Historia regional y local del Valle del Tuy

Entradas etiquetadas como ‘municipio independencia’

Efemérides de los Valles del Tuy (Diciembre)

Por: Iván López Calero.

05/12/1967 – Para ese día es constituido el Distrito Independencia (hoy municipio independencia) al ser separado del distrito Paz Castillo, designando como su capital a Santa Teresa del Tuy, este acto fue realizado por orden de la Asamblea Legislativa del estado Miranda presidida por el Diputado Domingo Morales Torrella, junto a Gonzalo Álvarez presidente de la Junta Comunal y Gustavo Rodríguez Ramos concejal.

Creación del distrito Independencia05-12-1967Firma de las Actas de creación del Distrito Independencia el 05 de diciembre de 1967.

08/12/1951 – Es fundado el Centro Social Cultural “Juan España”, hoy Casa Municipal de la Cultura “Juan España” ubicado en Santa Teresa del Tuy.

10/12/1859 – Se libra la Batalla de Santa Inés, en la cual el ejército Federal liderado por el General Ezequiel Zamora, cueño de nacimiento, derrota al ejército centralista; se considera esta batalla como fundamental en el proceso de la Guerra Federal y como testimonio de las excepcionales cualidades de Zamora como conductor de tropas.

Ezequiel Zamora por Ciro Rivas, 2005Ezequiel Zamora a caballo.

13/12/2013 – Día de las fiestas patronales de Santa Lucía en el Valle del Tuy.

Santa Lucía martirSanta Lucía mártir.

15/12/1858 – Nace en Cúa Cristóbal Rojas, afamado pintor venezolano cuya obra comprende varias etapas artísticas que van desde el claroscuro pasando por el simbolismo, el materialismo, el paisajismo y la figura natural, sus restos reposan en el Panteón Nacional desde el 27 de diciembre de 1958.

Cristóbal RojasCristóbal Rojas Poleo.

17/12/1837 – Ese día llega José Antonio Páez al Valle del Tuy, específicamente a la hacienda del General Castillo-Veitía, en compañía de algunos oficiales entre ellos Felipe Macero. Páez salió a encontrarse con Dionisio Cisneros en  su cantón del Cerro del Lagartijo y como resultado del encuentro se dio fin a las andanzas guerrilleras del Fiel Indio al Rey (Dionisio Cisneros).

22/12/1837 – Muere en Caracas el Ocumareño Lino Gallardo, llamado el Haydn de Venezolano, compositor de canciones patrióticas, director de orquesta y ejecutante del violín, violonchelo y contrabajo. A este destacado músico se le atribuye la creación de la música original del himno nacional de Venezuela. Fue discípulo de Juan Manuel Olivares en la Academia de Música de Caracas que fundó el Padre Sojo en 1784 (Pedro Ramón Palacios y Sojo, tío de Simón Bolívar).

Lino GallardoLino Gallardo.

23/12/1846 –  Es fusilado en la plaza de San Jacinto (hoy Plaza Bolívar de Caracas) Rafael Flores “El Calvareño” guerrillero alzado de la Revolución Popular, oriundo de Caujarito, cantón de Charallave valles del Tuy, según las leyendas, el Calvareño se mantuvo sereno y sin miedo ante el pelotón de fusilamiento.

Guerra Federal

27/12/1958 – Son llevados al panteón nacional los restos del pintor Cueño Cristóbal Rojas Poleo, con motivo de la conmemoración de los cien años de su nacimiento.

Panteón Nacional de VenezuelaPanteón Nacional de Venezuela; Foto Iván López.

HISTORIA DE LA MÚSICA CORAL EN SANTA TERESA DEL TUY

Por: Isaac Morales.

     El primer pueblo de los Valles del Tuy en tener un orfeón o agrupación coral fue precisamente Santa Teresa, en 1960. El 28 de mayo de ese año un grupo jóvenes encabezados por Pastora Ríos, Gisela Alcalá, Gilberto Alcalá, Santiago Gudiño, Libia Méndez, Matilde González y sus hermanos, los hermanos Mejías, entre otros, habían decidido contactar al destacado músico y coralista venezolano Pedro Liendo para fundar, ese día, el Orfeón Santa Teresa, con sede en el Club Social Cultural, hoy Casa Municipal de la Cultura “Juan España”. Los primeros dos años fueron principalmente de preparación y llegaron a presentarse varias veces en actos culturales en el pueblo recibiendo gran ovación. En 1962 el maestro Pedro Liendo debió abandonar el orfeón. Ese año toma la dirección el maestro Hugo Corsetti, y en 1963 tomó la dirección el talentoso profesor Juan Bautista Medina, pero en 1964 entraron en un largo receso, hasta reunirse en veinticinco años después, en 1989. Como homenaje a su primer director, el Orfeón Santa Teresa cambió su nombre a Orfeón “Pedro Liendo”.

     Una persona que recién regresaba después de largos años de ausencia en la población, Pedro Gerardo Suárez, llegó con la intención de formar otro coro, y para ello convocó al antiguo “Pedro Liendo”, así como a otras personas. Sin embargo, cuentan los integrantes del “Pedro Liendo” que tuvieron graves diferencias con Suárez, así que este los expulsó del coro y creó una agrupación llamada Orfeón “Luis Laguna”. Fue una dura experiencia para el “Pedro Liendo”, quienes decidieron seguir intentando revitalizar su histórica labor cultural, y lo lograron en 1990 con la profesora Carmen Omaira Piñango, con quien trabajaron exitosamente durante cuatro años. Este fue sólo el inicio de un largo andar en la historia de la música coral tereseña, que tendrá, aún hasta hoy, a la extensa familia de los Mejías, siempre a la vanguardia del canto coral en la población. En 1994 regresa el profesor Juan Bautista Medina por un breve tiempo, le organizan un memorable homenaje, pero luego él les deja bajo su recomendación al joven destacado director coral Cristian Malvar, quien le dio un estilo peculiar al histórico orfeón, enfocándolo principalmente en la interpretación de música sacra.

