Historia regional y local del Valle del Tuy

Entradas etiquetadas como ‘cruz de mayo’

PEREGRINACIÓN Y ESCOLTA DE LOS INDIOS COROMOTANOS DE OCUMARE DEL TUY.

Por: Brimar Flores Marcano.

     Ocumare del Tuy, es la capital del Municipio Tomás Lander, se encuentra ubicada al sur del Estado Miranda a 213 metros sobre el nivel del mar, El Municipio tiene una superficie de 231,33 kilómetros cuadrados. La ciudad tiene área urbana de 42 kilómetros cuadrados. La fundación de la Sabana del Tuy de Ocumare se logra el 5 de Diciembre de 1597.

     El estado Miranda es muy rico y variopinto en cuanto a los procesos socioculturales que lo caracterizan como región, teniendo en el calendario festivo nacional un número importante de festividades marianas y paganas que se conmemoran por toda su geografía; entre las festividades más importantes de la región podemos mencionar; Los Diablos Danzantes de Yare, Fiesta de San Juan de Curiepe, parranda de San Pedro de Guarenas y Guatire, Festival de Lebranche, Paradura, Robo y búsqueda del Niño Jesús de Petare, Los Palmeros de Chacao, La fiesta de la cruz de mayo, Peregrinación de la Escolta de los Indios Coromotanos, entre otras, siendo esta última el centro de atención de la presente investigación.

     La Virgen de Coromoto fue declarada Patrona de Venezuela por el Episcopado Nacional. El 7 de octubre de 1944.  El 1º de Mayo de 1942, S.S. Pío XXII, la declaró “Celeste y Principal Patrona de toda la República de Venezuela”, su coronación se celebró en 1952. El Santuario Nacional a la Virgen de Coromoto fue declarada Basílica por S.S. Pío XXII el 24 de mayo de 1949. El mismo esta ubicado cerca de Guanare.

Peregrinación de los Indios Coromotanos.Peregrinación de los Indios Coromotanos, Imagen Tomada de ElUniversal.com.

     Desde el 11 de marzo de 1941 cuando hizo su aparición por primera vez la escolta de los indios Coromotanos,  misma que con el correr del tiempo se ha convertido en patrimonio Cultural religioso de Ocumare del Tuy. Esta peregrinación se realiza en honor a la Patrona de Venezuela, La Virgen de Coromoto, la cual se lleva a cabo el siguiente domingo después del miércoles de ceniza,  al inicio de la cuaresma, ésta manifestación fue proyectada y organizada por el padre Monseñor Pérez de León sacerdote de la parroquia San Diego de Alcalá  de Ocumare del Tuy.

     En esta época Venezuela y el mundo vivían una serie de eventos y cambios sustanciales, acababa de iniciar el conflicto armado más grande y sangriento de la historia: La II guerra mundial, y en Venezuela se vislumbraba un posible camino de transición hacia un modelo democrático; con la legalización de los partidos políticos, la reforma parcial de la constitución; que entre otras cosas le da el derecho al voto a la mujer. Periodo interrumpido abruptamente por un golpe de estado en 1945.

     Sin embargo, a pesar de todos los eventos la Iglesia venezolana, continuó con su proceso de organización y fortaleza tanto internacional como nacionalmente, por ser la organización de más antigua data en estas tierras. El padre Pérez, consiente del liderazgo de la iglesia católica, desde los inicios de la escolta de los indios Coromotanos, logró aglutinar en la estructura de la peregrinación grupos organizados muy cercanos a la iglesia tales: como los boy scouts, las hijas de María, los peregrinos, los comerciantes y hacendados de la época. Lo cual constituyó un gran logro por la participación en pleno de la comunidad.

Jesús Tereso Sánchez, Cacique Mayor de Los Indios Coromotanos.Jesús Tereso Sánchez, Cacique Mayor de Los Indios Coromotanos. Imagen tomada de JGuardiaFothografy.

     Cabe destacar que esta actividad religiosa nace cuando apenas muere el dictador Juan Vicente Gómez, quien manejó al país con mano de hierro, por más de 30 años, “dejando una sociedad poco o nada acostumbrada a la organización y mucho menos a la aglomeración y actos de masas, como lo fue esta primera y las subsiguientes ediciones de la escolta de los indios Coromotanos” (Canelo, 2006).

