Historia regional y local del Valle del Tuy

Entradas etiquetadas como ‘valor’

Ezequiel Zamora ¡es pueblo!

Por: Iván López Calero.

Ezequiel Zamora General del Pueblo Soberano, de Gonzalo Morales, adaptación del MINCI

      Zamora es pueblo, porque Zamora procede del pueblo, de ese pueblo llano siempre empobrecido y embrutecido por las oligarquías de turno, no viene de las élites dominantes, no es mantuano, ni siquiera en su contexto de vida fue tratado como blanco criollo, sino que fue tratado por la estructura colonial -aún presente en la Venezuela republicana del siglo XIX- cómo blanco de orilla, siendo esa condición de orillero uno de los tantos elementos que permitirán que Zamora se identifique con los estratos sociales más bajos y reprimidos de la escala social, con los manumisos, con los peones, con el negro esclavizado, con la mujer vejada, porque conoce, vive y padece la misma realidad de ese pueblo llano, unidos todos por sentimientos comunes, entre los que destaca un odio sempiterno en contra del opresor oligarca, pero también, unidos por la esperanza de transformar ese odio en libertad, en tierra para el trabajo justo y digno, en justicia social.

       Por eso Zamora en medio de la Rebelión Popular (1846-1847) y luego en la Guerra Federal (1859-1863), es un exponente, un portavoz, pero al mismo tiempo integrante, del sufrimiento y de las aspiraciones de ese pueblo, que lo ve pensar, que lo ve hablar, vivir sus realidades, comiendo junto a ellos el mismo mendrugo de pan. De allí que ese pueblo se ve reflejado, identificado y representado en y por Ezequiel Zamora, reconociéndole como su líder, como su ¡General del Pueblo Soberano!, como el máximo catalizador para alcanzar sus sentimientos de lucha, de justicia social e incluso de justicia divina.

     Irrumpe Zamora entonces, en la Rebelión Popular y luego en la Guerra Federal, con la esperanza, con las aspiraciones, pero sobre todo con la fuerza de ese pueblo, que le pare soldados para su ejército, que aspira transformar de una vez por todas, a través de la lucha social, su realidad y aprovechar para pasar factura a esa godarria traidora de los ideales del Libertador Simón Bolívar. Al grito de ¡Tierra y Hombres Libres!, Zamora reclama en nombre del pueblo, libertad, igualdad, respeto, reconocimiento y tierra para comenzar la transformación de la Venezuela post independentista, de esa nueva república agotada por los embates de la guerra emancipadora, y luego retomada y exprimida por el mantuanaje español y criollo retornados al poder bajo la protección de los ex próceres de la independencia enquistados en la dirigencia del país, poder que por demás, consideraban un buen pago por haber participado de la independencia, y aunque es vencido en su objetivo de lograr desplazarlos del poder, Zamora logra sin embargo, otros objetivos de mayor arraigo en la psique del pueblo, el despertar de la conciencia de clase, de la lucha de clases, de la lucha social, la materialización de una nueva dimensión territorial, la Federal, pero por sobre todo, logra reafirmar el sentimiento del pueblo al trabajo por la tierra, como modo de producción de real sustento y como eje principal en la creación y reconstrucción de un país, ¡Tierra para quien la trabaje!, ¡Tierra para el campesino!.

        Es asesinado Zamora, en San Carlos el 10 de enero de 1860, y los oligarcas, como siempre, celebraron su muerte, y de paso, creyeron que todos sus temores de un pueblo en armas reclamando justicia, serían sepultados con el adalid de Santa Inés, pero como siempre se equivocaron, y en cada alzamiento, en cada revuelta, en cada protesta, temblaban y aún tiemblan, con el solo pensamiento del surgimiento de otro Zamora, y para evitar eso persiguieron y mataron a sus más fervientes compañeros de armas,  escondieron sus escritos y trataron de sacarlo de la memoria colectiva, de la memoria de ese pueblo que, a pesar de todos los intentos de sus opresores, supo conservar la esencia del pensamiento y el recuerdo de las acciones de lucha del Adalid de la fuerza popular venezolana.

