal.

         Al revisar los tratados de Alfredo Jhan  este nos comenta que: El nombre Quiriquire o Kiri-kire no es otra cosa que el plural, por duplicación, de la voz Kiri que existe aún en casi todos los dialectos caribes como equivalencia del hombre y significa por lo tanto, los hombres”. Como gentilicio estaba muy generalizado en Venezuela, pues se aplicaba a tribus caribes ubicadas en sitios muy distantes unos de otros; así la hallamos, como hemos visto, en el Zulia, como también en la región de Barlovento y Valles del Tuy y en los Llanos, además vemos que en el libro de Fray José de Oviedo y Baños “Historia de la conquista y Población de la Provincia de Venezuela” es citado como referencia a una nación especifica y no como un apelativo de alarma.

        Por otro lado la etimología de este gentilicio prueba su filiación Caribe al compararse con la voz Carijona tribu Caribe del alto Yapurá, los cuales tienen la palabra Wokiri con la acepción de hombre  y con el mismo sentido usan los Galibis de la Guayana francesa la voz oquieri, también puede deducirse de Guai-kiri o Guaiqueries o Guaikariña que significa gentes de moriches o de los esteros.

        Existe además una filiación de los Quiriquires con los Guaqueri, que fue demostrada por José Gumilla, en su Libro “El Orinoco ilustrado”, donde dice que “eran lenguas derivadas de la caribe: la Guayana, la Palenca (Parenque), la Quiri (Quiriquire), la Guaiquiri, la Mapu y la cumanagota”, algo que además demuestra el uso de este nombre antes del “ataque de Viruela de 1567” es el relato de Ambrosio Dalfinger quien para el año de 1529 habiendo ido desde Coro hasta Axuduara (Sur del lago de Maracaibo) en busca de víveres para su tropa, halló como vecinos de los Bubures de la Boca del Motatán a los Quiriquires, de quienes dice eran afines de los Pemenos (Jumenos o Motilones) quienes ocupaban la costa meridional del lago.

          De sus representantes.

          A pesar de su registro en la historia desde casi la llegada de los españoles y de la identificación  de su ubicación en diversas zonas de la geografía del territorio nacional, son pocas las referencias a lideres o personajes destacados de esta etnia, solamente tenemos las referencias de Fray Pedro Simón y posteriormente las de Oviedo y Baños donde se aluden las actividades de la nación ubicada en la región del Tuy para el año de 1567, hechos donde se narra la resistencia de los Quiriquires contra los encomenderos Garcí-González Da Silva y Francisco Infante.

      Es en la actual Región de los Valles del Tuy y que hoy comprende los Municipios Cristóbal Rojas, Rafael Urdaneta, Tomas Lander, Independencia, Simón Bolívar y parte de Paz Castillo, donde fue el asentamiento Geográfico de una Nación Aborigen denominada Quiriquires, los Cuales a su vez estaban estrechamente ligados a las demás tribus aborígenes vecinas a esta, a saber  según referencia del mismo  Oviedo y Baños, por el Sureste con la Nación Tomuza, y Mariches (Con los que estaban emparentados) hasta llegar al Rió Guáire y Tuy, al Norte con la Nación de Los Teques (eran enemigos de los mismos) y la Nación Tácatas, al sur hasta llegar a lo que hoy conocemos como la  serranía del Guárico con la Nación Meregote o Meregota, Nación Guarive  y la Nación Kari´ñA, al Oeste con la Nación Jiraharas, poca importancia se les a dado a esta nación, nada de sus costumbres se conocen, muy poco de sus estrategias militares para combatir a los españoles a llegado hasta nuestros días, hacemos referencia a las trampas con enormes púas de Madera Envenenadas, al uso de Macanas como arma predominante y al empleo de Lanzas y Cuchillos de elaboración Rupestre (Con Piedras) que eran sus principales armas, además utilizaban la noche como principal herramienta de ataque, el conocimiento del territorio, el asecho y la unificación con otras tribus o pueblos vecinos como aliados para atacar al invasor.

        En los Capítulo XII y XIII de la “Historia de la Conquista y población de la Provincia de Venezuela” del ya Citado Oviedo y Baños se relata una historia poco conocida de esta nación Caribe llamada Quiriquire que habitaba el Valle de Salamanca según lo nombró Juan Rodríguez Suárez en 1574, y que posteriormente los españoles apodaron el Valle de los Quiriquires, conocido actualmente como Valle del Tuy,  entre los primeros exploradores que entraron en este territorio se nombran a  Juan Rodríguez Suárez,  y entre los primeros encomenderos se encuentran a Mateo Díaz Alfaro, Garcí-González da Silva, Juan Rodríguez, Juan de Gómez y Francisco Infante. El proceso de ocupación de la tierra se hacía a través del sistema de encomiendas, esclavitud simulada y a la larga el exterminio del aborigen, dicha situación generó rebeliones y largas luchas en todo el territorio. La historia narrada por Oviedo refiere lo Siguiente:

