Historia regional y local del Valle del Tuy

Entradas etiquetadas como ‘universidad central de venezuela’

Efemérides de los Valles del Tuy. (Julio)

Por: Iván López.

02/07/1991.- Es registrada la creación de la Fundación Ojos de Santa Lucía institución de carácter privado sin fines de lucro, dedicada a la salud de personas de bajos recursos económicos y con problemas de la vista, En Santa Lucía del Tuy.  

04/07/1944.- Evencio Castellanos cueño de nacimiento se graduó como maestro compositor, y como tal formó parte de la primera generación de compositores egresados de la cátedra de composición del maestro Sojo que, sus creaciones musicales, se orientaron hacia la tendencia nacionalista.

Evencio CastellanosEvencio Castellanos.

07/07/1933.- Celebración del Natalicio de Metodio Ibarra mejor conocido por su seudónimo, Metodio Aurely, nacido en Santa Teresa del Tuy, hijo del aragüeño Antonio Ibarra y la tereseña Carmen Alvarado.  Heredó de sus padres el hábito de la lectura y la inquietud por el periodismo. Egresó como Bachiller del Liceo Pérez Bonalde en 1949. Su actividad cultural lo llevó a fundar, junto con otros jóvenes cultores de esa población, entre los que destaca el director y productor teatral Herman Lejter, el 8 de diciembre de 1951 el Centro Social Cultural “Juan España”, hoy Casa Municipal de la Cultura “Juan España”.

Metodio AurelyMetodio Aurely.

08/07/1868.- Nace en Cúa, Valles del Tuy Ignacia Villasana, mejor conocida por su seudónimo como Emma Soler, la más famosa actriz de Teatro Venezolano de finales del Siglo XIX y principios del XX, Don Carlos Salas, en su bien documentado trabajo “Historia del Teatro en Caracas”, al retratar de cuerpo entero a Emma Soler nos dice: “Empezó actuando en las plazas públicas y en los teatros de corral, donde eran representados cuadros vivos y Nacimientos”. Fueron tales sus dotes para la actuación que incluso se ganó el alias de Emma Cumbre. 

EMMA SOLEREmma Soler.

15/07/1814.-  Duelo por la Muerte del Luciteño Dr. Francisco Silvestre Espejo Caamaño Fusilado por José Tomás Boves, quien lo apresó y ordenó su fusilamiento en la plaza Mayor de Valencia, el 15 de julio de 1814, a la edad de 56 años. Presidente de la República de Venezuela, Jurista, político y revolucionario. Fue uno de los fundadores del Colegio de Abogados de Caracas y tesorero de su primera Junta Directiva el 17 de agosto de 1788, y en asamblea celebrada el 13 de septiembre de 1791 fue electo decano de dicho cuerpo colegiado; como tal le correspondió presidir la sesión solemne de su instalación definitiva en 1792.

Dr. Francisco Espejo Retrato figurativo del Dr. Francisco Silvestre Espejo, por el profesor Julio Escobar CortézDr. Francisco Silvestre Espejo Caamaño. 

21/07/1994.- Muerte de Fulgencio Aquino, cueño, Virtuoso Arpisto ejecutante del Joropo Tuyero, de reconocida trayectoria nacional e internacional, aún su obra sigue influyendo en noveles ejecutantes del Arpa Tuyera.

Fulgencio Tocando el arpaFulgencio Aquino.

26/07/1935.- Celebración del Nacimiento en Santa Teresa del Tuy de Herman Lejter, una de las principales figuras de la dirección, producción y docencia teatral en Venezuela, estudió Sociología y Antropología en la Universidad Central de Venezuela. Comenzó su actividad teatral con quienes luego conformarían la generación más importante de dramaturgos, actores y directores teatrales de la historia venezolana: la “Santísima Trinidad”: Isaac Chocrón, Román Chalbaud y José Ignacio Cabrujas, en los años sesenta.

Herman LejterHerman Lejter.

30/07/1994.-  Duelo por la Muerte de Rafael María Fuentes González a la edad de 73 años, cronista, poeta,  escritor, miembro de la Sociedad Bolivariana de Venezuela, colaborador incansable de muchos periódicos de esa entidad tuyera, tales como “El Moro de la Costa”, donde exaltó la tradición cueña a través de un diálogo imaginario que se tituló: “Buenos días, Señora Cúa”.

