Historia regional y local del Valle del Tuy

Entradas etiquetadas como ‘sacerdote’

La Virgen del Rosario, patrona de Cúa.

Por: Iván López Calero.

      Un sacerdote español llamado Domingo Guzmán, es enviado en una misión espiritual evangelizadora al sur de Francia, específicamente a la localidad de Prouille, para que predicará los evangelios en esa comunidad considerada herética, allí fundó un convento para mujeres convertidas al cristianismo y cerca tenía una Capilla dedicada a la Santísima Virgen, en ese lugar trabajó por muchos años, pero sus avances eran mínimos, un día del año 1208, sintiendo que no lograba los objetivos y que su causa estaba perdida, fue a la Capilla del lugar y le rogó a la Virgen que lo ayudara y allí se le apareció la Virgen con un Rosario en las manos y le enseño a Domingo a recitarlo, además le dijo que lo enseñara y predicara por todo el mundo y que así el lograría que muchos pecadores se convertirían y obtendrían abundantes gracias, Domingo salió del lugar con el Rosario que la Virgen le entregó y comenzó a predicarlo obteniendo gran éxito y muchas personas se convirtieron y volvieron a la fe católica. 

Virgen del Rosario entregando el Rosario a Santo Domingo de Guzmán, obra de Camerón, siglo XVIII (detalle)Virgen del Rosario entregando el Rosario a Santo Domingo de Guzmán, obra de Camerón, siglo XVIII (detalle) imagen tomada de http://www.catedraldevalencia.es/recorrido-por-la-catedral13.php

      Años después los ejércitos cristianos en Francia y los ejércitos Albigenses, <<comunidad considerados herejes>>, se vieron enfrentados en una Batalla en la localidad de Muret el 12 de septiembre de 1213, Simón de Montfort dirigente del ejercito cristiano le pidió a Domingo de Guzmán le enseñara a la tropa a rezar el Rosario lo cual hicieron con mucha devoción, los cristianos ganaron la batalla y De Montfort consideró que había sido un milagro por rezar el Rosario, como muestra de gratitud  De Montfort construyó una capilla a la Virgen del Rosario siendo esta la primera dedicada a su devoción.

      Entre los años de 1568 a 1571 los musulmanes controlaban el Mar Mediterráneo y preparaban una invasión a Europa, los países europeos enviaron una flota a confrontarlos y las dos flotas, la musulmana y la cristiana se encontraron en el Golfo de Corinto, cerca de la Ciudad portuaria de Lepanto, en Grecia, el día 07 de Octubre de 1571, la flota cristiana estaba compuesta por soldados cristianos de los países de España, Génova y Venecia y su comandante fue Don Juan de Austria, según las crónicas, la armada musulmana era superior en número y barcos de guerra a la cristiana, el Comandante Don Juan de Austria dio la orden de que todos los soldados rezaran el Rosario antes de la batalla lo cual hicieron con mucha devoción, luego de esto inició un duro batallar que se extendió hasta altas horas de la tarde, pero al final la Batalla la ganaron los cristianos.

Pintura de la Batalla de Lepanto de Juan de Toledo y Mateo Gilarte, obra del siglo XVII. 1663-1665. Ubicación Iglesia de Santo Domingo, Murcia, (detalle)Pintura de la Batalla de Lepanto de Juan de Toledo y Mateo Gilarte, obra del siglo XVII. 1663-1665. Ubicación: Iglesia de Santo Domingo, Murcia, imagen tomada de http://articulosdeapologeticacatolica.blogspot.com/2014/10/el-santo-rosario-y-la-batalla-de-lepanto.html

      Don Juan de Austria sin dudarlo un solo momento atribuyó el triunfo de la batalla de Lepanto a <<la poderosa intervención de Nuestra Señora del Rosario>>  en agradecimiento el Papa Pío V instituyó el día 07 de octubre como la fiesta de Nuestra Señora de las Victorias y luego el Papa Gregorio III cambió el nombre de la fiesta por el de Nuestra Señora del Rosario. Para 1716 el Papa Clemente XI, mandó que la fiesta del Santo Rosario fuera celebrada por la Iglesia universal, convirtiéndose así en una devoción mayor.