      Y Ezequiel Zamora esperó, transformado en recuerdo, en anécdota, en historia, el momento preciso para resurgir y volver a convertirse en el catalizador de los sentimientos de lucha, de justicia social de su pueblo, nuevamente como guerrero, como faro de guía, como paladín de libertades, como máximo líder popular y como una de las principales raíces ideológicas de un nuevo proyecto revolucionario, encaminado a alcanzar la justicia social tanto anhelada por él para su pueblo. Pero la godarria traidora y oligárquica, interna y externa, opresora del pueblo, conocedora de las realidades económicas de Venezuela, presiona a ese pueblo a través de generar una profunda crisis social y alimentaria, con la finalidad de manipularlo y utilizarlo como ariete, como carne de cañón, en contra de esa misma revolución, para impulsar sus aspiraciones de retoma del poder, y con ello, un nuevo sometimiento del pueblo a sus apetencias de dominación.

       Hoy Zamora, por más que quieran enlodar su nombre, es senda de igualdad social, ejemplo de constancia revolucionaria, de compromiso moral, de la lucha social en contra de las pretensiones de  esa godarria opresora y entreguista, en contra del falso revolucionario, pero principalmente ejemplo de la lucha por la tierra, pero no como terrófago anhelante de poder a través de la tenencia de la misma, sino que nuevamente nos recuerda que la tierra es un medio de producción generador de independencia, del uso de ésta como medio de liberación de una economía esclavista basada en la importación de los alimentos necesarios para el consumo del país, como un medio generador de riquezas para la nación a través del trabajo esforzado y disciplinado de la producción agrícola y pecuaria, que permita sufragar el consumo interno y la exportación de los excedentes, pero todo esto, sin corrupción, sin traición a la patria, en respeto del equilibrio equitativo de la repartición de esas ganancias y que verdaderamente el pueblo sea beneficiado, y que el campesino, el trabajador del campo sea dimensionado como un elemento fundamental de gran valor y respeto en la consolidación de la revolución y por lo tanto de la República.

       Por eso decimos que Ezequiel Zamora es pueblo, y decimos, ¡Zamora Vive, la lucha sigue!, ¡Tierra y Hombres Libres!

Anuncios

Reseña del Museo Casa Natal del G/J Ezequiel Zamora Correa

Por: Iván López Calero

Fachada Casa Natal del G/J Ezequiel Zamora en Cúa, Estado Miranda

         Esta casa se encuentra ubicada en la población de Cúa, es el Nº 78 de la Calle Gral. Zamora, a una cuadra y media de la plaza Zamora. Es una casa que fue construida a finales del siglo XVIII entre 1780 y 1785 aproximadamente, en su época fue una casa con potreros, graneros y demás dependencias incluyendo la casa principal.

       La misma es una casa colonial, clasificada como casa orgánica ya que fue construida con materiales nobles (naturales poco procesados por la mano del hombre) la forma de construcción es la tradicional artesanal, donde generalmente se empleaba mano esclava, es de uso netamente familiar y que a través del tiempo a sufrido innumerables transformaciones y reconstrucciones, los materiales presentes en la construcción original son la Caña Brava o Caña Amarga, los Caicos de Arcilla, Paredes de Tapias o paredes elaboradas con Adobes de Barro, Tejas Criollas de arcillas, puntales y travesaños de árbol de Guatacaro, entre otros.

Vista del Zaguan -Entrada a la Casa Natal de Ezequiel Zamora

        La propiedad de la vivienda ha variado en innumerables ocasiones, incluso algunas no se han podido determinar por la falta de documentos, sin embargo algunos de los propietarios de los cuales se tiene registros fueron; Matheo Zamora Pereyra, Francisco Manzo (Panchito), Rito Parra, entre otros.