         “Conseguida pues la Paz de los indios Teques, solo restaba por aquel lado de los Quiriquires, Francisco Infante entonces atravesó el Valle de Tácata recorriendo por la Orilla del Tuy, hasta salir a  Súcuta” (Tácata-Cúa-Ocumare del Tuy), esta situación generó rebeliones y largas luchas entre los indígenas pobladores de la región y los españoles invasores, entre estas destaco el alzamiento de la India Apacuana, la cual ejercía un liderazgo poco visto en la mujer indígena venezolana de aquella época, para el año de 1577, acompañada de su hijo Guasema y el Cacique Acuareyapa, prepararon una sublevación contra los encomenderos Francisco Infante, Garcí-González da Silva y sus acompañantes,  salvando éstos la vida gracias al valor de Garcí-González, el cual aún herido cargó en sus hombros a Infante, con la protección de los perros y las armas utilizadas logró escapar  hasta ponerse a salvo, logrando alejarse del campo de refriega,  atravesando con él las serranías de la Magdalena caminando más de tres (03) leguas, luego buscó  apoyo en la región de Paragoto (actualmente Paracotos) donde llego al amanecer, dominada esta región por la nación Teques, enemigos de la nación Quiriquires.

      Los alcaldes de Caracas como también los vecinos españoles se indignaron de tal manera ante este acontecimiento y resolvieron enviar una fuerza para castigar a los indios, la cual fue integrada por 50 españoles; unos a caballos y otros acompañados de perros de presa y por supuesto provistos de arcabuces, además le seguían una cantidad de indios Teques; siendo todos ellos puestos a la orden de Sancho García.

        Denodado trabajo le costó a este conquistador penetrar en ese territorio; pues todos los caminos estaban defendidos por indios, luego de un duro trajinar, llegó al fin al pueblo y lo incendió, así como también todo lo que fue encontrando a su paso, destruyendo también las sementeras que cubrían aquel ameno valle.

          Mientras Sancho y su gente se hallaban en tal criminal operación, los indios se habían ido organizando, para reunirse y caer sobre el destacamento español, cuando por mala suerte para ellos, un indio que se ocupaba de colocar púas envenenadas en una vereda, fue sorprendido y hecho preso por los invasores; sometido este a tormentos atroces fue obligado a confesar cuanto sabía; la proyectada concentración de los indios y el punto de reunión. El lugar de la cita era el fondo de una quebrada, posiblemente la Quebrada de Charallave y cuando llegaron los Castellanos, habían algunos Caciques y como 500 indios esperaban a los otros, en la marcha les cayó encima García y a pesar del valor desplegado por el Cacique Acuareyapa, quién murió de un lanzazo por la espalda, en el encuentro fueron dispersados o muertos el contingente indígena que le acompañaba,  esta batalla fue fatal para los nativos debido al temor que le infundieron las armas de fuego, los perros y caballos.

        Entre los que cayeron vivos en manos de los vándalos españoles se encontraba la India Apacuana, madre del Cacique Guasema, a la cual ahorcaron inmediatamente, porque se decía que era ella la que había aconsejado la muerte de Infante y Garcí- González. El feroz García, dejó colgado el cadáver de esa mujer en un árbol al margen del camino; este espectáculo y la pérdida de más de 200 indios que tuvo lugar en los encuentros siguientes, atemorizaron tanto a los demás que al fin pidieron la paz, y como los españoles también la querían, le fue otorgada de mil amores. Así, después de 79 años del descubrimiento de Venezuela, logran al fin los españoles la conquista de los Valles del Tuy.

         Más sin embargo es mucho lo que se debe construir y lo que debemos profundizar para realmente descubrir el pasado de nuestros nativos, pienso además que solo a través de estudios antropológicos, etnológicos, etnolingüístas en fin multidisciplinario, es que se puede lograr esclarecer todas las lagunas y vacíos que tenemos en nuestra historia prehispánica.

Bibliográficas consultadas:

Biord, Horacio. Niebla en las Sierras. Los Aborígenes de la Región Centro-Norte de Venezuela (1550- 1625). Caracas, Serie ANCH, Nº 258, Gráficas Franco S. R. L,  2005. 256 pp.

Caulin, Fray Antonio. Historia Corográfica de la Nueva Andalucía. Caracas, Italgráfica S. A, 1992. 502 pp.

De Oviedo y Baños, José. Historia de la Conquista y población de la Provincia de Venezuela. Fundación Biblioteca Ayacucho, Colección Clásica Nº 175, Segunda Edición, Caracas, Año 2004, 468 pp. 

Lara, Oruno D. Breve Historia del Caribe. Caracas, Editorial Exlibris, (Academia Nacional de la  Historia Vol. 223) 2000. 262 pp.

Macpherson, Telasco. Diccionario del Estado Miranda. Histórico, Geográfico, Estadístico y Biográfico. Los Teques, Gobernación de Miranda, 1973. 556 pp.