RAFAEL MARÍA FUENTES GONZÁLEZRafael María Fuentes González.

Anuncios

Cúa un pueblo con dos Patronas

Por: Manuel Vicente Monasterios.

Santa Rosa de Lima y Nuestra Señora del Rosario.

     La antigua hacienda Marín, ubicada en  los valles del Tuy es el núcleo fundacional de la actual población de Cúa, a finales del siglo XVII la adquiere el canario Don Bernardo Rodríguez del Toro, futuro Marqués del Toro, quien conjuntamente con todos los demás propietarios de las grandes haciendas de cacao, solicitan autorización eclesiástica para fundar una capellanía o curato para la atención de la población de esclavos en la administración de Sacramentos y la Misas, en concordancia con lo dispuesto por la Iglesia Católica.

     El 9 de septiembre de 1673 llega a la ciudad de Caracas Fray Antonio González de Acuña con el nombramiento de Obispo, éste sacerdote nacido en Lima (Perú) es el autor de la primera biografía de Santa Rosa de Lima  y además por mandato del Vaticano le correspondió llevar el juicio sobre la canonización de la santa peruana. Su gobierno eclesiástico de la provincia de Caracas (Venezuela) dura nueve años, hasta el 22 de febrero de 1882 con su fallecimiento. El  fervor del obispo por Santa Rosa se manifiesta promoviendo  en su jurisdicción la devoción por la milagrosa santa peruana. El Real Seminario de Caracas antecedente la la Universidad Central se coloca bajo la protección de Santa Rosa, igualmente se fundan pueblos como Santa Rosa de los Cerritos de las cercanías de Barquisimeto, entre otros.

Imagen de Santa Rosa de Lima.

Don Bernardo Rodríguez del Toro y los hacendados dueños de esclavos quienes tenían que cancelar los estipendios para el mantenimiento del cura, construir capilla, mantenerla con sus ornatos, imágenes y campana con decencia adecuada, solicitan autorización al obispo González de Acuña para que se designe como patrona a Santa Rosa. Es así que la capellanía o curato es denominado en los libros y documentos de la época como Santa Rosa de Marín, la fecha exacta de la fundación hasta ahora no se  tiene, se toma como fecha de fundación o erección el 18 de octubre de 1690 correspondiente a la primera partida del libro más antiguo de su archivo y está firmada por Don Pedro de Salas.

Desde finales del siglo XVII la imagen de la venerada Santa Rosa está unida a Fe de los habitantes de Cúa, primero como Patrona hasta el año 1774, año  en que por disposición del Provisor Eclesiástico Presbítero José Muñoz se escoge como patrona principal a Nuestra Señora del Rosario y como patrona menos principal a Santa Rosa de Lima. Al trasladar el templo a su nueva ubicación, la misma que tiene hoy, la venerada imagen de Santa Rosa quedó en un oratorio de la Hacienda Marín hasta 1914, por disposición del padre Luís Alejandro Yumar fue entregada al cuidado del señor Benigno Díaz, quien promueve su primera sociedad, la cual se instaló en 1921, el párroco era el padre Jesús María Pellín (Monseñor Pellín).Sociedad que sigue vigente hasta hoy.

Santa Rosa representa la fe de un pueblo católico, también está unida a la historia de Cúa, cuya primera denominación fue Santa Rosa de Marín,  la leyenda también se teje alrededor de una imagen que lloró anunciando la tragedia del 6 de abril de 1964, a las 11:58 de la noche, el tanquero Esso Maracaibo, cargado con 296.000 barriles de petróleo se estrelló contra las pilas 21 y 22 del Puente General Rafael Urdaneta, inaugurado dos años antes., ocurrió la tragedia de la caída del puente sobre el lago de Maracaibo.

Cúa celebra la fiesta de su primera patrona durante el mes de agosto y el día  30 sale en la tradicional procesión, de la misma forma como lo ha hecho por más de 300 años.

Imagen de Nuestra Señora del Rosario de Cúa, estado Miranda, Venezuela.

METODIO AURELY

Por: Isaac Morales Fernández

     Metodio Aurely, pseudónimo de Metodio Ibarra, nació en Santa Teresa del Tuy el 7 de julio de 1933, hijo del aragüeño Antonio Ibarra y la tereseña Carmen Alvarado.  Heredó de sus padres el hábito de la lectura y la inquietud por el periodismo. Egresó como Bachiller del Liceo Pérez Bonalde en 1949.