     A la vanguardia de esta naciente tradición se encontraba el padre Rafael Pérez León y el para ese entonces impetuoso joven de quince años de edad Jesús Tereso Sánchez, a quien nombró como el Cacique de aquella peregrinación que recién comenzaba, ni él, ni el mismísimo Padre Pérez, se imaginaron que sesenta y siete años más tarde Sánchez estaría a la cabeza de esta importante tradición que caracteriza a Ocumare del Tuy.

Acompañando al Cacique en esa oportunidad y en los años por venir, una gran cantidad de promeseros, vestidos como aborígenes, unos a pie y otros a caballo, algunos montado en las carrozas alegóricas, una gran cantidad de niños y niñas igualmente promeseros vestidos como ángeles. Cabe mencionar que en esta peregrinación los comerciantes y hacendados, costeaban los arreglos y decoración  de carrozas, alquilaban o en el mejor de los casos prestaban para la procesión sus caballos. El cacique Jesús Tereso Sánchez, acotó que hace años había una carroza por cada estado; pero la crisis también ha afectado esta tradición y ahora son menos carrozas, en las cuales se ubican representaciones de algunas regiones del país.

     La escolta de los Indios Coromotanos sale a la calle una sola vez al año, salvo que se requiera de la presencia de la imagen en otra fecha por alguna causa especial. Jesús Tereso Sánchez,  relató en una entrevista concedida a la investigadora; que hubo dos fechas extraordinarias en las cuales desfilaron los fieles, el 27 de mayo de 1965, cuando falleció su creador Monseñor Pérez y el 26 de julio de 1984 cuando se cumplieron cien años de su nacimiento.

Virgen de Coromoto Ocumare del Tuy.Virgen de Coromoto Ocumare del Tuy. Imagen tomada de  eluniversal.com.

    El acto central lo constituye la misa solemne que inicia a las 11 de la mañana en la iglesia parroquial San Diego de Alcalá,  al concluir el acto religioso se inicia la procesión con la imagen de la Patrona de Venezuela por el casco central, pasando de la iglesia a la Plaza del Estudiante, de allí, al sector Corocito, luego a la Plaza de los Indios, ubicada en el terreno frente a  la casa donde en vida habitaba Monseñor Pérez, en el sector El Palmar de Ocumare del Tuy. Los integrantes de la Escolta rinden tributo a su fundador Monseñor Pérez, cuya imagen grabada en un gigantesco cuadro, ocupa un lugar de honor, constituyendo una ceremonia impresionante el momento cuando los jinetes paran sus caballos en dos patas, mientras que los demás indios se inclinan en señal de respeto, hacia quién dejó ese hermoso legado.

     En este lugar se rinden  una serie de homenajes a la Patrona de Venezuela y al creador de esta peregrinación y escolta de los indios Coromotanos, para regresar a la iglesia y dejar en custodia la imagen de la Virgen de Coromoto.

     Al lado de los indios van en procesión unos camiones adornados (carrozas), la primera lleva la imagen de la Virgen de Coromoto, quien va acompañada de dos jóvenes, vestidas de blanco y con un gorro rojo, representando a la libertad, esta carroza generalmente lleva un techo de palmas  y esta decorada con plantas frutales; seguidamente otra carroza con niños vestidos como ángeles y la tercera que representa a Venezuela.

     La vestimenta de los promeseros quedan a gusto de cada uno, aunque todos dentro de las costumbres indígenas: guayucos, faldas con flecos, collares de semillas, cuerpo y caras pintadas con llamativos colores, complementando su indumentaria con arcos y flechas. El cacique lleva un vistoso penacho de 1,80 metros de altura, adornado con plumas multicolores, con la imagen de la Virgen de Coromoto. En la actualidad hay más de 3.200 promeseros que forman parte de la organización, la cual  tiene como una de sus normas: no aceptar dinero; cada uno de sus miembros costea los   gastos, desde los adornos, trajes, penachos hasta el alquiler de los caballos.

     El cacique lleva un plumaje el cual se caracteriza por ser bastante pesado, es renovado todos los años y se le da otro tipo de decorado, esto se debe a que después de usado se donan a personas o instituciones. La procesión termina frente a la iglesia, donde se entona el Himno Nacional y se acompaña a la Virgen de Coromoto hasta su lugar dentro de la iglesia.

Cantares: Canto y poesía folklórica.

Por: Investigaciones TUCUY.

Cruz de Mayo, obra de Armando Reverón.