Como Patrona de Cúa

      Para mediados del siglo XVIII en el nuevo continente de América, en la Provincia de Venezuela, específicamente en el Valle del Tuy, se había comenzado a construir en las llamadas tierras de la Cúa o la Cuana, un poblado, esto en una loma alta que quedaba fuera de los terrenos de la llamada hacienda Marín, (lugar que se tiene por el sitio donde estuvo el primer poblado, llamado Santa Rosa de Marín) esas nuevas tierras de la Cúa, son del producto de una donación realizada a la iglesia católica por los herederos de Doña Ángela Thomasa Ferrera, (según dato del Obispo Mariano Martí), y es en este lugar donde se registra la construcción del primer templo católico erigido en el pueblo de Cúa, entre finales de 1758 a 1765, celebrándose la primera misa y su bendición el 10 de diciembre de ese año 1765,  y fue en advocación o colocando a Santa Rosa de Lima como patrona del mismo, el Obispo Don Diego Antonio Diez de Madroñero, en los apuntes de su Visita Pastoral realizada al pueblo de Cúa el 01 de Noviembre de 1762, nos dice al respecto lo siguiente:

Que la nueva iglesia se está construyendo en el sitio de la Cúa o la Cuana y que estaba a medio construir, la ubicación de este nuevo Templo no contaba con el apoyo de los dueños de haciendas, pues en su mayoría eran partidarios en que el pueblo debía continuar en terrenos de la hacienda del Marques del Toro, o sea en Marín. (Sic)

      Cúa, se encuentra ubicada sobre una falla geológica, a saber la falla del Caribe, situación que ha afectado a la población a lo largo de su historia, el primer terremoto que afectó la población negativamente y del que se tiene referencia, es el llamado de San Bernabé, ocurrido el 11 de junio del año 1641, el cual destruye las construcciones ubicadas dentro de la hacienda Marín, luego el pueblo sufrió los embates de otro terremoto, llamado de Santa Úrsula, sucedido el día 21 de octubre de 1766, destruyendo el primer templo construido ya en las tierras de Cúa, y sufrió también los embates de otros sismos  menores que se registraron entre esas fechas antes citadas, lo cual trajo como consecuencia que los representantes de la Iglesia, <<que tal vez en la búsqueda divina de protección del pueblo contra los terremotos>>, para el año de 1774 por orden o disposición del provisor Padre Dr. José María Muñoz, se designase a la Santísima Virgen del Rosario como patrona titular de Cúa y como patrona menos principal a Santa Rosa de Lima, Enrique Bernardo Núñez, primer cronista oficial de Caracas, nos indica en su libro La ciudad de los techos rojos, (1947), que:

Las fuertes sequias hacen invocar a N.S. de Copacabana, y los terremotos, a la Virgen del Rosario y de las Mercedes. (Pág. 12)

      Esa es una de las hipótesis acerca del ¿Por Qué? se le cambia la advocación a la parroquia eclesiástica, la otra hipótesis que se plantea es el hecho de que Charallave es elevada a curato el año de 1762 y su iglesia es en advocación a Santa Rosa de Lima, por tanto se le cambia el patronato a Cúa por el de Nuestra Señora del Rosario.

     Lo que sí queda claro de lo expresado en los párrafos anteriores, es que desde ese año de 1774 es patrona de Cúa, Nuestra Señora del Rosario, la cual ha velado y cuidado de los cueños en los momentos difíciles y de alegrías a lo largo de la historia de este terruño Tuyero, hasta la actualidad.

