Historia regional y local del Valle del Tuy

Entradas etiquetadas como ‘gentilicio’

Revista Matria Nº 2

Subido por: Iván López Calero.

     El Grupo de investigación histórico – cultural de los valles del Tuy MATRIA, es un colectivo nacido de las inquietudes de un grupo de amigos de esta región del estado Bolivariano de Miranda, con intereses afines por la historia regional y local  y que desde hace ya algunos años se han venido desempeñando en distintas actividades, grupos, colectivos o de forma individual en pro de la investigación, compilación, escritura y difusión de la historia regional y local y las distintas manifestaciones culturales del Valle del Tuy.

     La REVISTA MATRIA tiene el reto de crear un vínculo entre el lector, sus recuerdos y la revista, por medio de artículos de investigación relacionados con lo más cercano al tuyero, es decir, sus orígenes, sus poblados, sus haciendas, sus medios de comunicación, sus comercios, centros de distracción, parques, gente, la esquina, el barrio, la poesía, sus edificaciones, la iglesia… la MATRIA.

Revista Matria Nº 2

Editorial

     El mes de junio representa historia patria, grandes batallas, tambores, bailes, representaciones en imágenes y sincretismo cultural permanente. Es la celebración por el nacimiento de San Juan, son las lluvias, el canto, el rezo, la Parranda de San Pedro, María y Rosa Ignacia. Es el sancocho en casa de la familia Machillanda en Ocumare del Tuy por su San Juan Parrandero. Es el Estado Miranda el epicentro cultural donde convergen lo católico y la cultura afrodescendiente venezolana.

     La REVISTA MATRIA ha querido abordar la cuestión del mestizaje cultural en este número, con un DOSSIER coordinado por el Lic. Iván López y dedicado a San Juan y la herencia africana, no solo en el Tuy sino en diversas partes del Estado Miranda. Los artículos que integran este segundo número son: Cacheo: Gentilicio De Origen Africano En Ocumare Del Tuy (Siglo XVIII) por Arturo Álvarez D´ Armas; San Juan Bautista el parrandero de Ocumare del Tuy por José Lozada; 34 años del encuentro intercultural entre San Pedro y Santa Lucía por Suzuky Gómez; y, Rebeliones de esclavizados en el Tuy durante el Siglo XVIII por Arturo Lev. A ellos hay que sumar las investigaciones relacionadas con tales temas en la sección de FESTIVIDADES TUYERAS redactada por el estudiante de Antropología (UCV) Andrés García y RELATOS DE VIDA por Keny Loaiza (UPEL).

     Pero además de lo anteriormente expuesto la REVISTA MATRIA ofrece en este número dos nuevas secciones con artículos del más vivo interés. Uno lleva por nombre CRÓNICAS DE MI PUEBLO, es un espacio dedicado al trabajo de los cronistas del Estado Miranda, a que ejecuten en papel todos sus saberes del terruño, que tan útil es para los historiadores, y lo inaugura un buen amigo, cronista oficial de Santa Teresa del Tuy, Jesús Silva Irazábal y su trabajo sobre la visita al Tuy del Obispo Mariano Martí. A la siguiente y novedosa sección se le acuño el nombre de OTRAS MATRIAS: OTRAS HISTORIAS, es un espacio necesario para lo local en este mundo globalizado, es el conocer mediante otras voces, la memoria o historia de diferentes lugares del planeta, es el compartir sus historias regionales desde sus orígenes, para comparar y entender lo que sucede fuera de las fronteras impuestas por el hombre. Para desarrollar dicha sección se contó con la colaboración de la Profesora chilena Paulina Barrenechea Vergara y su trabajo “Breve abordaje a la presencia del esclavo negro en la historia de la literatura chilena”.

     En manos de nuestros lectores y lectoras está este segundo número. Lo entregamos con la más firme de las expectativas de que su lectura habrá de resultar amena, ilustrativa y de un aprendizaje significativo para multiplicar.

Portada  de la Revista Matria Nº 2

Pulse acá para descargar Revista Matria Nº 2

OCUMARE Y SU TRADICIÓN MUNICIPALISTA.

