Historia regional y local del Valle del Tuy

Entradas etiquetadas como ‘santa teresa’

Pueblo de Santa Lucía

Subido por: Iván López Calero

Transcripción sin corregir (SIC) 

Pueblo de Santa Lucía

Obispo Mariano Martí

Documentos relativos a su visita pastoral de la Diócesis de Caracas

Apuntes del Libro Personal

Santa Lucía

      El día 26 de junio de 1783, llegamos a Caracas y nos detuvimos allí hasta el día 12 de enero de 1784, en que salimos de dicha ciudad de Caracas a las seis menos quarto de la mañana, y llegamos a las diez y media al sitio de Oripoto, hazienda de don Joseph Cocho, distante cinco leguas y media. Día 13 de enero de dicho año 1784, salimos de dicha hazienda, trapiche o sitio de Oripoto medio quarto antes de la seis de la mañana, y llegamos a las tres y media de la tarde a la casa o hazíenda de cacao de don Francisco Joseph Sereso y Landaeta, la qual casa comúnmente llaman de los Vitores, en el sitio de Nuestra Señora del Rosario de Suapire, distante dose leguas o a lo menos cerca de dose leguas. Día 14 de enero de dicho año de 1784, salimos de dicha hazienda o casa de don Francisco Joseph Sereso a las seis y quarto de la mañana, y llegamos a este pueblo de Santa Lucia a las ocho menos quarto, distante dos leguas por el camino por donde hemos pasado. Dizen que hay otro camino no más breve. Desde el pueblo de Baruta hasta la quebrada de Suapire habrá diez leguas, pasando por el cerro que llaman de […], que es lo menos malo. Es este camino todo de cerros, muy malo y con muchos [vola]deros.

      Esta Iglesia es baxo la invocación de Santa Lucía, todas sus paredes de mampostería, cubierta de obra limpia, Coro alto, tribunas al lado de la Epístola, una en el cuerpo de la Iglesia y otra en el Presbyterio, de la qual se puede oyr Missa en el altar mayor, Baptisterio al entrar a la Iglesia. A más de la puerta principal hay a cada lado una puerta colateral. La Sacristía está a la banda de la Epístola, decentemente ornamentada y alajada. Su Divina Magestad está colocado de continuo. A la banda de la Epístola hay una Capilla honda, medianamente grande, y en el Presbyterio de dicha Capilla hay un pilar, y de allí se forman los arcos y forman como dos Capillas para dos altares. En la banda del Evangelio de dicha Capilla está colocado el altar del Santo Christo, y a la banda de la Epístola está colocado el altar de Nuestra Señora del Rosario. Parte de esta casa es de alto, en donde yo vivo, y este alto consiste en un corredor al igual del Coro, y por dicho corredor se va al Coro, al campanario y a las tribunas, y en el aposento donde yo vivo está la tribuna del Presbyterio. Por dicho corredor se pasa también a una tribuna que sirve de Coro de la Capilla colateral honda, que queda sobrerreferida. Véase el inventario. (más…)

Revista Matria Nº 4

Subido por: Iván López Calero

     El Grupo de investigación histórico – cultural de los valles del Tuy MATRIA, es un colectivo nacido de las inquietudes de un grupo de amigos de esta región del estado Bolivariano de Miranda, con intereses afines por la historia regional y local  y que desde hace ya algunos años se han venido desempeñando en distintas actividades, grupos, colectivos o de forma individual en pro de la investigación, compilación, escritura y difusión de la historia regional y local y las distintas manifestaciones culturales del Valle del Tuy.

     La REVISTA MATRIA tiene el reto de crear un vínculo entre el lector, sus recuerdos y la revista, por medio de artículos de investigación relacionados con lo más cercano al tuyero, es decir, sus orígenes, sus poblados, sus haciendas, sus medios de comunicación, sus comercios, centros de distracción, parques, gente, la esquina, el barrio, la poesía, sus edificaciones, la iglesia… la MATRIA.