Nuestra Señora del Rosario de CúaImagen de Nuestra Señora del Rosario de Cúa, foto Iván López, año 2009

 Fuentes consultadas:

  • Archivos de la parroquia Nuestra Señora del Rosario de Cúa.
  • Martí, Obispo Mariano. Documentos Relativos a su visita Pastoral de la Diócesis de Caracas. (1771-1784). Caracas, Academia Nacional de la Historia, Imprenta Torino, Tomo II, Libro personal, 1998. 746 pp.
  • Nuñez, Enrique Bernardo, La ciudad de los techos rojos, (Una selección), Caracas, Fundación Editorial el perro y la rana, Fundación Imprenta Ministerio de la Cultura, 1ª edición, 2007, 224 pp.
  • Pérez, Adolfo Angulo. 1690. Homenaje a Cúa en el 285 aniversario de su fundación. 1975, Caracas, Tipografía El Rincón, s.r.l., Concejo del Distrito Urdaneta, Cúa, 1975, 52 pp.
  • Rojas, Arístides. Crónica de Caracas, (artículo La Abogada de los Terremotos), Caracas, Venezuela, 2ª edición Fundarte, Talleres Impresos Publigráfica 66 C.A.,  2014, 244 pp.
Anuncios

AUTO DE CREACIÓN DE LA PARROQUIA SAN DIEGO DE ALCALÁ

Por: Juan José Flores †

     Auto de creación de la Parroquia, San Diego de Alcalá, Firmado por el Obispo Don Diego de Baños y Sotomayor, el día 7 de Febrero de 1693

     “Yltmo. SV.=Don Juan Nicolás de Ponte y los demás que aquí firmamos, parecemos ante V.S.Y. y decimos que por tanto desde el Valle de Súcuta adonde tenemos ñVAS haciendas y esclavos de su beneficio ay de distancia a la Iglesia más próximas, que son las de los Valles del Tuy arriba y Charallave Cinco leguas de caminos sujetos a ríos y sus crecientes y al del Tuy, que por ser caudaloso no se puede vadear en tiempo de invierno sin grave peligro y conocida dificultad, como de trajinar dos caminos en tiempos de aguas, por ser la mayor parte de ellos pantanosos y se negables, resulta el que no podemos los laboradores de dhos. Y gente a nuestro servicio, asistir al santo sacrificio de la misa y morirse sin recubrir los santos sacramentos en el peligro de la muerte, ni gozar de sepultura eclesiástica y otros muchos inconvenientes y espirituales que se desean entender por falta de la Ygal. y cura que tenemos en Dho Valle q’ para que como verdaderos catholicos podamos tener en el conciavos y familia, se ha de servir V.S.Y de conceder su licencia para que en el Valle de Súcuta de la Sabana de Ocumare q’ es la medianía de las haciendas que tenemos en el DHO. valle labremos una Ygla. á que nos obligamos desde luego y adornarla desentemente y poner en ella los ornamentos necesarios para la celebración en cada año al sacerdote que V.S.Y. fuere servido denombrar para la administración de dhos. Santos sacramentos, para su congrua sustentación a la que nos obligamos desde luego acudiéndole cada uno de nosotros con la parte y porción que nos tocare según el repartimiento que presentaremos ante V.S.Y con la solemnidad necesaria. y porque al presente atendiendo solo al bien espiritual NERAS personas y criados y en lo venidero esperamos se poblará de mas vecinos el dho. Valle se ha de servir V.S.Y. de deciarar que quialquier tiempo que adentrare otro o tros muchos vecinos ayude entrar en parte a la contribución dde dha. prorrateando lo que correspondiere a la familia ñor cargo cuya cantidad se hace revajar de la que nosotros contribuimos a rata, según las cantidades a que de presente nos obligamos ó por tiempo que estuviere de nra parte contribuir aeldho. Cura. Demanera que no le falte en cada año la congrua de los dhos. docientos y cincuenta ps porque asimismo nos obligamos a que si faltare alguno de sus vecinos que oy estamos es dho. Valle, suplir la porción que estava de su cargo dar a dho. Cura retiandole según el número de familias y cabezas que contare la familia de cada uno. En cuya atención regularemos y tantearemos la porción que nos toca y pertenece a dho. Cura, por todo lo qual = Nos en licencia para labrarla DHa. Ygla. y nombrar el Cura Capellán que fuere servido desde luego a quien estamos pcomptos de acudir con toda puntualidad con dha congrua sustentación de los dhos docientos cincuenta ps. como lo esperamos de la grandeza y benignidad de V.S.Y. atendiendo al desconsuelo que oy estamos esperimentando y pedeciendo que en ello reciviremos merced, y en lo necesario=