     El canto popular es una manifestación muy restringida en esta época, es el canto del pueblo, por lo tanto no tiene un autor, pasa de generación en generación y  sus raíces se remontan a la antigüedad, nos llega por la herencia de la cultura española: Las coplas, el romance, la seguidilla, los corridos, las décimas nos llegaron en los galeones negreros y tomaron la savia del negro y del indio. Los temas varían, siempre conservando la versificación clásica, puede ser que un coplero, o un juglar no sepa de octava, de endecasílabos y hemistiquios, que no sepa leer, ni escribir pero cuando canta una copla jamás le sale un verso cojo, esa es la sabiduría popular, lo que los ingleses llamaron folklor “Saber del Pueblo”. En Tucuy hemos recogido alguna de estas coplas, muchas de ellas con más de  200 años de existencia, algunas pasan de los 500 años, se van acomodando de acuerdo al medio, al paisaje, conservado ese sabor puro, que jamás pierde vigencia.

     Algunos compositores modernos se han apropiado de estos cantos, lo han adaptado y los presentan como propios, el tiempo les tumba la mascara. Recordemos siempre que después de los romanos y los griegos solo hay adaptaciones en el mundo de la poesía, del teatro o de la filosofía.

Presentamos algunos Ejemplos:

    “La Refalosa” es un golpe tuyero. Una vez le preguntaron al Maestro brasilero Villalobos, después de hacerlo oír diversas melodías folklóricas de muchas zonas de Venezuela, cuál de ellas era auténticamente venezolana o con menos influencia de otras tierras. El maestro que oyó el golpe de “la Refalosa”  le manifestó a sus músicos: “amigos Si buscan algo auténticamente venezolano es esta REFALOSA”. 

   El golpe “La Refalosa”, conjuntamente con “La Revuelta” conforman nuestro mayor patrimonio folklórico. Presentamos esta letra con más de cien años de antigüedad, y otros temas, recopilados por nuestros investigadores.

GOLPE “LA REFALOSA”   

Que mi madre me aconsejaba

Mi madre me aconsejaba

To, los días a mediodía

To,los días a  medio día

después de ojo sacado

No vale Santa Lucía 

Pos no vale Santa Lucía

con suspiros y abrazos

no se va a la pulpería

no se va a la pulpería,

se acabó mi prontitud

pues cuando yo era protegido

cuando era yo protegido

hoy como me ven tan mal

pos no saben que yo he nacido,

Pues no saben si yo he nacido,

Me hacen como aquella peña

Que en el mar se ha confundido

Se ha confundido.

Pendiente e´la muerte estoy

pues bien sé que he de morir

pero no puedo decir

pues, sí será mañana o hoy.

Si sera mañana o hoy, pues

Pues pude andar detrás de mi madre,

Me engendró  para morir

Pero no puedo decir

Pues dónde entierren mi cadáver

Pues dónde entierren mi cadáver

Y como no soy estable

En esta tierra que estoy

pues en esta tierra en que estoy pues,

a cada paso que doy, pues

veo la muerte patente

veo la muerte patente pues,

como la tengo presente

pendiente a la muerte estoy

pendiente a la muerte estoy, pues

no puedo decí en mi muerte

de que manera será

pues de que manera será pues,

tan solo Dios lo sabrá

pues eso va según la suerte

pero si aquí fuera e´repente

 en la boca de un fusil

las sierras me ha partir;

pues  estoy en mil confusiones

pues  hoy me algro en ocasiones

que sé que me he de morir

que sé que me he de morir pues;

en un tiempo sabía yo

pues cantar como yo canto

porque la pena y el llanto

hasta el cantar me privó

Hasta el cantar me privó pues,

Desde muy pequeña edad pues

Este cantar me ha gustado

Este cantar me ha gustado

Muy poco lo he ejecutado

Con mucha sinceridad

Con mucha sinceridad pues,

En toda la humanidad pues

A mi cantar escuchó

Que mi cantar escuchó

Pues fue que bien me conoció

Pues como muy claro se ve

Pues hoy debo decirlo pues

Pues en un tiempo sabía yo

En un tiempo sabía yo pues

Retirarme del cantar pues

Hoy porque lo he pretendido

Porque ya estoy convencido….

Coplas con temas variados

Santísima Cruz de Mayo

mándanos un aguacero

tú que conversas con Dios

y los ángeles del cielo

No hablemos de poesía

hablemos de plato y taza

porque el dueño de la casa

quedó mal con la comía

¿Cómo puede un policía

con lo poquito que gana

comer de noche y mañana

vestirse y tener quería?

Soy negro como un Zamuro

y aunque de memoria bruta

puedo así en un cuarto oscuro

salvarme de la recluta.