        Entre las décadas de 1805 ha 1821 la propiedad del inmueble estaba a cargo de Matheo Zamora, tío paterno del Gral. Ezequiel Zamora, esta circunstancia permitió justamente el nacimiento de Ezequiel en Cúa el 1 de febrero de 1817, ya que estando el centro y el occidente de Venezuela bajo el dominio realista desde 1814, todo partidario de la independencia era perseguido, juzgado y condenado, de allí que Alejandro Zamora quien habitaba en Villa de cura, al ser pro independentista se encontrara en esta situación, razón por lo que su hermano Matheo que era pro realista les consigue salvo conducto a Alejandro y sus familiares y los aloja en su casa de Cúa para protegerlos de la persecución española.

Patio Principal y Pasillo de Casa Zamora

        A mediados del siglo XVIII la tradición oral de Cúa nos dice que ésta casa fungió como una especie de hostal u hotel de paso de caminos, ya que de los llanos se traían los arreos de reses, caballos, entre otros, que pasaban por Cúa para su engorde y luego eran conducidos a Caracas y/o al puerto de la Guaira, para su venta; por esta misma causa, también se dice que fue casa de Cambio de Monedas; para el año de 1878 se produce un terremoto cuyo epicentro es justamente el pueblo de Cúa y esta casa es una de las pocas que resiste los embates del mismo, preservándose casi intacta.

       Algunos dirigentes del país como Cipriano Castro, Juan Vicente Gómez, Eleazar López Contreras, entre otros, manifiestan, «cada uno en su momento» su intención de convertir la casa en museo alegórico al prócer, pero esto nunca ocurre, incluso para el año de 1975, el para entonces presidente de la república de Venezuela Carlos Andrés Pérez, la decreta Patrimonio Histórico de la Nación a través del (Decreto 736 de fecha 14 de abril) pero nunca se ejecutaría éste y la casa continuó en manos de privados.

Pasillo Principal Casa Natal de Ezequiel Zamora

       Posteriormente la vivienda fue tomada como “Hogar de Cuidados Diarios” en la década de los años 80 del siglo XX  y  también  fue casa de algunos partidos políticos, inclusive entre 1992 a 1994 se constituye un grupo de miembros del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR200) que logra alquilarla y establecer un centro de reuniones y de contacto con el ex presidente Hugo Chávez frías que se encontraba en Yare para ese momento, incluso a su salida de Yare tanto la Casa de Zamora como la Plaza Zamora de Cúa son visitadas por Hugo Chávez Frías, como símbolo de agradecimiento y respeto al Valiente Ciudadano.

      Para el año 2000 el Cronista del Municipio Urdaneta Adolfo Angulo Pérez le dirige una carta al Ciudadano Nelson Fernández director General del Ceremonial y Acervo Histórico de la Nación y al Ministro de educación Héctor Navarro Díaz, donde les sugiere se realicen las gestiones para solicitar al presidente de la república sea declarada la Casa Natal de Zamora como «Patrimonio Público y Museo Histórico Nacional» el ministro de Educación Héctor Navarro Díaz, presentó un proyecto para la declaratoria del Inmueble como patrimonio, siendo que el presidente Hugo Rafael Chávez Frías aprobó el proyecto para la declaratoria del inmueble como Monumento Histórico Nacional el día 18 de abril del año 2000.

Despacho de Casa Natal del General Zamora

       Luego en 2003 frente a ésta se realiza un “Aló Presidente” en el cual el Presidente Hugo Chávez la decreta “Monumento Histórico Nacional” (Decreto 2.373 del 24 de abril del 2003); y posteriormente el día 24 de enero del 2006 el Gobierno del Estado Bolivariano de Miranda, representado por el para entonces gobernador Diosdado Cabello, inicia los procedimientos para la adquisición del inmueble.

