Historia regional y local del Valle del Tuy

Entradas etiquetadas como ‘don bernardo’

OCUMARE Y SU TRADICIÓN MUNICIPALISTA.

Por: Juan José Flores †

     La tradición municipalista de Ocumare, comienza casi al principio de su fundación, ya que en su jurisdicción, primero que en cualquier otro lugar del Valle regado por el Tuy y gracias a la fertilidad de su tierra, se asientan las primeras haciendas, que datan del año 1597, las cuales quizá por tradición, compra o herencia más tarde pertenecieron a grandes personaje como es el caso de Don Bernardo Rodríguez del Toro, fundador del Vizcondado de San Bernardo, quien tiempo después establece el Marquesado del Toro, otras haciendas llegaron a pertenecer al Conde de la Granja, a Don Pedro de la Vega, a los Machillandas, a los Ponte y a otras ilustres familias que supieron enriquecer el gentilicio Ocumareño.

     Para el año 1783, ya aparece Ocumare con su justicia mayor, veamos lo que al respecto nos dice en su libro personal el Obispo Mariano Martí, con motivo de su visita Pastoral realizada a esta Ciudad el 5 de junio de 1783:

 “El Teniente de Justicia de este Pueblo es Don Joseph Marcano de la Margarita, casado en Canarias con Doña Margarita Sucre, hija del Capitán Don Antonio Sucre y de Doña Teresa Sucre, viuda de Don Matheo Gual. Este Marcano vino de Cumaná con el Señor Gobernador González, y éste le dio luego este Tenientazgo, que creo es el mejor o de los mejores de esta Provincia. Vino luego a principios del próximo pasado mes de enero a tomar posesión. Después de algunas semanas se fue a Cumaná a buscar a su mujer y familia y con ella vino otra vez acá hará como mes y medio. Es de hacer notar que el Teniente de Justicia Marcano, lo es también de la población de San Francisco de Yare, donde tiene por su cabo o comisionado a Don Juan Díaz Blanco, casado con Doña Francisca Machado, sobrina del fundador de esta iglesia.”

    Es en el año 1812 y con motivo del terremoto que asoló a Caracas, Ocumare del Tuy, envió alimentos para socorrer a los damnificados resultantes de ese sismo, es entonces cuando la Municipalidad Caraqueña agradece el noble gesto y le da el Título de Leal Ciudad. Veamos la resolución del Cabildo de Caracas:

“Caracas 3 de abril de 1812. Vistos los oficios del Justicia Mayor de Ocumare del primero del corriente en que graciosamente envía para socorro de los pobres de esta Capital veintidós cargas de alimentos que se han recibido, se acordó se conteste a dicho Justicia Mayor manifestándole el sumo reconocimiento en que queda esta Municipalidad por sus muy particulares oficiosidades y que espera el cuerpo le haga entender a ese leal pueblo su agradecimiento”.

     A comienzos de  1820 se le da el Título de Villa y en 1830 de acuerdo con la Ley de ese mismo año se le designa Capital del “Cantón Sabana de Ocumare”, adscrito a la Provincia de Caracas, la cual estaba compuesta por los cantones siguientes: Caracas, La Guaira, Petare, Guarenas, Santa Lucía, Ocumare del Tuy, Caucagua, Río Chico, Orituco, Chaguaramas, La Victoria, Turmero, Maracay, San Sebastián, Calabozo.

     Posteriormente en 1835, aparece el Cantón de Ocumare constituido por 8 Parroquias y con 34.242 habitantes o sea que después de Caracas con 43.752 como Distrito Administrativo de Ocumare del Tuy, luego como Distrito Ibarra, hasta la llegada de la Constitución de 1891, firmada el 3 de enero, donde es designado Capital del Distrito Lander, integrado por los Municipios Ocumare, San Francisco de Yare y la Democracia, es de destacar que con la promulgación de esa Constitución queda definitivamente Ocumare incorporado al nombre de Tomás Lander. Hoy con la creación del Distrito Simón Bolívar, o sea lo que fue el Municipio San Francisco de Yare, el Distrito Lander quedó integrado por los Municipios Ocumare y la Democracia. En 1904, es declarada Ciudad cuando se le designa Capital del Estado Miranda. 