Metodio Aurely.

    Su actividad cultural lo llevó a fundar, junto con otros jóvenes cultores de la población, entre los que destaca el director y productor teatral Herman Lejter, el 8 de diciembre de 1951 el Centro Social Cultural “Juan España”, hoy Casa Municipal de la Cultura “Juan España” (cabe destacar este epónimo fue idea de él). Posteriormente, en 1955 funda  y dirige el periódico noticioso-cultural Luces. Más adelante seguirá colaborando en la fundación de órganos impresos tereseños de irregular duración tales como Juventud (1953-1955), Ecos del Tuy (1962-’63), Avanzada Regional (finales de los ’60), El Tuy Industrial (1973-’74), Así es Miranda (1974), Alerta Mirandino (1975), El Telón (Santa Lucía, 1975-‘76) y más recientemente también colaboró en la fundación del periódico tereseño Ecos Web (2000).

    Fundó a finales de los sesentas el primer grupo literario de la población, el Grupo Principio, con algunos jóvenes interesados por la poesía en Santa Teresa del Tuy, entre los que destaca el promotor cultural y fotógrafo Gustavo Solórzano, actividad que se disolvió a mediados de la década siguiente. También ha participado con sus escritos para los diarios últimas Noticias, El Nacional, La Esfera, y para la Revista Literaria ¿al vacío…?, entre otros.

     En 1967 fue uno de los activadores de la erección de Santa Teresa del Tuy a Distrito (hoy Municipio Autónomo) Independencia. En 1969 egresa de la Universidad Central de Venezuela como Periodista, colaborando casi al mismo tiempo e incansablemente como corresponsal de la Agencia de Noticias INNAC y como cofundador de la APOV (Asociación de Periodistas de Opinión de Venezuela).

     También fue uno de los ideólogos, en la década de los ’90, de la fundación de la Biblioteca “Juan Vicente González”, hoy dependiente de la gobernación del estado. Ha publicado sólo parcialmente su obra literaria: Mientras dure tu ausencia es una pequeña plaquette poética publicada de manera independiente en 1962, Estampas sencillas es un libro de poesía publicado artesanalmente por la Asamblea Legislativa del Estado Miranda en 1971, y Escritos en prosa es un libro de ensayos y recopilación de artículos periodísticos publicado también de manera independiente en 1981. Sin embargo tiene una vasta obra poética y narrativa inédita. Hoy, Metodio Aurely, igual de activo y rebelde como siempre a sus casi ocho décadas de vida, tiene en proceso de publicación su primera novela La aldea del cerro, por el Sistema Nacional de Imprentas Sede Miranda.

TOMÁS LANDER, EPÓNIMO DE OCUMARE DEL TUY

Por: investigaciones TUCUY

     Periodista, agricultor, político y propagador del pensamiento liberal venezolano. Hijo de Pedro Lander y de Paula Acal. El reciente hallazgo de una copia de su partida de bautismo en el archivo de la Universidad Central de Venezuela ha permitido corregir su fecha de nacimiento, tradicionalmente fijada el 29 de diciembre de 1792. 

Tomas Lander 

      Poco se sabe acerca de sus primeros años. Estudió en la Universidad Central de Venezuela donde obtuvo el grado de bachiller en filosofía pero pronto abandonó las aulas sin recibir el doctorado, completando su formación a través del estudio autodidacta. Inclinado hacia la causa de la independencia, es amigo de Francisco de Miranda, a quien escribe en 1812, pero se mantiene al margen de la lucha. Secretario de Simón Bolívar durante la Campaña Admirable (1813), vive exiliado en las Antillas (1814-1818) dedicándose a actividades comerciales. Vuelve a Venezuela por corto tiempo, para marcharse nuevamente, esta vez hacia Europa (1818-1820). 