     También en esa época entró toda una nueva generación de coralistas al “Pedro Liendo” incluyendo los descendientes de las familias Mejías y González. Entre los integrantes del histórico Orfeón “Pedro Liendo”, destacaron Rosa Rodríguez de Solórzano, Edmundo González, Marcos González, Neftalí Taborda, Olga Santaella, William Ramos Morales, Julio López, Alfredo Mejías, Pedro “Perucho” Siso, Dilia Palacios. También en varias oportunidades compartieron tarima con el Polifónico “Santa Lucía”, de esa vecina población, fundado por el profesor Julián Lares en 1962.

Orfeón Santa Teresa, 1960 en Televisora NacionalOrfeón “Santa Teresa”, en la Televisora Nacional Canal 5, en 1960.

     No fue sino hasta 1985 que surgió una segunda agrupación coral, cuando se reunieron para un quinteto vocal-instrumental Yrene Fernández, Fidel García, Wilfredo Morales, Miguel Aybar y Elibel de Aybar. Cabe destacar que Yrene Fernández llegará a convertirse en una de las principales figuras del canto coral tereseño, proviniendo del Movimiento Coral del estado Aragua de los años setenta, y de la Cantoría “Antonio Estévez” de la CANTV Caracas, prestigiosamente dirigida por el maestro Juan Carlos Núñez, llegando a participar en montajes tan importantes como la Cantata Criolla y el Mesías de Häendel, trayendo así toda su experiencia como soprano a la población. Sin embargo el grupo tuvo poca trayectoria, pues en 1987, con el apoyo del profesor Gustavo Solórzano, siempre activador cultural de la población, y la organización de la misma Yrene Fernández junto a Fidel García, José Zammataro, Maigualida Trujillo, Robert Ramos y Lucía García, entre otros, fundan la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy”, bajo la dirección del entonces joven destacado músico caraqueño Pedro Antonio Silva, ensayando en las instalaciones de la Prefectura, espacio hoy destruido e inundado de contaminación, diagonal a la Casa Parroquial. Por aquella época el Orfeón “Pedro Liendo” se hallaba inactivo por el exceso de ocupaciones de su director, que era aún Medina. Sin embargo, fue precisamente la fundación y promoción de la Coral Municipal, lo que motivó a aquellos viejos integrantes a reunirse para reactivar el primer orfeón tereseño.

     Mientras tanto, la Coral Municipal tuvo una muy activa vida durante más de una década. En 1989, su dirección pasó a manos del destacado músico, también caraqueña, Abigaíl Gutiérrez. Ensayaron en diferentes sedes, tales como el Preescolar “Blancanieves”, en el Colegio “Padre Manuel Cañizares”, en la Escuela Básica “Juan Román Valecillos”, en el Club de Leones, en el liceo “José Leonardo Chirino” y finalmente, gracias al sempiterno apoyo de Gustavo Solórzano, se establecieron desde 1996 definitivamente en el Centro de Animación Cultural “Federico Bello Klye” adscrito al CONAC, sede coordinada entonces por él, hoy sede municipal del Ministerio del Poder Popular para la Cultura. Desde 1991-‘92, la dirección de la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy” había pasado a manos de quien sería su más importante y reconocido director, el talentoso músico tereseño Ángel Luis González, que venía de ser tenor en la misma coral. Bajo su dirección la Coral Municipal participó en múltiples conciertos en varios estados del país y en la capital, y por supuesto  en  varias  poblaciones del estado Miranda. 

     En diciembre de 1993 se llevó a cabo en la población el que tal vez haya sido el evento más importante en la historia de la música coral tereseña. La Coral Municipal y el “Pedro Liendo (el Orfeón “Luis Laguna” no quiso participar) se reunieron para presentar en la iglesia de Santa Teresa del Tuy la “Misa solemne” del reconocido músico cueño Evencio Castellanos, una pieza coral sacra de aproximadamente dos horas acompañada del ritual común de la misa católica. Esta obra quedó grabada en la memoria de todos los músicos de la población puesto que fue un evento sin precedentes, cautivando a un público numeroso durante varias presentaciones. Ambas corales también participaron juntos en el montaje de la “Misa Pontificalis” junto al Coro del Congreso Nacional, dirigidas las agrupaciones por Octavia Issac, así como en el montaje de las obras maestras de la música sacra “Ave verum corpus y Panis angelicus”.

     En 1996 la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy” grabó un disco compacto promocional en el antiguo estudio del famoso músico Gerauld Sánchez, que quedaba en el sector El Paují de San Francisco de Yare. En 1998 Ángel Luis González dejó la dirección de la Coral Municipal por razones personales y tomó la dirección el destacado director Luis Barrios. Hay que mencionar que Ángel Luis González se ha destacado más recientemente como directivo del Sistema Nacional de Orquestas en los diferentes núcleos de los municipios tuyeros. Por aquella época, finales de los noventa, por razones que aún se desconocen, la alcaldía del Municipio Independencia le quitó el subsidio tanto a la Coral Municipal como al “Pedro Liendo” y sólo permaneció subsidiado el desde entonces Orfeón Municipal “Luis Laguna”. Al cabo de un tiempo, el director Cristian Malvar, luego de organizar el concierto homenaje a Juan Bautista Medina, debió abandonar el Orfeón “Pedro Liendo”, agrupación coral que, ya entrado el siglo XXI, quedó en inactividad total, pero pasando a la historia con un récord de miles de presentaciones a lo largo de cuarenta años de loable trayectoria.

Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy”. 1993 apróx.Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy”. 1993 apróx.

     A mediados de la década de los noventa surge, bajo la dirección del luciteño Julián Lares, la Coral de la Empresa Hermo de Santa Teresa del Tuy, que más adelante pasaría a ser dirigida por la importante músico ocumareña Carmen Omaira Piñango.