      Durante ese año de 2006 se realizan los trabajos de adecuación y restauración de la Casa, los mismos fueron Coordinados por la para entonces presidenta de Corpomitur Olga Cecilia Azuaje (Titina Azuaje) y conducidos y supervisados por la Arq. Nelly Alcalá. Estos trabajos se terminaron en enero del 2007 y se abre al público el 1 de Febrero del 2007 como Museo Casa Natal del Gral. Ezequiel Zamora, esto en el marco de la celebración de los 190º años del natalicio del Gral. Ezequiel Zamora, al acto asistieron: la Ministra de Turismo Titina Azuaje, el Ministro de agricultura y tierras Elias Jaua, el Gobernador del Estado Bolivariano de Miranda Diosdado Cabello, el alcalde del Municipio Urdaneta Jorge Castro, entre otros. Desde ese día la casa ha mantenido sus atenciones a los visitantes tanto nacionales como extranjeros, realizando actividades culturales y promoviendo la vida y obra del general Zamora y de otras personalidades y hechos históricos de Cúa y el Valle del Tuy.

    Objetos y Fotografías Sala 3 Casa Natal de Ezequiel Zamora.

      Para mediados del 2007 se introduce un proyecto para realizar un anfiteatro dentro de las instalaciones de la Casa y en el mes de Diciembre el gobernador Diosdado Cabello aprueba  y asigna los recursos para la construcción del mismo, los trabajos se inician en abril del 2008, siendo el encargado de la obra el Arquitecto Obdulio Zambrano, los trabajos del Anfiteatro se darían por terminados en Junio del 2010. 

      Entre los meses de Abril y Julio del 2008 se convocó al Primer y Segundo “Concilio Histórico de Cúa”, al cual serían invitados diversas personalidades de Cúa  y de la región del Tuy, con la Finalidad de realizar la compilación de diversos hechos históricos de este Valle y poder editar un Libro como material didáctico, para ser entregado a los diversos alumnos que diariamente visitan el Museo en busca de información, más sin embargo de estas reuniones surgiría la idea de realizar un proyecto mayor dada la cantidad de material del cual disponían los colaboradores y nace así la Asociación Civil Tucuy y su órgano divulgativo WWW.TUCUY.COM, esta asociación se mantuvo vinculada a la casa realizando constantemente actividades y reuniones en la misma hasta el año de 2012.

Mural Lanceros de Zamora en Santa Inés Casa Zamora 

     Desde el mes de Octubre del año 2010 comenzó sus funciones en la Casa Natal del Gral. Ezequiel Zamora El “Programa Alma Llanera” perteneciente a la Fundación Musical Simón Bolívar, impartiendo de lunes a Sábados clases en 07 áreas musicales como lo son;  El Lenguaje Musical, la Guitarra Clásica, Arpa Llanera, Piano, Cuatro, Percusión Afro-caribeña y Percusión Latinoamericana y con una plantilla de 10 alumnos en diversos horarios, y funcionó hasta el mes de Octubre del año 2015, con una plantilla de 200 participantes.

     El 1 de febrero de 2013, en el marco de la celebración del  196º aniversario del Natalicio del Gral. Ezequiel Zamora, visita el museo el ciudadano Nicolás Maduro Moros ocupando el cargo de Presidente encargado de la República, en esta visita se ordena la transición para hacer pasar la tutela del MUCNEZ de la Gobernación del Estado Bolivariano de Miranda, al Ministerio de la Cultura, siendo el titular de ese ministerio para ese momento el Profesor Pedro Calzadilla, el cual le asigna al Instituto del Patrimonio Cultural sea el ente encargado de la transición, y para mediados del mes de abril de 2013 se asigna la Casa Natal de Zamora a ser tutela por la Fundación Centro Nacional de la Historia, presidido para ese entonces por el profesor Luis Felipe Pellicer.

Pasillo Principal de Casa Natal de Zamora, Vista a la Sala

       En la actualidad, esta casa ha tomado mayor significado histórico debido a que, el pueblo reconoce el relevante papel que jugó el General Ezequiel Zamora en la historia venezolana. Este museo se vislumbra como un centro cultural donde actores, músicos, poetas, investigadores de historia, estudiantes, cultores y comunidad en general, tienen un punto de encuentro donde pueden compartir y desarrollar sus artes, todo en pro de fortalecer la cultura de los Valles del Tuy y la Identidad de esa región.

Detalle del Mural Lanceros de Zamora en Santa Inés

Fotos: Juan Manuel Carrasco  e  Iván López Calero