Revista Matria Nº 4

Editorial.

     Las historias siempre se desarrollan en espacios geográficos bien definidos por el hombre, ese espacio le da al ser humano lo que necesita para vivir o el ser humano lo acondiciona para ello. Después de la independencia muchas regiones fueron creciendo o delimitándose a través de sus antiguas haciendas, primero de cacao, luego café, y en otras oportunidades ganado o caña de azúcar.

     Los valles del Tuy vivieron en un tiempo desde el siglo XIX  hasta mediados del siglo XX un empuje económico y comercial con la producción de caña de azúcar y sus derivados, aguardiente, papelón, azúcar moscabada o llamada morena, y en sus haciendas se encontraba el trapiche. Su cercanía con Caracas era vital, ya que, la producción era vendida en la capital. Un medio de transporte usado era el antiguo Ferrocarril Central de Venezuela, ruta Caracas-Valles del Tuy. Pero los tiempos cambiaban, Caracas crecía en habitantes, se expandía ferozmente y así tenían que ir creciendo sus ciudades cercanas. Se desarrolló un eje productivo-industrial entre Maracay y Valencia, para así convertir los suelos fértiles de los valles del Tuy en planes habitacionales. Fue un impacto que alcanzo a todos los pueblos tuyeros, a sus haciendas, trabajadores, y les cambió el ritmo de vida que llevaban.

     La revista MATRIA se complace en presentar en esté su número 4, una serie de artículos relacionados con un acercamiento histórico y una propuesta para comprender lo que algún día fue Mopia y su central azucarero, su importancia para el Tuy, y el impacto causado con la llegada de grandes construcciones con sentido urbanístico. Las firmas que acompañan el presente Dossier son las de la Licenciada Yrene Fernández V., con su investigación-propuesta HACIENDA LAS MONJAS EN MOPIA, UN LUGAR HISTÓRICO-TURÍSTICO POR RESCATAR; Leonardo Delgado con un trabajo de construcción histórica sobre Mopia, MOPIA, UNA RICA HISTORIA PARA CONTAR; un rico testimonio del señor Ruffo Batatima en EL PITO DE MOPIA Y OTROS TESTIMONIOS DEL PASADO TERESEÑO; y , por último, pero no menos importante, el Licenciado Isaac Morales Fernández nos presenta una serie de propuestas para entender, comprender y cambiar tanto en la conciencia como en la praxis la visión actual de Mopia en tiempos de revolución y cambios, un reclamo a la conciencia de los lugareños, los tuyeros, mirandinos y autoridades locales y nacionales.

     Esperamos que a partir de este número se adhieran nuevos investigadores como el caso del Profesor Jonathan Viloria con su trabajo LA IDEA DE UN SISTEMA REPÚBLICANO EN SIMÓN RODRÍGUEZ. Es definitivamente la apertura para nuevos rumbos históricos que relacionan y entrecruzan lo local en lo global y viceversa. Los cambios no surgen desde un mismo sitio sino desde diversos puntos del horizonte.

Arturo Lev Álvarez Abreu

Portada de la Revista MATRIA Nº 4Pulse acá para descargar Revista Matria Nº 4

Revista Matria Nº 2

Subido por: Iván López Calero.

     El Grupo de investigación histórico – cultural de los valles del Tuy MATRIA, es un colectivo nacido de las inquietudes de un grupo de amigos de esta región del estado Bolivariano de Miranda, con intereses afines por la historia regional y local  y que desde hace ya algunos años se han venido desempeñando en distintas actividades, grupos, colectivos o de forma individual en pro de la investigación, compilación, escritura y difusión de la historia regional y local y las distintas manifestaciones culturales del Valle del Tuy.