     Algunos de los integrantes de la segunda generación del “Pedro Liendo” ingresaron entre 2000 y 2001 a la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy”, aún bajo la dirección de Luis Barrios, quien para 2002 debió abandonar la dirección.

     También a mediados de los noventa se inician, bajo la dirección de esa gran músico “uruguayo-tereseña” Mabel González, los Niños Cantores de Santa Teresa, hoy día bajo la dirección de Pedro Gerardo Suárez. Bajo la dirección de la profesora y pianista Mabel González (hoy también profesora en el Sistema Nacional de Orquestas Núcleo Santa Teresa), iniciaría su larga y exitosísima trayectoria en el canto, el joven Hernán Alcalá, quien se destacaría luego tanto como solista como coralista y recientemente como tal vez el mejor director coral que ha dado nuestra población, debido a su formación ya internacional y sus grandes éxitos artísticos en el área del canto y de la dirección coral, dejando en alto en varios países del mundo no sólo a nuestra población, sino también a nuestro país.

    Otra agrupación coral tereseña surgida a mediados de los noventa, fue la Coral de “Elecentro” (la compañía de electricidad), bajo la dirección de Ángel Luis González, y teniendo como uno de sus principales integrantes, por trabajar allí, al destacado tenor coral tereseño Robert Ramos, de la Coral Municipal. Además, durante algún tiempo existió a finales de esa década la Coral de la Casa Parroquial, dirigida por Regina Delgado, hermana de un exintegrante de la Coral Municipal, Bartolomé Delgado.

   Entre aquellos integrantes de la Coral Municipal “Santa Teresa”, durante los noventas, destacaron Yelitza Ramos, Yolibel Corrales, Maribel Corrales, Bartolomé Delgado, Hernán Alcalá, Néstor Fernández, Iván Espinoza, Isaac Morales, las hermanas Blanco (Mirna, Luisa, Lisbeth), así como los fundadores ya nombrados. Igualmente, entre los integrantes del “Pedro Liendo” de la segunda generación destacaron Astrid Solórzano, Rafael Mejías, Rafael Mejías Jr., Eliana Mejías, Engels Siso, Stalin Siso…

    Durante estos años, el Orfeón Municipal “Luis Laguna” tuvo alguna actividad con presentaciones en los municipios del Tuy, con recordados integrantes como  Betty Montagnoni, el señor Ramiro, Yolanda de Niño, la joven Maoli, entre otros.

  En 2002, la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy” volvió a quedar sin director, mientras la familia Mejías se había conformado como la Coral de los Mejías. Asumió entonces la dirección de la Coral Municipal el talentoso joven tenor Hernán Alcalá. Ese mismo año, Hernán Alcalá propone fundir la Coral Municipal con la Coral de los Mejías, y así nace la Agrupación Coral “Tetracordium”. 

Agrupación Coral Tetracordium. Casa Municipal de la Cultura “Juan España”, 2008.Agrupación Coral Tetracordium. Casa Municipal de la Cultura “Juan España”, 2008.

     Tetracordium ensaya con nuevo estilo, a la vanguardia de la música coral mundial y llega a ganar, en 2003, el Certamen Mayor de las Artes y Letras Capítulo Canto Coral, organizado por el Ministerio de la Cultura, a nivel del Estado Miranda, representando a todo el estado ante el certamen nacional. “Tetracordium” ha representado al municipio en varias partes del país, con un éxito rotundo. Sin embargo, Hernán Alcalá deberá abandonar el coro en 2007 por sus estudios musicales en el exterior. En 2008, por un breve período Ángel Luis González dirige este coro, pero actualmente, en 2009, ha asumido la dirección, provisionalmente, un también viejo integrante de la Coral Municipal, Iván Espinoza. También han recibido prácticas de canto con el talentoso percusionista tereseño Gustavo Domínguez.

    El nuevo rostro del canto coral tereseño, Tetracordium, está formado con lo mejor de las tres más grandes agrupaciones corales antiguas del pueblo: el Orfeón “Pedro Liendo”, la Coral de los Mejías y la Coral Municipal “Santa Teresa del Tuy”, siendo los embajadores musicales del Municipio Independencia ante toda Venezuela. Entre sus integrantes destacan: Yrene Fernández, Isabel

   Mejías, Eliana Mejías, Carmen Valdez, Lucía García, Rafael Mejías, Stalin Siso, Rafael Mejías Jr., Engels Siso, Robert Ramos, Pedro “Perucho” Siso, entre otros.

Fuentes Consultadas:

Para esta investigación se entrevistó a las siguientes personas: Rosa Rodríguez de Solórzano, Yrene Fernández, Alfredo Mejías, Pedro “Perucho” Siso, Robert Ramos, Lucía García, Engels Siso, Stalin Siso.

NICOMEDES RONDÓN (Arpisto)

Por: Jesús Castro.

     Nació en el caserío de agua amarilla en Santa Teresa del Tuy en el año de 1928, siendo sus padres el Sr. Benito Rondón y la Sra. Martina García, su padre era de oficio carpintero y un buen día le hace un arpa a su hermano Regino Rondón para que este aprendiese a tocarla, pero es Nicomedes el que se interesa por aprender y a escondidas de su papá inicia sus prácticas, hasta que un buen día lo descubren, su papá queda sorprendido y desde ese momento ya con la aprobación de su progenitor inicia su aprendizaje de manos de dos grandes arpistos de la época como lo eran Fernando Argueta y Marcos Meléndez.

     Nicomedes Rondón pertenece al legado de otros grandes arpistos de su época como lo eran: Fulgencio Aquino (fallecido), Gabriel Cirilo Ruíz (fallecido), Juan Martínez y Dionisio Bolívar. Fue un gran Cultor y Maestro, entre sus discípulos tenemos a Mario Díaz, los hermanos Belisario, Esteban Ramos “El Perico de Miranda” entre otros. Fue una persona muy querida por muchos joroperos, Hombre inteligente, que mantenía en su mente su música, sus golpes y pasajes que lo dieron a conocer, también tenía un caudal de conocimientos sobre hechos pasados y vivencias.