Aquí me tenéis presente

aquí me tenéis parao;

el que decían era muerto

pero no estaba enterrao

Mi mamá se llama arepa

y mi taita maíz tostao

miren las horas que son

y no me he desayunao

Cuando un negro está comiendo

de un blanco en la compañía

o el blanco le debe al negro

o es del negro la comía

El que no llora no mama

aunque ande con la parida

y el que no pide no come

aunque boten la comida

Goza del sol mientras dure,

todo no ha ser verano

yo aprendí con la experiencia

que atrás de un cerro está un llano

Décima de la cruz.

 Se canta en el mes de mayo

La cruz santifica el vino

Al mismo tiempo de alzar;

La cruz para consagrar

Los sacramentos divinos.

 

La Cruz venció a lucifer

cuando en la gloria se alzó

con la Cruz lo derribó

el Arcángel San Gabriel

la Cruz no se vio nacer

pero se vido triunfar

porque ai van los sacramentos

al mismo tiempo de alzar

La cruz tiene la grandeza

el cáliz la Cruz bendice

porque el mismo Cristo dice

sin la Cruz no hay devoción

con la Cruz no siento pena

y se debe de adorar

colocarse en el altar

Porque mi Dios la divisa

La Cruz para consagrar

 

La Cruz a Jesús indicó

en su sagrada pasión;

sin la Cruz no hay devoción

para todo se necesita

y el mismo San Juan Bautista

cuando a Cristo bautizó

y le sirve de padrino,

administró con la cruz

los sacramentos divinos. 

LA CRUZ DE MAYO

Por: Investigaciones TUCUY.

        El Velorio de Cruz o fiesta  de la Cruz de Mayo fue traída a la América y en especial a Venezuela por los sacerdotes y conquistadores españoles, quienes conmemoraban el 3 de mayo, el hallazgo en el año 324, que realizó Elena (Santa Elena), madre del emperador Constantino, de la cruz donde murió Cristo, coincidiendo con esta celebración los pobladores de este continente, realizaban rituales para festejar la llegada de la primavera o de las lluvias y a su vez el inicio del período de siembra.

         Los aborígenes o nativos de las Américas llegado el momento de las vísperas de lluvias se concentraban en sitios elegidos como centros rituales para realizar ofrendas a sus dioses como muestra de agradecimiento por lo recibido y para bendecir las cosechas futuras, generalmente estos emplazamientos quedaban en lugares ubicados en zonas altas (cerros, promontorios, entre otros) y cercanos de los poblados o caseríos de estos.

Cruz de Mayo, Centro de Arte la Estancia, Foto de Gizet González.

      Al crearse los pueblos de doctrina en épocas de post conquista los sacerdotes observaron la coincidencia de los ritos  de los originarios y la celebración a la santa Cruz y colocaron Cruces donde estos realizaban sus ofrendas, de forma que se rindiera culto a esta y no a los dioses paganos, luego obligaron también a los esclavos africanos a sumarse a estos ritos lo que enriqueció la forma de expresión en torno a esta celebración, pues se creó un sincretismo basado en los ritos litúrgicos, musicales y costumbristas de Europa, África y América.

   Actualmente el ritual está presente en casi toda Venezuela: los Llanos Occidentales, Oriente, Litoral Central, específicamente en los estados Aragua, Miranda, Apure, Lara y Guárico; a excepción de los estados Mérida, Zulia y Táchira.

      En el estado Miranda esta celebración se realiza durante todo el mes de mayo, pero la fecha central es el día 3, en el Valle del Tuy  la celebración es completamente religiosa ligada a familias o cofradías que guardan celosamente este rito casi invariable, se celebra con cantos de Fulías y se recitan Decimas, nos cuenta el cronista de Santa Lucia Ramón Ávila lo Siguiente: las familias “visten sus cruces con papel de seda (o papel de papagayo) de diversos colores, las exponen en los hogares, les rinden tributo y en ocasiones se pueden hacer exposición de cruces”, y Jesús Silva cronista de Santa Teresa expresa; “en cada caserío se celebraba la cruz con un baile de joropo, cantos de fulías, décimas en agradecimiento por las cosechas y favores concedidos, haciendo ofrenda de todo lo dado por la tierra.”

    El Velorio de Cruz es una manifestación que culturalmente permite la confluencia de valores religiosos y expresiones culturales diversas tales como; la Decima, Canto de Fulías, el toque del Tambor, por lo cual es necesario profundizar y promover en las nuevas generaciones con miras a que siga manteniéndose en el tiempo.