Historia regional y local del Valle del Tuy

Entradas etiquetadas como ‘nuez moscada’

TORTA COLONIAL DE HARINA DE MAIZ TOSTADO.

Por: Iván López Calero

(POSTRE PREFERIDO DEL LIBERTADOR)

 

Ingredientes:

5 Topochos Maduros.

1/8 de queso llanero rallado.

1 Taza de Melado de Papelón.

1 Taza de Harina de Maíz Tostado.

1 Cucharada de ralladura de limón verde.

1 Cucharada de canela en polvo.

½ Cucharadita de nuez moscada.

1 Taza de Leche.

3 Huevos.

100 gramos de mantequilla (o margarina)

Bicarbonato de soda (goma blanca, bicarbonato)

 

Preparación:

         Deben pelarse los topochos, los picamos en pedacitos y deben machacarse (o licuarse) con el papelón y los huevos, luego se coloca la mezcla en un recipiente ancho y se le coloca la mantequilla derretida, la ralladura de limón, la canela, la nuez moscada y el queso rallado. La taza de harina de maíz tostado la cernimos con una cucharadita de bicarbonato de soda, la unimos a la mezcla anterior alternando con la taza de leche. Debemos “enmantequillar” un molde para tortas espolvorear con harina (preferiblemente de maíz tostado o de trigo) colocar toda la mezcla y llevar al horno a 350º por una (01) hora.

 

Nota: Postre muy común desde el siglo XVII, en las mesas de Barlovento, Caracas y los Valles del Tuy, esta receta ha sido tomada del LIBRO “Que Fácil Es” Sección Dulcería Criolla, escrito de la Profesora Paula de Ortiz, ediciones del Ministerio de Educación, año 1970

ZAMURITO CUEÑO.

Por: Investigaciones TUCUY.

     Se pierde en el tiempo el origen de esa bebida tradicional del pueblo cueño, en la época de los grandes trapiches se producía el mejor aguardiente del país, Cúa en el año de 1876, dos años antes del terremoto de 1878, según el censo de población y económico ordenado por Guzmán Blanco producía 392.000 litros de aguardiente de caña. Era el mayor productor de esta bebida en los valles del Tuy.

     Herencia de la sabiduría popular en los viejos botiquines se maceraba con el aguardiente hojas de Berro, de malagueta, de malojillo, fruta de burro, torco, incluso habían frascos donde se podía ver una serpiente conservada en el licor; cada una de estas bebidas tenía un uso terapéutico.

     No sabemos  a quién se le ocurrió unir el aguardiente, con vino, ciruelas pasas y un toque muy leve de nuez moscada o canela y azúcar así nació una bebida de color oscuro que daba el vino y se le llamó, por esa razón Zamurito, en diminutivo del Zamuro (Ave de rapiña carroñera) conocida en otros países como Zopilote (México), gallinazo (Colombia), buitres negros.

Receta recogida de la tradición oral en el pueblo de Cúa:

POR UN LITRO DE AGUARDIENTE O RON BLANCO

UN LITRO DE VINO TINTO, MOSCATEL O VERMOUHT CINZANO, ESTO DEPENDE DEL BOLSILLO DEL FABRICANTE.

800 CC  DE AGUA.

300 GRAMOS DE AZÚCAR

UNA PIZCA DE RALLADURA DE NUEZ MOSCADA (OPTATIVO)

200 GRAMOS DE CIRUELA PASA

PROCEDIMIENTO:

     Se hace un jarabe claro con la azúcar y el agua, con la finalidad de diluirla

     En recipiente que tenga tapa un frasco bocón de  los grandes se unen todos los ingredientes: Aguardiente, vino, jarabe, ciruelas pasas, nuez moscada se revuelve bien y se deja macerar para consumir por lo menos ocho días.

     Se acostumbraba a servir en vaso de casquillo con una ciruela adentro, luego con los años se comercializaba en botellas, con la llegada del refrigerador se servía bien frio.

     Famosos bares y botiquines de Cúa todavía hoy están en el recuerdo gustativo de generaciones anteriores. Tucuy recopila información y la da a conocer para que quienes lo probaron alguna vez por lo menos intenten hacerlo y le den un gusto a su paladar y a sus recuerdos. Y quienes no lo probaron lo hagan.

     El sabor del “Zamurito” dependerá de la calidad de los productos a utilizar en la fabricación, es preferible el ron blanco al mal aguardiente de hoy, se recomienda el vino de mesa tipo moscatel, para hallacas, pero el que hacen hoy no sirve es mejor un tinto chileno, español, portugués o italiano o vino cinzano y se suben 80 gramos de azúcar al jarabe. En mis experimentaciones prefiero el tipo cinzano. Mayor costo pero mayor calidad.

    Para fabricar mayor volumen aumente proporcionalmente las cantidad de los ingredientes, mediante una simple regla de 3.

Y brindemos por la Cúa que se nos fue.