Nicomedes RondónNicomedes Rondón, Arpisto de Joropo Tuyero.

     Recorrió muchos de los pueblos del Estado Miranda y Aragua, El joropo y su música fueron su pasión y se dedicó a ello en cuerpo y alma, escuchaba los joropos por la radio, su enfermedad lo limitó a estar en su casa pero aun así estaba al tanto de todo lo que sucedía.

Cantadores que lo acompañaron:

     Margarito Arístiguieta, Silvino Armas, Manuel María Pacheco “El Turpial Mirandino”, Quintín Duarte, Emilio Hurtado, Juan Onofre Machillanda, Nicolás Coronel, Pablo Pérez, Esteban Ramos “El Perico de Mi-randa”, Ricardo Ramos “El Lorito de Miranda”, Juan Pablo Martínez, Claudio Machado, Brígido Ríos, Manuel Flores, Arístides Villamizar, Sandalio Hernández “El Canario de Aragua”, Vicente Corredor, Juan Espinoza.

SILVINO ARMASPortada de Disco; Silvino Armas y Nicomedes Rondón.

Algunas Grabaciones realizadas:

1.- Disco de 45 rpm

a.- Amarte fue mi pecado

b.- El Enamorado.

Cantador Silvino Armas

M. Arpa, Nicomedes Rondón

2.- LP.- Silvino Y Nicomedes Rondón

Algunos de sus éxitos al lado de Silvino Armas:

1.- La esponja.

2.- El jarabe.

3.- El Alacrán.

4.- Tú no tienes ná.

5.- El Viejo.

6.- El Beso.

7.- La Vidalina.

8.- María.

9.- La Pulla.

10.- Son Tus ojos.

LA BANDA MUNICIPAL “ANSELMO SOTO”

Por: Jesús Silva I.

     La Banda toma su nombre en homenaje al maestro de música Anselmo Soto, nacido en Santa Teresa del Tuy el día 21 de abril de 1897, dedicando su vida a la música a tal punto que convirtió su hogar en Escuela de Formación Musical, y desde allí impartió sus conocimientos a los jóvenes del pueblo en forma gratuita. Al igual que a algunos de sus hijos que heredaron su pasión por la música. Fue Anselmo Soto Director de Música del Municipio Independencia, así como también de la Banda Sacra, falleciendo el 12 de noviembre de 1976 en su pueblo natal a los 79 años. 

PublicaciónBanda Municipal Anselmo Soto.Banda Municipal Anselmo Soto, en el Centro Cultural Juan España. Foto suministrada por el autor.

     La Banda Municipal “Anselmo Soto” fue inaugurada el 24 de junio de 1996, haciendo presentaciones en la Plaza Bolívar de este Municipio Independencia y en las demás ciudades de los Valles del Tuy, interpretando conciertos populares y clásicos. La Banda Municipal “Anselmo Soto” es dirigida actualmente por su Fundador y Director el Profesor Saúl Palacios quien tuvo la idea de rescatar la Banda que una vez existió, convocando los músicos de Santa Teresa y poblaciones vecinas, planteándoles a dichos músicos ensayar, para ir en futuro muy cercano haciendo una Banda Municipal.

     Ha participado esta Banda Musical en conciertos en la Plaza Bolívar de Santa Teresa del Tuy con música popular y tradicional venezolana, haciendo la interpretación de los himnos: Nacional, del Estado Bolivariano de Miranda y del Municipio Independencia y de otras latitudes en las Sesiones Solemnes y otros actos protocolares del Municipio en las fechas patrias así como rendir los honores a las autoridades que presiden los actos. esta Banda está integrada por los clarinetistas: José P. Longa, Eduardo Delpiani y Roque Barrios, los saxofonistas: Eduardo Hidalgo, Alfonso Colatosti, Alberto Mendoza y Esteban Cordero; los trompetistas: Cesar Blanco, Marcos Mijares, Manuel Delpiani y Carmelo Méndez; en los trombones: Bernardo Coronel, Manuel Allen y Tomas Bernal; bombardine: Jackson Vera; tuba: José Castillo; percusionistas: Luis Abreu, Gustavo Domínguez y Fidel García; bajo eléctrico: Carlos Alberto Arocha; al piano: Arnaldo Barrios y atrilero Luis Tovar.

      También han pasado por esta banda otras personalidades de la música que hoy no les acompañan y algunos nuevos integrantes que se van sumando lo que permitirá mantener esta banda en el tiempo. Muchos de estos músicos ya han recibido la “Orden Honor al Mérito Municipal” otorgada por el Concejo Municipal Independencia.

LA BURRIQUITA DEL MUNICIPIO INDEPENDENCIA.

Por: Ruth Conde.

     “Un señor que vendía raspados, de nombre Ángel Ibarra y apodado Quierequiere comenzó a bailar burra todo los ocho de octubre”, con motivo del día de la patrona, fecha que se cambio cuando se hizo un pequeño ajuste en el candelario mariano, todo esto comenzó en el año 1888 cuando tenia 20 años de edad aproximadamente, este señor formó parte importante del acervo cultural del municipio independencia además fue fundador de la  parranda de San Juan y Tamborero. Este bailaba con una guitarra hecha de una lata de aceite, Bailó la burra hasta los 70 años cuando producto de los años no pudo seguir bailando, sin embargo el señor Ángel preparó a la persona que le dio continuidad a esta tradición.

Edgar José Peña Rodríguez.

     Edgar José Peña Rodríguez nació el 25 de abril en San Agustín del Sur y lo trajeron a los ocho meses de nacido a Santa Teresa del Tuy, desdé niño se vio rodeado por la cultura ya que es promesero de los Diablos Danzante de Yare, Tamborero y el asistente del señor Ángel Ibarra, siempre veía como se arreglaba y los pasos de cómo danzaba con la burra, cuando tenía 12 años el señor Quierequiere producto de la vejez le cedió a él para que asumiera tal compromiso, desde entonces baila la burriquita y una sola vez no la pudo  bailar producto de estar enfermo, ha bailado en diferentes partes del país, la burra tiene su propia canción que es música y letra del desaparecido Gerauld Sánchez el cual narra la historia de esta burra.