Casa de Santa AnaCasa de Santa Ana, esta hermosa casona perteneció al General Benjamín Arriens Urdaneta, uno de los precursores para que Ocumare fuese Capital del Estado.

Anuncios

Cúa un pueblo con dos Patronas

Por: Manuel Vicente Monasterios.

Santa Rosa de Lima y Nuestra Señora del Rosario.

     La antigua hacienda Marín, ubicada en  los valles del Tuy es el núcleo fundacional de la actual población de Cúa, a finales del siglo XVII la adquiere el canario Don Bernardo Rodríguez del Toro, futuro Marqués del Toro, quien conjuntamente con todos los demás propietarios de las grandes haciendas de cacao, solicitan autorización eclesiástica para fundar una capellanía o curato para la atención de la población de esclavos en la administración de Sacramentos y la Misas, en concordancia con lo dispuesto por la Iglesia Católica.

     El 9 de septiembre de 1673 llega a la ciudad de Caracas Fray Antonio González de Acuña con el nombramiento de Obispo, éste sacerdote nacido en Lima (Perú) es el autor de la primera biografía de Santa Rosa de Lima  y además por mandato del Vaticano le correspondió llevar el juicio sobre la canonización de la santa peruana. Su gobierno eclesiástico de la provincia de Caracas (Venezuela) dura nueve años, hasta el 22 de febrero de 1882 con su fallecimiento. El  fervor del obispo por Santa Rosa se manifiesta promoviendo  en su jurisdicción la devoción por la milagrosa santa peruana. El Real Seminario de Caracas antecedente la la Universidad Central se coloca bajo la protección de Santa Rosa, igualmente se fundan pueblos como Santa Rosa de los Cerritos de las cercanías de Barquisimeto, entre otros.

Imagen de Santa Rosa de Lima.

Don Bernardo Rodríguez del Toro y los hacendados dueños de esclavos quienes tenían que cancelar los estipendios para el mantenimiento del cura, construir capilla, mantenerla con sus ornatos, imágenes y campana con decencia adecuada, solicitan autorización al obispo González de Acuña para que se designe como patrona a Santa Rosa. Es así que la capellanía o curato es denominado en los libros y documentos de la época como Santa Rosa de Marín, la fecha exacta de la fundación hasta ahora no se  tiene, se toma como fecha de fundación o erección el 18 de octubre de 1690 correspondiente a la primera partida del libro más antiguo de su archivo y está firmada por Don Pedro de Salas.

Desde finales del siglo XVII la imagen de la venerada Santa Rosa está unida a Fe de los habitantes de Cúa, primero como Patrona hasta el año 1774, año  en que por disposición del Provisor Eclesiástico Presbítero José Muñoz se escoge como patrona principal a Nuestra Señora del Rosario y como patrona menos principal a Santa Rosa de Lima. Al trasladar el templo a su nueva ubicación, la misma que tiene hoy, la venerada imagen de Santa Rosa quedó en un oratorio de la Hacienda Marín hasta 1914, por disposición del padre Luís Alejandro Yumar fue entregada al cuidado del señor Benigno Díaz, quien promueve su primera sociedad, la cual se instaló en 1921, el párroco era el padre Jesús María Pellín (Monseñor Pellín).Sociedad que sigue vigente hasta hoy.

Santa Rosa representa la fe de un pueblo católico, también está unida a la historia de Cúa, cuya primera denominación fue Santa Rosa de Marín,  la leyenda también se teje alrededor de una imagen que lloró anunciando la tragedia del 6 de abril de 1964, a las 11:58 de la noche, el tanquero Esso Maracaibo, cargado con 296.000 barriles de petróleo se estrelló contra las pilas 21 y 22 del Puente General Rafael Urdaneta, inaugurado dos años antes., ocurrió la tragedia de la caída del puente sobre el lago de Maracaibo.

Cúa celebra la fiesta de su primera patrona durante el mes de agosto y el día  30 sale en la tradicional procesión, de la misma forma como lo ha hecho por más de 300 años.

Imagen de Nuestra Señora del Rosario de Cúa, estado Miranda, Venezuela.