     La REVISTA MATRIA tiene el reto de crear un vínculo entre el lector, sus recuerdos y la revista, por medio de artículos de investigación relacionados con lo más cercano al tuyero, es decir, sus orígenes, sus poblados, sus haciendas, sus medios de comunicación, sus comercios, centros de distracción, parques, gente, la esquina, el barrio, la poesía, sus edificaciones, la iglesia… la MATRIA.

Revista Matria Nº 2

Editorial

     El mes de junio representa historia patria, grandes batallas, tambores, bailes, representaciones en imágenes y sincretismo cultural permanente. Es la celebración por el nacimiento de San Juan, son las lluvias, el canto, el rezo, la Parranda de San Pedro, María y Rosa Ignacia. Es el sancocho en casa de la familia Machillanda en Ocumare del Tuy por su San Juan Parrandero. Es el Estado Miranda el epicentro cultural donde convergen lo católico y la cultura afrodescendiente venezolana.

     La REVISTA MATRIA ha querido abordar la cuestión del mestizaje cultural en este número, con un DOSSIER coordinado por el Lic. Iván López y dedicado a San Juan y la herencia africana, no solo en el Tuy sino en diversas partes del Estado Miranda. Los artículos que integran este segundo número son: Cacheo: Gentilicio De Origen Africano En Ocumare Del Tuy (Siglo XVIII) por Arturo Álvarez D´ Armas; San Juan Bautista el parrandero de Ocumare del Tuy por José Lozada; 34 años del encuentro intercultural entre San Pedro y Santa Lucía por Suzuky Gómez; y, Rebeliones de esclavizados en el Tuy durante el Siglo XVIII por Arturo Lev. A ellos hay que sumar las investigaciones relacionadas con tales temas en la sección de FESTIVIDADES TUYERAS redactada por el estudiante de Antropología (UCV) Andrés García y RELATOS DE VIDA por Keny Loaiza (UPEL).

     Pero además de lo anteriormente expuesto la REVISTA MATRIA ofrece en este número dos nuevas secciones con artículos del más vivo interés. Uno lleva por nombre CRÓNICAS DE MI PUEBLO, es un espacio dedicado al trabajo de los cronistas del Estado Miranda, a que ejecuten en papel todos sus saberes del terruño, que tan útil es para los historiadores, y lo inaugura un buen amigo, cronista oficial de Santa Teresa del Tuy, Jesús Silva Irazábal y su trabajo sobre la visita al Tuy del Obispo Mariano Martí. A la siguiente y novedosa sección se le acuño el nombre de OTRAS MATRIAS: OTRAS HISTORIAS, es un espacio necesario para lo local en este mundo globalizado, es el conocer mediante otras voces, la memoria o historia de diferentes lugares del planeta, es el compartir sus historias regionales desde sus orígenes, para comparar y entender lo que sucede fuera de las fronteras impuestas por el hombre. Para desarrollar dicha sección se contó con la colaboración de la Profesora chilena Paulina Barrenechea Vergara y su trabajo “Breve abordaje a la presencia del esclavo negro en la historia de la literatura chilena”.

     En manos de nuestros lectores y lectoras está este segundo número. Lo entregamos con la más firme de las expectativas de que su lectura habrá de resultar amena, ilustrativa y de un aprendizaje significativo para multiplicar.

Portada  de la Revista Matria Nº 2

Pulse acá para descargar Revista Matria Nº 2

La Estación Santa Teresa del Ferrocarril Central de Venezuela

Por: Iván López Calero.

La anécdota 

     El año de 1976 mis padres decidieron mudarse de Caracas a vivir en Santa Teresa del Tuy, ya establecidos y al poco tiempo de vivir allí empecé a escuchar expresiones como; eso queda por la estación, o llegando a la estación doblas a… también podías oír decir, en el estadio cerca de la estación y por radio era común que los locutores expresarán; en el sector La Estación, esas expresiones o comentarios de los mayores llamaban mi atención y yo me empecé a preguntar ¿Qué estación? ¿Una estación de qué? ¿Dónde queda esa estación? Al poco tiempo le pregunte a mi padre Paulino “Iván” López y a mi tío José Miguel Calero -que trabajó de camionero muchos años- ¿Qué era eso de la estación y dónde quedaba? y ellos me explicaron, cada uno a su manera, que se trataba de una antigua estación de ferrocarriles en la parte noreste de Santa Teresa del Tuy y que la gente del pueblo se acostumbró a llamar sencillamente La Estación o sector La Estación, en referencia a la antigua dependencia ferroviaria.