     Dice con profunda nostalgia que ahora es cuando se le ha dado importancia a la cultura popular y en especial a la burra de este pueblo, ya que no había sido tomada en cuenta como en los municipios Paz Castillo y  Pedro Gual, confiesa que en su vida a sido entrevistado tres veces, la primera por el Instituto de Patrimonio Cultural de Miranda donde por primera vez escribieron sobre él y gracias a esa entrevista todo el mundo conoció la historia de la burra de Santa Teresa, la segunda vez una investigación realizada por la profesora Ruth Conde  para hacer una crónica de la burra en el municipio Independencia.

     Ha participado en infinidades de eventos culturales pero recuerda con mucha nostalgia el homenaje al pelotero Cesar Tovar, invitado por Pompeyo Davalillo, además de una fiesta en Achaguas donde compartió tarima con Reinaldo Armas y Francisco Pacheco.

     Una anécdota, la cual lo marco y lo motivó a seguir bailando Burra, fue con el desaparecido Julián Antonio Marín de Cúpira del municipio Pedro Gual, en un evento cultural en ese municipio, llevó su burra y el señor Julián le pregunto ¿que hacia el con esas burra? y él le respondio que era la burra de Santa Teresa del Tuy y él le dijo que bailara  para ver si era verdad, así lo hizo y Julián lo felicitó cuando le vio ejecutar su peculiar estilo.

     Entre risa confiesa que su burra tiene dos jefas o asistentes ya que recuerda los consejos de Quierequiere que le decía que tenía que tener a alguien que lo acompañe y conozca los secretos de la tradición, estas personas son la señora Mercedes  de Cerrada y la Prof. Ruth Conde, ya que ellas se encargan una de retocar la ropa de la burra  y la otra de difundir la historia de la misma.

     Confiesa que nunca ha participado en una burrada, pero que conoce por escritos, reportajes y en persona a las otras burras, Posee un recuerdo especial de Quierequiere un “Mapire” que fue de él donde metía una botella de aguardiente con malaquita, el cual se echaba en la pierna para aguantar la faena.

     El 8 de octubre del 2010 con motivo de los 50 años de tradición y en el marco de las fiestas patronales de Santa Teresa del Tuy  se realizó el I encuentro de burriquitas donde participaron los 23 municipios del estado Miranda.

EDGAR PEÑA ES PATRIMONIO CULTURAL DEL ESTADO MIRANDA.

CREACIÓN DEL DISTRITO INDEPENDENCIA.

Por: Jesús Antonio Silva I.

Creación del distrito Independencia 05 de Diciembre del 1967.

     El martes 5 de diciembre de 1967 la Asamblea Legislativa del estado Miranda presidida por el Diputado Domingo Morales Torrella constituyen el distrito (hoy municipio) Independencia con su capital en Santa Teresa del Tuy, la asamblea legislativa de Miranda estaba integrada además por personalidades como los diputados Arnaldo Arocha, Said Raidan, Hugo Briceño Salas, Freddy Delgado, entre otros; una grafica de la época ilustra algunos diputados junto a Gonzalo Álvarez presidente de la Junta Comunal y Gustavo Rodríguez Ramos luego concejal. 

     Santa Teresa del Tuy en 1967 era un pueblo que estaba incrementando su población de 11.003 habitantes según el censo de 1961 a los 14.546 habitantes censados en 1971. 

     La lucha social del Comité Pro Distrito estuvo en manos de tereseños y residenciados en esta población citare en primer lugar algunos nombres de los que menos se habla como lo son: Pedro Vicente Núñez, Valerio Bolívar, José Antonio Rodríguez, José Díaz D, Agustín Poleo, Félix Balza, Raimundo Álvarez, Juan Bandez, y Jorge Espindola entre otros. 

     Y Así mismo se van borrando los nombres de los Concejales que representaron a Santa Teresa del Tuy en el Concejo Municipal del Distrito Paz Castillo como fueron Rubén Enacán, José Rafael González, Pedro Tiburcio Rodríguez, Ramón Vicente Hernández, Gustavo Hernández, Félix Carpio, Aquiles Rodríguez que llego incluso a presidirla. 

     Hoy Santa Teresa del Tuy, es la ciudad capital del municipio Independencia, rodeada de las urbanizaciones y barrios que integran la parroquia del mismo nombre y que hasta el 5 de diciembre de 1967 no pasaban de ser terrenos ocupados por haciendas agropecuarias, pertenecientes al distrito Paz Castillo, tal es el caso de “El Cujial”, “El Socorro” hoy ”La Esperanza”; tablones de caña de azúcar de la hacienda “Mopia” hoy “Mariscal de Ayacucho”, “Independencia” y “Ciudad Losada” o el caso de la urbanización “Las Flores” que formo parte del sector aun conocido como “La Vaquera” y la “Granja Mibelli” o “El Calvario” en el presente urbanizaciones “Buena Vista”, “Altamira” “Alta Vista” y otras.

     En fin el desarrollo industrial y residencial a veces borra la identidad de los pueblos dándoles nombres que no son los que por siglos tuvieron esos terrenos; afortunadamente la nueva parroquia conserva el nombre de Cartanal al igual que una de sus principales urbanizaciones como es “Las dos Lagunas” y barrios como “La Damatera y Tomuso”. Que preservan nuestra identidad.

ORIGENES DE SANTA TERESA DEL TUY.