     DN. Juan Ascanio, Da. Juana María Lovera y Otañez, Da. Catalina de Castro, Juan Ramirez Galban, Domingo de Saabedra, Don Balthazarde María Trejo, Bias Arraez de Mendoza, Don Francisco de Mendoza, Nicolás Caldera.

Por presentada y vista por V.S.Y. dixo:

     Que en atención de ser justa causa q’ presentan; deseando S.S.Y. dar todo consuelo espiritual a las personas que habitan en el paraje de Súcuta y haciendas de los vecinos dhos. erigia y erigió en feligresía y partido las subsidhas, haciendas comprehenden: para lo cual concedía y concedió licencia para que se fabrique una Iglesia en la meduania de dhos sitios capaz y dessente y fabricada que sea se vendiga po rel Cura Capellán que S.S.Y. nombrare, devajo la invocación quefuere de la devoción de los vecinos dotando los santos sacramentos en la conformidad que está concedido en otros valles así de la costa del mar como de las riveras del Rio Tuy y S.S.Y. está pronto a nombrar Cura Capellán que sirva dha. feligresía, para cuya congrua aplicará y aplica la cantidad de los docientos y cinq.ps. que se obligan a dar con declaración que de disminuirse los vecinos que ay han de aumentarse tendrán obligación los que nuevamente de pagar conforme el repartimiento que se les hiciere sin que, por ello-aya de aumentarsele la congrua al Capellan porque siempre ha de ser fijante la de los dhos. docientos y Ota Ps. y porque en el entretanto que se fabrique la Igla. no carezcan del pastor S.S.Y. da licencia para que en la del pueblo de charayave, qe está conjunto a los dhos sitios se les administren los Santos Sacramentos por R.P.Fr. Manuel de alesón, Religioso Capuchino, misionero Appo que de orden de S.S.Y está administrando en dho pueblo y para ello le da facultad y autoridad S.S.Y. en el entretanto que nombre cura Cappn y que pueda por aora cumplir con los preceptos de confesar y comulgar en la lgla de charayave y en los libros parroquiales que para la vuena feligresía formare, ponga por cabeza esta erección par que siempre coste de su fundación y as si lo proveyó y mandó y mandó e Yltmo. S.Dn. Diego de Baños y Sotomayor Obpo. desde Obispado de Venezuela y Caracas del Consejo de su Ma. Su predicador y Capellán de honor la qe. lo firmo en el Buen retiro del Vall. Eurisdim de la ciudad de Caracas a los siete días del mes de febrero de mil seiscientos noventa y tres años.

Diego Obpo de Caracas = Antemi Dr. Feliz Acuña = Notario y Secretario.

NOTA: Esta es copia exacta aun con sus errores y omisiones de la que aparece en los folios 1° y siguientes del libro primero de gobierno que es también el séptimo de bautismo del archivo de esta Iglesia.

Esquina del Cuartel, Ocumare del Tuy, Estado Miranda.

 Este edificio que contempláis, es el antiguo de Milicias de los Valles del Tuy en él se cubrió de gloria el general Pedro Hernández quien al mando de 125 hombres, atacó a los españoles (quinientos hombres) que estaban en ese recinto y mantenían presos a decenas de patriotas ocumareños que corrían el peligro de ser fusilados. El general Hernández actuando con mucho sigilo los puso en fuga, liberando así a los prisioneros.

Acera alta de la calle Zamora, Ocumare del Tuy, Estado Miranda.

     Una vez se llamó la Calle del Asilo, por tener las hermanitas de la Congregación Agustina un establecimiento de este tipo. También en una de esas casas, vivió los últimos días de su existencia nuestro querido Vicario Monseñor Rafael Pérez León.