     Regresa de nuevo a Venezuela (1820) y entabla una polémica con el vicario de La Guaira, Juan de Dios Echarri, quien había mandado confiscar varios de los libros que traía como equipaje, entre ellos La historia filosófica del abate Raynal y el sabio de Montengón, calificándolos de “libros prohibidos”; al protestar la medida en un remitido publicado en los periódicos La Segunda Aurora (28.9.1820) y La Mosca Libre, Lander apelaba a la opinión pública para defender, en pleno régimen español cuando ya se había restablecido la Constitución de Cádiz, la libertad de imprenta, expresión y pensamiento, logrando la devolución de los libros confiscados. Designado miembro de la Municipalidad de Caracas después de la batalla de Carabobo (1821), es secretario de la sociedad creada para editar el periódico El Venezolano (1822-1824), en cuyas columnas colabora con frecuencia. 

     En 1823, combate la expulsión de españoles decretada por el gobierno de Bogotá, pidiendo que fuese abolida o a lo menos suavizada la ley de confiscación vigente para ese entonces. Su folleto Manual del Colombiano, o explicación de la Ley Natural (1825), una traducción de La Ley Natural. Principios físicos de moral sacados de la Organización del Hombre y del Universo del escritor francés Constantin Francois Chassebeuf, conde de Volnay, publicado originalmente en 1793, es uno de los primeros manifiestos a favor de la doctrina liberal publicados en el país. 

     A partir de 1826, se une al general José Antonio Páez, y aboga por la separación de Venezuela de la Gran Colombia en las páginas del órgano de prensa “cosiatero” El Cometa, reclamando, además, el desestanco del tabaco, la instauración de la libertad de cultos, la extinción de los diezmos y mayorazgos, así como una reforma de las leyes que entorpecían el desarrollo de la agricultura. En su estudio Reflexiones sobre el Poder Vitalicio que establece en su presidente la Constitución de la República de Bolivia (1826), declara su oposición al uso de facultades extraordinarias por parte del Ejecutivo. Colaborador del periódico El Fanal (1829-1831), figura entre los miembros de la minoría oposicionista de la Diputación Provincial de Caracas (1830). Consumada la separación de la Gran Colombia, tiene a su cargo 2 periódicos Venezuela y el Congreso (1831) y El Elector Parlero (1832). Síndico procurador del cantón de Ocumare del Tuy (1832), donde posee varias haciendas y juez de hecho en Caracas (1834), simpatiza con el movimiento «Reformista» (1835), aunque no vacila en censurar el alzamiento contra un gobierno legítimo; sometida la insurrección, dirige al presidente José María Vargas una epístola en la cual aboga por la tolerancia y el perdón hacia los vencidos (30.3.1836). 

     Su serie de folletos titulados Fragmentos (1833-1838) analizan la realidad político-social de Venezuela y proponen una serie de medidas destinadas a promover la prosperidad de la agricultura como elemento fundamental para el desarrollo económico del país. Miembro fundador de la Sociedad de Agricultores (1838) y colaborador en su órgano de prensa El Agricultor, intenta, sin éxito, promover la creación de un Banco de Caracas que ayudaría a resolver el problema del crédito y se convierte en uno de v los más elocuentes voceros del «liberalismo agrarista».  Participa en la fundación del Partido Liberal (1840). 

     Pública numerosos artículos en las columnas de El Venezolano que dirige Antonio Leocadio Guzmán, como en las de El Relámpago (1843), periódico satírico. Senador del Partido Liberal por la provincia de Caracal (1844), colabora con artículos polémicos y satíricos en el periódico El Relámpago de Marzo (1844). Durante las crisis políticas y económicas de los años 1842-184 combate a la ley de libertad de contratos de 10 de abril de 1834 y a los tribunales mercantiles que la aplican. Considerado como un posible candidato del Partir-Liberal para las elecciones presidenciales de 1846, Lander muere repentinamente en Caracas, víctima de un aneurisma. Su cadáver, embalsamado, permaneció durante casi medio siglo sentado ante el escritorio de domicilio caraqueño, en característica actitud de escribir hasta que, el 5 de abril de 1884, sus restos fueron solemnemente conducidos al Panteón Nacional. Su obra dispersa ha sido recopilada en uno de los tomos de  colección Pensamiento Político Venezolano del Siglo XIX.

 BIBLIOGRAFÍA:

LANDER, TOMAS. A mis censores. Caracas: Imprenta de Tomás Antero, 1835;  Apego sacerdotal a los bienes terrenales. Caracas Imprenta de Tomás Antero, 1832; Cartas autógrafas. Caracas: s.n.