Por Iván López:

Calle Falcón e Iglesia de Santa Teresa. Vista desde el norte — con Iglesia de Santa Teresa, Foto Cortesia de Gustavo Alzuru

     El Municipio Independencia está situado en la sub-región Valles del Tuy del Estado Bolivariano de Miranda, en Venezuela, constituido el 5 de diciembre de 1967 en Distrito Independencia y luego Municipio en 1990, es uno de los seis municipios de la sub-región y su capital es la ciudad de Santa Teresa del Tuy, que tiene como fecha de fundación el año de 1761, según el documento más antiguo hallado en sus archivos. 

5 Diciembre de 1967, Sector Rancho Grande Comisión Constitutiva del Distrito Independencia, foto Cortesía del Cronista Jesús Silva.

     Es conveniente señalar que este Municipio  limita al norte con el municipio Paz Castillo, capital Santa Lucía; al este con la parroquia Aragüita del municipio Acevedo, capital Caucagua; al sur con la parroquia La Democracia del municipio Tomás Lander, capital Ocumare del Tuy y al oeste con los municipios Simón Bolívar capital San Francisco de Yare y Cristóbal Rojas capital Charallave.

     Por otro lado la superficie del Municipio Independencia está estimada en 284 km2 (245 km2 parroquia Santa Teresa y 39 km2 la parroquia Cartanal). Es importante señalar que el Parque Nacional Guatopo creado en 1958 ocupa más del 50% de la superficie del municipio Independencia.

Mapa Físico del estado Bolivariano de Miranda.

      Pero para iniciar la crónica, historia o recolección de los hechos del hombre a través del tiempo, en cualquier pueblo de Venezuela, se debe comenzar inefablemente, por su pasado aborigen, por revisar los hechos de esos hombres originarios que poblaron estas tierras miles de años antes de la llegada del europeo, cierto es que en muchas regiones del país aún viven aborígenes originarios, pero en otras, ese legado no existe o lo hay muy poco.

      De allí que el historiógrafo, cronista o investigador deba echar mano a estas fuentes primarias o etnias aún vivas, a las fuentes secundarias de los hoy antropólogos y etnógrafos que estudian la vida de las etnias ya desaparecidas y las que permanecen en vida y de las fuentes escritas y legadas por los europeos.

     Es de relevancia destacar que los españoles, portugueses, ingleses, entre otros, a su llegada compilaron o escribieron sus “aventuras” o acontecimientos en la medida que fueron penetrando el territorio de la hoy Venezuela, especialmente en las regiones del Tocuyo, Margarita, el Orinoco y el centro-norte del país, se centran la mayoría de estas crónicas en escritores como Juan de Pimentel, Fray Antonio Caulín, Fray Pedro Simón, Juan de Castellanos, Fray José Gumilla, Fray José de Oviedo y Baños, entre otros.

      Hoy día se sabe que el actual Valle del Tuy, era territorio poblado por una etnia de filiación Caribe denominada QUIRIQUIRES, etnia muy belicosa y guerrera, de grandes navegantes, que permitían el paso por su territorio a TOMUZAS y MARICHES, pero eran enemigos acérrimos de los llamados ARACTOEQUES o Indios TEQUES.

Vista del Paraíso del Tuy desde Altamira, Santa Teresa del Tuy.

     Por consiguiente en la obra “De la Conquista y Población de la Provincia de Venezuela” escrita por el citado Oviedo y Baños, este narra los hechos ocurridos durante la penetración y conquista de los españoles a este territorio llamado hoy Valles del Tuy y de la zona del Actual Municipio Independencia.

     Desde su llegada en 1498 a las costas de Paria por Colón hasta el año de 1572, es decir 74 años después, fue el tiempo que tardaron los españoles en poder llegar hasta las riberas del Tuy, esto solo después de haber logrado pacificar a los Aractoeques o (TEQUES) a los Taramainas, Chagaragatos y demás etnias Caribes y Arbacos que poblaban el Valle de Caracas y la cordillera de la costa, los hechos que llevaron a que esto ocurriera, fue justamente el enfrentamiento de los castellanos con la etnia Mariche, situada al este del valle de Caracas, luego de asesinar a muchos de sus miembros y Caciques Principales entre ellos Chicuramay, queda como principal Tamanaco, este se enfrenta a los conquistadores Pedro Alonso Galeas y Garcí-González da Silva, luego de varios combates Tamanaco baja a tierras de los Quiriquires y es perseguido por estos, de ello nos refiere Oviedo:

Pudieron proseguir su marcha en buena paz hasta los asientos de Patima, de donde gobernándose por las corrientes del Guaire, salieron sin embarazo a las orillas del Tuy, cuyas aguas, sirviendo de lindero a los Mariches, partían jurisdicción en aquel tiempo con los indios Quiriquires, que dueños de la contraria ribera, habitaban en dilatado terreno las espesas montañas de sus márgenes, sin que en todo aquel espacio encontrase otra cosa Pedro Alonso, que continuadas señales de los recientes incendios, con que convertidas en cenizas todas las poblaciones, manifestaban la rebelde obstinación de aquellos bárbaros, que determinados, a instancias de Tamanaco, a defender con las armas la libertad que gozaban (aseguradas en ocultos retiros sus familias), seguían a la deshilada los pasos de Pedro Alonso, esperando su confianza los beneficios del tiempo y favor de la fortuna, para lograr la ocasión de acometerlo de suerte, que siendo conocida la ventaja, resultase seguro el vencimiento. (p. 366).

      De allí que estas son las primeras noticias que se reciben de este territorio, hoy llamado Municipio Independencia y de los Valles del Tuy por boca de los Castellanos, luego en 1574 los Españoles le pondrán por nombre VALLE DE LA NUEVA SALAMANCA, el valle posteriormente será penetrado pero por la vertiente de Tácata, y será dividido en dos encomiendas a saber, el partido del Río Tuy Arriba desde los territorios del actual San Casimiro hasta la quebrada de Charallave entregado a Garcí-González Da Silva y el Partido del Río Tuy abajo desde la quebrada de Charallave y la quebrada de Maitana hasta los linderos de los Tomuzas hoy Aragüita o Caucagua en Barlovento.