FCV. Estación Santa Teresa. Foto en Informe Técnico Para la Presidencia de IAAFE sobre el Ferrocarril Central de Venezuela del 20 de mayo de 1975.Estación Santa Teresa del Ferrocarril Central de Venezuela, Foto tomada del Informe Técnico Para la Presidencia de IAFE sobre el F.C.V;  año 1975.

     Conocí la estación y la idea de un tren en el Tuy me parecía extraño, hoy algo bucólico de tiempos pasados, pero que extrañamente cada vez que oía hablar de la estación imaginaba el recorrido del tren por los diversos parajes del Valle del Tuy, como si lo hubiese vivido. Con el paso del tiempo en diversos paseos familiares a los cuales mi padre nos llevaba en su carro por la región del Tuy, pude observar otras estaciones, una en San Francisco de Yare y las ruinas de otra -hoy ya desaparecida- en el sector Aponte cerca de la hacienda La Guadalupe en Ocumare del Tuy, pero también en las orillas de la carretera en algunos sectores se podían ver las vías de la línea, en especial en la carretera entre Santa Lucía a Mariche y sobre el curso del río Guaire, esto me parecía fabuloso pues era como hacer paleontología y descubrir el fósil de un mega animal ya extinto.

     Hoy día en nuestro afán de sembrar y fortalecer la identidad regional tuyera a través de la reconstrucción y difusión de la historia regional del Valle del Tuy, un grupo de investigadores nos hemos fijado la tarea de compilar, clasificar, catalogar, digitalizar, preservar y conservar fotografías, periódicos, vídeos y demás fuentes gráficas del Valle del Tuy que nos permitan lograr ese objetivo, pero no con la idea de acumular ese conocimiento solo para unos pocos, sino para sistematizarlo y difundirlo a través de todos los medios posibles –impresos, redes sociales, blogs, entre otros- y que sirva en el fortalecimiento de esa historia regional colocándolos a disposición de estudiantes y docentes así como al público en general. (más…)

Efemérides de los Valles del Tuy (Diciembre)

Por: Iván López Calero.

05/12/1967 – Para ese día es constituido el Distrito Independencia (hoy municipio independencia) al ser separado del distrito Paz Castillo, designando como su capital a Santa Teresa del Tuy, este acto fue realizado por orden de la Asamblea Legislativa del estado Miranda presidida por el Diputado Domingo Morales Torrella, junto a Gonzalo Álvarez presidente de la Junta Comunal y Gustavo Rodríguez Ramos concejal.

Creación del distrito Independencia05-12-1967Firma de las Actas de creación del Distrito Independencia el 05 de diciembre de 1967.

08/12/1951 – Es fundado el Centro Social Cultural “Juan España”, hoy Casa Municipal de la Cultura “Juan España” ubicado en Santa Teresa del Tuy.

10/12/1859 – Se libra la Batalla de Santa Inés, en la cual el ejército Federal liderado por el General Ezequiel Zamora, cueño de nacimiento, derrota al ejército centralista; se considera esta batalla como fundamental en el proceso de la Guerra Federal y como testimonio de las excepcionales cualidades de Zamora como conductor de tropas.

Ezequiel Zamora por Ciro Rivas, 2005Ezequiel Zamora a caballo.

13/12/2013 – Día de las fiestas patronales de Santa Lucía en el Valle del Tuy.

Santa Lucía martirSanta Lucía mártir.