Por: Juan José Flores †

     La tradición municipalista de Ocumare, comienza casi al principio de su fundación, ya que en su jurisdicción, primero que en cualquier otro lugar del Valle regado por el Tuy y gracias a la fertilidad de su tierra, se asientan las primeras haciendas, que datan del año 1597, las cuales quizá por tradición, compra o herencia más tarde pertenecieron a grandes personaje como es el caso de Don Bernardo Rodríguez del Toro, fundador del Vizcondado de San Bernardo, quien tiempo después establece el Marquesado del Toro, otras haciendas llegaron a pertenecer al Conde de la Granja, a Don Pedro de la Vega, a los Machillandas, a los Ponte y a otras ilustres familias que supieron enriquecer el gentilicio Ocumareño.

     Para el año 1783, ya aparece Ocumare con su justicia mayor, veamos lo que al respecto nos dice en su libro personal el Obispo Mariano Martí, con motivo de su visita Pastoral realizada a esta Ciudad el 5 de junio de 1783:

 “El Teniente de Justicia de este Pueblo es Don Joseph Marcano de la Margarita, casado en Canarias con Doña Margarita Sucre, hija del Capitán Don Antonio Sucre y de Doña Teresa Sucre, viuda de Don Matheo Gual. Este Marcano vino de Cumaná con el Señor Gobernador González, y éste le dio luego este Tenientazgo, que creo es el mejor o de los mejores de esta Provincia. Vino luego a principios del próximo pasado mes de enero a tomar posesión. Después de algunas semanas se fue a Cumaná a buscar a su mujer y familia y con ella vino otra vez acá hará como mes y medio. Es de hacer notar que el Teniente de Justicia Marcano, lo es también de la población de San Francisco de Yare, donde tiene por su cabo o comisionado a Don Juan Díaz Blanco, casado con Doña Francisca Machado, sobrina del fundador de esta iglesia.”

    Es en el año 1812 y con motivo del terremoto que asoló a Caracas, Ocumare del Tuy, envió alimentos para socorrer a los damnificados resultantes de ese sismo, es entonces cuando la Municipalidad Caraqueña agradece el noble gesto y le da el Título de Leal Ciudad. Veamos la resolución del Cabildo de Caracas:

“Caracas 3 de abril de 1812. Vistos los oficios del Justicia Mayor de Ocumare del primero del corriente en que graciosamente envía para socorro de los pobres de esta Capital veintidós cargas de alimentos que se han recibido, se acordó se conteste a dicho Justicia Mayor manifestándole el sumo reconocimiento en que queda esta Municipalidad por sus muy particulares oficiosidades y que espera el cuerpo le haga entender a ese leal pueblo su agradecimiento”.

     A comienzos de  1820 se le da el Título de Villa y en 1830 de acuerdo con la Ley de ese mismo año se le designa Capital del “Cantón Sabana de Ocumare”, adscrito a la Provincia de Caracas, la cual estaba compuesta por los cantones siguientes: Caracas, La Guaira, Petare, Guarenas, Santa Lucía, Ocumare del Tuy, Caucagua, Río Chico, Orituco, Chaguaramas, La Victoria, Turmero, Maracay, San Sebastián, Calabozo.

     Posteriormente en 1835, aparece el Cantón de Ocumare constituido por 8 Parroquias y con 34.242 habitantes o sea que después de Caracas con 43.752 como Distrito Administrativo de Ocumare del Tuy, luego como Distrito Ibarra, hasta la llegada de la Constitución de 1891, firmada el 3 de enero, donde es designado Capital del Distrito Lander, integrado por los Municipios Ocumare, San Francisco de Yare y la Democracia, es de destacar que con la promulgación de esa Constitución queda definitivamente Ocumare incorporado al nombre de Tomás Lander. Hoy con la creación del Distrito Simón Bolívar, o sea lo que fue el Municipio San Francisco de Yare, el Distrito Lander quedó integrado por los Municipios Ocumare y la Democracia. En 1904, es declarada Ciudad cuando se le designa Capital del Estado Miranda. 

Casa de Santa AnaCasa de Santa Ana, esta hermosa casona perteneció al General Benjamín Arriens Urdaneta, uno de los precursores para que Ocumare fuese Capital del Estado.