      Por ello muchos son los combates y conflictos por el territorio, muchos son los aborígenes asesinados y conquistadores también, pero para 1584 es enviado a fundar un pueblo en esta región un castellano llamado Sebastián Díaz de Alfaro quien a poca distancia de la unión del Tuy y el Guaire, hoy tierras de Santa Teresa, dispone la fundación de este, según Oviedo y Baños el relato es el siguiente:

Ya era el año de ochenta y cuatro cuando Sebastián Díaz acompañado de Mateo Díaz de Alfaro, su hijo, Melchor de Sanjuán, Juan Fernández Trujillo, Mateo de Laya, Melchor de León, Hernando Gómez, Alonso García Pineda, Diego de Ledesma, Juan Rodríguez Espejo, Bartolomé Sánchez, Frutos Díaz, Gaspar Hernández, Cristóbal Suárez, Vicente Galeas, Cristóbal Quintero y otras personas conocidas, hasta el número de ochenta, y llevando por capellán a un clérigo, natural de Badajoz, llamado Alonso López de San Martín, entró en los Quiriquires, cuya provincia halló tan sosegada, manteniendo la sujeción en que la dejó Garci-González, que sin experimentar operación que desdijese de una obediencia rendida, fue recibido de los caciques con demostraciones y agasajos, que manifestaban sin doblez la sinceridad de su buen ánimo; y como el fin principal de su jornada era sólo a poblar, no habiendo encontrado en los indios embarazo que pudiese retardar la ejecución, fundó en las orillas del río Tuy (cuatro leguas más abajo de donde junta sus aguas con el Guaire) la ciudad de San Juan de la Paz, queriendo dejar vinculada en este nombre la memoria de haber logrado su intento sin desenvainar la espada. (p.412)

      Se puede ver entonces que la historia de Santa Teresa tiene un pasado aborigen firme, pero aún por estudiar, y que  lo signaron las acciones de los nuevos pobladores o conquistadores al entrar en el valle conquistándolo, refundándolo y dividiéndolo, luego, para el año de 1610 el Rey español FELIPE III emite una Real Cédula, que viene a marcar un nuevo episodio en la historia que nos ocupa, donde se ordena la creación de los Pueblos de Doctrina de indios, partiendo de los pueblos de encomiendas ya establecidos, estos pueblos de doctrina eran parroquias eclesiásticas formadas exclusivamente por indios y administradas o fundadas por Frailes Franciscanos o Jesuitas, con el fin de  adoctrinar por la Fe cristiana a los originarios de la América, pero que terminaron siendo esclavizados.

       En consecuencia los encomenderos en principio oponen resistencia a la orden, pero con el paso del tiempo ceden dando paso a la creación de estas doctrinas, es así que, para el año de 1621 por órdenes del Gobernador de la Provincia de Venezuela Don Francisco de la Hoz Berrío y del Obispo Fray Gonzalo de Angulo el Señor Don Pedro Gutiérrez y el Padre Gabriel de Mendoza, fundan al pueblo de Santa Lucia de Pariaguan en las orillas del Guaire, a 9 kms de la Unión del Rió Tuy y el Guaire, tomando para ello aborígenes Mariches, Quiriquires, y Guarenas entre otros de la región del Tuy y sus alrededores, posteriormente esta primera fundación será abandonada cerca del año 1700 y luego refundado en 1749 por el Padre Br. Marcos Reyes Cueto, esta segunda refundación fue más prospera, pues el empeño de Reyes Cueto impulso el asentamiento de hacendados en la zona lo que a su vez promovió la creación de caseríos o pequeños pueblos que dependían de la parroquia de Santa Lucia de Pariaguan.

       De allí entonces que a tan solo 7 y ½ kms, aproximadamente de Santa Lucía, naciese un pueblo con el nombre de Santa Teresa, esto en el lugar denominado hoy día, Pueblo Viejo, donde se ubica la Planta de redistribución eléctrica de EDELCA, frente a la Urb. Diego de Lozada. De este pueblo no se tiene mayores datos, ni su fecha de fundación, ni su dimensión, ni su número de pobladores, cierto es que si se tienen referencias de su contribución productiva vinculada a Santa lucia, al respecto Santiago Navas Morales en su Obra Anécdotas y Gente de Santa Lucia, nos indica lo siguiente:

Poseyó este distrito muchos terrenos de cría, donde habían queseras muy bien montadas entre las cuales citamos las de Siquire y las de cerca de Santa Teresa y de los potreros de Morocopito salía el famoso queso llamado de cartera… así mismo se comunicaba con Barlovento por el puerto fluvial de Santa Teresa, que contaba con 20 canoas, para hacer el recorrido, transportando intercambios comerciales. (p.49)

       Seguidamente para el Año de 1761 se indica como fecha de la fundación de Santa Teresa del Tuy en su actual emplazamiento y se habla de un documento el cual data de esta fecha y es considerado la pieza escrita más antigua que hace referencia a este lugar, prueba de esto la presenta también en su libro Santiago Nieves Navas que dice:

Existe un libro con el título en latín el cual nos fue traducido por el padre Armellada, como “Libro del Estado de las Almas” el cual fue hecho por el padre Marcos Reyes Cueto, en el año de 1784, con respecto al pueblo de Santa Teresa del Tuy aparece en este libro un escrito del 6 de junio del 1761 donde el Obispo de Caracas, Diego Ponce, mandó un inventario al padre Dr. Antonio Monasterios, cura inmediato con el pueblo de Santa Teresa. (p. 46)

      Pero esto por sí solo no demuestra el vínculo de Santa Teresa en sus orígenes con Santa Lucia, por tal razón se debe indagar aun en mayor profundidad y al revisar los libros de Censos de la iglesia colonial se observa que para el año de 1766, algunos documentos muestran los nombres de propietarios de haciendas como lo fueron Don Bartolomé del Castillo, Don Miguel Serrano, el Capitán Pedro Martín de León, entre otros, en El Valle de Santa Lucia Abajo feligresía de Santa Teresa, demostrando no solo que esta región es productiva sino también su estrecho vínculo al pueblo del padre Reyes Cueto.