15/12/1858 – Nace en Cúa Cristóbal Rojas, afamado pintor venezolano cuya obra comprende varias etapas artísticas que van desde el claroscuro pasando por el simbolismo, el materialismo, el paisajismo y la figura natural, sus restos reposan en el Panteón Nacional desde el 27 de diciembre de 1958.

Cristóbal RojasCristóbal Rojas Poleo.

17/12/1837 – Ese día llega José Antonio Páez al Valle del Tuy, específicamente a la hacienda del General Castillo-Veitía, en compañía de algunos oficiales entre ellos Felipe Macero. Páez salió a encontrarse con Dionisio Cisneros en  su cantón del Cerro del Lagartijo y como resultado del encuentro se dio fin a las andanzas guerrilleras del Fiel Indio al Rey (Dionisio Cisneros).

22/12/1837 – Muere en Caracas el Ocumareño Lino Gallardo, llamado el Haydn de Venezolano, compositor de canciones patrióticas, director de orquesta y ejecutante del violín, violonchelo y contrabajo. A este destacado músico se le atribuye la creación de la música original del himno nacional de Venezuela. Fue discípulo de Juan Manuel Olivares en la Academia de Música de Caracas que fundó el Padre Sojo en 1784 (Pedro Ramón Palacios y Sojo, tío de Simón Bolívar).

Lino GallardoLino Gallardo.

23/12/1846 –  Es fusilado en la plaza de San Jacinto (hoy Plaza Bolívar de Caracas) Rafael Flores “El Calvareño” guerrillero alzado de la Revolución Popular, oriundo de Caujarito, cantón de Charallave valles del Tuy, según las leyendas, el Calvareño se mantuvo sereno y sin miedo ante el pelotón de fusilamiento.

Guerra Federal

27/12/1958 – Son llevados al panteón nacional los restos del pintor Cueño Cristóbal Rojas Poleo, con motivo de la conmemoración de los cien años de su nacimiento.

Panteón Nacional de VenezuelaPanteón Nacional de Venezuela; Foto Iván López.

Pueblo de Santa Theresa de Jesús

Subido por: Iván López.

Transcripción sin Corregir (SIC).

Pueblo de Santa Theresa de Jesús

Obispo Mariano Martí

Documentos relativos a su visita pastoral de la Diócesis de Caracas

Apuntes del Libro Personal

Santa Teresa 

         Día 21 de junio de 1783, salimos del pueblo de San Francisco de Paula de Yare a las cinco y media de la mañana, y pasando no por el camino del río, que es más breve, sino por el camino que llaman de arriba, llegamos a las nueve a este pueblo de Santa Teresa, distante cerca de quatro leguas. Este camino que hemos pasado, no me parece que sea malo en tiempo de verano, pero ahora [está cubierto de] lodasales y no dexa de haver algunos cerritos y subiditas y baxaditas, que son malas en tiempos de lluvias.

         Esta Iglesia es baxo la invocación de Santa Teresa de Jesús, de una sola nave cubierta de texas, sus paredes de tapias sin rafas. Al entrar, a la banda de la epístola, hay una alacena y delante una pikla que sirve de Baptisterio y está aseado. No hay más que el altar mayor. Al entrar a la puerta principal, que es la única, hay un órgano. La Sacristía está al lado del presbyterio, a la banda del evangelio. El cementerio está contiguo a la iglesia, a la banda del evangelio. No hay coro alto. La sacristía no está más que medianamente ornamentada y alajada. Ahora, como es la Ocatava de Corpus, está colocado su Divina Magestad en una Custodia buena. Esta iglesia no es más que interina y después quedará para repuesto de los trastos o alajas de la iglesia. Los cimientos de la nueva iglesia están ya puestos a distancia de unas veinte y cinco varas de esta Iglesia interina. Véase el inventario.