     Posteriormente para el año de 1771 el Obispo Diego Antonio Diez de Madroñero ordena que la iglesia de Santa Teresa sea erigida en parroquia en advocación de Santa Teresa de Jesús y como sacerdote se designa a José Rosalío del Carpio, naciendo de esta manera ya más sólida en sus registros y de alguna forma independiente.

Imagen de la patrona de Santa Teresa del Tuy

Pueblo de Santa Theresa de Jesús

       El Día 21 de Junio de 1783 fue visitado el pueblo de Santa Teresa del Tuy por el Obispo Mariano Martí, esto dentro de una serie de visitas que dicho Obispo realizó entre 1771 y 1784 a la gran mayoría del territorio de la capitanía General de Venezuela lo que permitió obtener gran cantidad de datos demográficos, étnicos y sociales, recopilados en una obra monumental que refleja la vida de Venezuela a través de una amplia información estadística en el siglo XVIII, Santa Teresa en aquel entonces, en palabras del mismo Obispo Martí era:

Este territorio que anteriormente correspondía al curato de Santa Lucia, fue desmembrado de él el año de 1761, y erigido conforme á derecho en distinta Parroquia, cuya fundación se principio en una capilla que havia en un sitio no lexos del actual en que ahora se está fundando el pueblo y construyéndose Iglesia, arruinada aquella antigua Capilla; y esta dicha Parroquia fue erigida principalmente para los esclavos de las haciendas contenidas en su territorio, cuyos dueños satisfacen annualmente la Congrua del Cura y costo de la oblata… (pp. 294)

        Se puede ver acá entonces que Mariano Martí se refiere al año 1761 como el año en que Santa Teresa es erigida como parroquia más no indica que es la fecha de su fundación, sino que señala que ya existía un pueblo y además haciendas alrededor que lo constituían y que la capilla es construida para la atención de los esclavos contenidos o retenidos en estas, a su vez nos indica los linderos del pueblo los cuales refiere así:

El territorio parroquial de este dicho pueblo confronta por el oriente con el pueblo de Aragüita, con alguna declinación hacia el Norte, distante once leguas y hasta el término de esta feligresía que es la boca de la quebrada de Seuse, hai una legua y siguen montañas incultas; por el poniente, con el pueblo de Baruta, distante catorce leguas y hasta el linde divisorio que es la quebrada de Suapire hai ocho leguas; por el Norte, con el pueblo de Santa Lucia distante dos leguas y hasta el linde que es la Boca de la quebrada de Suapire, inclusive la hacienda de las Monjas, y quebrada de Mopia, hai tres quartos de legua; y por el Sur, y declinación al poniente, con el pueblo de Yare distante tres leguas, y hasta el lindero divisorio que es la hacienda del Palmar inclusive, hai una legua. (pp.295)

      En consecuencias es esta una descripción del territorio del naciente pueblo de Santa Theresa del Tuy, para finales del siglo XVIII, que aun al repasar los linderos del actual municipio independencia casi se mantienen intactos, el obispo Marti también nos suministra otros datos importantes a conocer de aquel entonces, por ejemplo nos dice que el “Teniente de Justicia Mayor se llamaba Don Pablo Castro, que los dueños del sector la Seiba eran Don Eugenio Joseph, Don Francisco y Doña Basilia Camejo hermanos entre sí, los cuales vivían en la Villa de San Carlos”, también nos indica el número de personas que habitaban en la zona y como estaba conformada esa población:

Fuente: Obispo Mariano Marti. (1784) pp. 296.

       En resumen, el actual pueblo de Santa Teresa del Tuy de tener un pasado Aborigen poco conocido y registrado, pasó a ser una zona de cultivo muy productiva y de tránsito de estos productos con la planicie de Barlovento a través del río Tuy, con un pasado íntimamente ligado al pueblo de Santa Lucia, pero que pronto logró figurar como pueblo independiente debido a su gran producción agrícola y pecuaria, desarrollada principalmente alrededor de los ríos y quebradas del actual parque Guatopo,  del Guaire y del propio Tuy.

      La presente investigación es solo un abreboca a lo que se puede lograr mediante un estudio científico y sistematizado de los documentos, escritos, referentes bibliográficos y relatos orales que deben ser compilados y revisados para fortalecer la historia de nuestro pueblo, de allí que se abre una invitación a que todos puedan participar en la construcción de esta, aportando anécdotas, relatos, material fotográfico y documental de todo tipo, para así fortalecer nuestro paso por el tiempo, por este territorio denominado SANTA TERESA DEL TUY.

Vista desde Altamira, Av. Ayacucho de Santa Teresa del Tuy.

Bibliografía:

Macpherson, Telasco, Diccionario del Estado Miranda, Imprenta “El Correo de Caracas”, Caracas, Venezuela, re edición de 1973. (Publicado originalmente en 1891)

Martí, Mariano (Obispo). Documentos relativos a su visita pastoral de la Diócesis de Caracas (1771 – 1784). Caracas: Academia Nacional de la Historia, 1969. Tomo VII, 454 p. (Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia. Fuentes para la historia colonial de Venezuela; 101 pp).

Molina Castro, Diógenes, El Granero de Caracas, LOS VALLES DEL TUY: del señorío colonial al urbanismo petrolero. Fondo Editorial de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, Caracas 2002.

Oviedo y Baños, Fray José,  Conquista y Población de la Provincia de Venezuela. Colección Clásica, Biblioteca Ayacucho, Caracas, Venezuela, 2004, 465 pp.

Ramos Guédez, José Marcial,  Apuntes sobre la economía de Barlovento y los Valles del Tuy 1873 – 1910. Agricultura, artesanía y manufactura. Los Teques: Biblioteca de Autores y Temas Mirandinos, 1992. 118 pp. (Colección Tomás Lander, N° 1)