         Este cura es Don Agustín Díaz Orgaz. Nació en la ciudad de Mérida del Arzobispado de Santa Fe el día 16 de enero de 1741, y vino a la ciudad de Caracas de edad de unos doze o treze años. Estudió en Caracas tres años de Filosofía, de que es Bachiller, tres años de Theología, de que es también Bachiller, como un año de Leyes y juntamente Cánones. Se ordenó de Presbytero por el mes de junio de 1766, a título de seis mil pesos de dos Capellanías, que ahún obtiene, y a más obtiene otros seis mil pesos más de Capellanías, que juntos hazen doze mil pesos, como particular, y estos últimos seis mil pesos los adquirió después de ordenado ya de Presbytero. Desde que se ordenó de Presbytero tiene licencia de predicar y confesar. Ha servido ocho meses de segundo Capellán de la Divina Pastora, de teniente de Cura de San Pablo nueve meses, de Cura interino de Yare nueve meses, de Capellán de la Santísima Trinidad un año, de Cura de la Vega interino seis meses, de Teniente de Cura de la misma Vega un año y de Cura interino de Marín quatro meses, de Sacristán mayor de Altagracia quatro meses, de Teniente de Cura de la misma Iglesia de Altagracia quatro meses, de Sacristán mayor de la Catedral dos años. Tiene como unos ocho actos de oposiciones a Curatos, y en el último acto se le dio este Curato de Santa Teresa, que está sirviendo personalmente desde el día 2 de julio de 1776 en que llegó acá. No parece de mal genio ni es inhábil.

         Este pueblo pertenece a la Vicaría de Ocumare. El Teniente de Governador de este pueblo de Santa Teresa es Don Pablo Castro, soltero. Es de Caracas, pariente del padre Castro, Comisario franciscano de Terceros, hazendados de acá. Esta feligresía consta de ochocientos y cinqüenta y quatro almas. De estas hay 435 esclavos, indios 131, y los restantes españoles, blancos, negros, mulatos, sambos, etc. Acá hay diez y seis haziendas todas de cacao, y sus hazendados o poseedores pagan doscientos pesos a este Cura, cinqüenta pesos para oblata. Estos hazendados solo por sus esclavos no pagan obvenciones, pero para sí, para sus hijos y demás familia, como los demás feligreses, pagan obvenciones a este Cura y a esta Iglesia, y también pagan primicias. Para evitar que vivan algunos o muchos de estos feligreses dispersos y retirados en los bosques, sin oyr Misa, y que en aquellos retiros den malos tratos a sus mugeres, se ha dexado auto de esta visita. (véase) (más…)

Glosa Tuyera.

Por: Miguel García Mackle.

Agua dulce en el cantar,

grito de pleito y alcohol,

negros tostados al sol,

sudorosos de bailar,

así somos al gozar

los del Tuy, negros ligeros

que olvidamos los esmeros

 sin saber si los tuvimos

y que aquí y allá decimos:

Nosotros “semos” tuyeros.

 

Por todo el valle cantamos

con el arpa y los tambores

llevando negras con flores

las noches que las bailamos.

Y cuando afuera nos vamos

con nuestras fiestas algún día,

no olvidamos todavía

que estando en otros terrenos

somos tuyeros morenos

de Yare y Santa Lucía.

 

La copla salta en derroche

con sal sabrosa y fecunda

que al cuerpo del negro inunda

de alegre sombra en la noche.

La madrugada en su coche

llega abriendo sus auroras

y el arpa en cuerdas sonoras

libera aún sus jilgueros,

porque en el Tuy, los tuyeros

cantamos a todas horas.

 

Y aunque tenemos el llanto

del indio triste en la vena,

sentimos la sangre llena

de valor y no de espanto,

y le rezamos al santo

y bailamos en su día

de”corríos” y alegría

a San Juan, con mucha gente,

con tambor y aguardiente

pues “semos” de buena cría.

 

Poema tomado del libro Poesía Édita, editorial PROVARIAS, C.A. Caracas, Venezuela, 1992, 342 pp.