Historia regional y local del Valle del Tuy

Entradas etiquetadas como ‘virgen del rosario de cúa’

Pueblo de Marín o Cúa

Subido por: Iván López Calero

Transcripción sin corregir (SIC) 

Pueblo de Marín o Cúa

Obispo Mariano Martí

Documentos relativos a su visita pastoral de la Diócesis de Caracas

Apuntes del Libro Personal

Marín o Cúa

     Día 2 de Junio de 1783, salimos del pueblo de Charayave a las cinco y media de la mañana, y llegamos a las ocho y media a este pueblo de Marín distante tres leguas y quarto. El camino no es malo, las tierras con mucha arboleda y proporcionadas para siembras. No es tierra llana, sino de cerros no muy grandes, en donde hazen las sementeras, y no dexa de haver algunos llanos entre estos cerritos.

     Esta Iglesia es baxo la invocación de la madre de Dios del Rosario, de una sola nave, con una puerta a cada lado, a más de la principal, de tapia y rafas, toda cubierta de obra limpia. Tiene Coro alto y Baptisterio al entrar, a la banda de la Epístola, y a esta misma banda, contiguo a esta Iglesia, hay cementerio. La Sacristía, detrás del altar mayor, no está muy adornada o alajada. Véase el inventario. Su divina majestad está continuamente colocado, y respecto que estava en el altar y en el primer altar a la banda del Evangelio, en el cuerpo de la Iglesia, he dispuesto que sólo se reserve en el altar mayor, y que debaxo del Sacrario, que ahora sirve para la Custodia, se haga un Sacrario pequeño para la pixis, para dar la Comunión, que se daá en la última grada del Presbyterio.

     Este Cura es don Nicolás Antonio Colón y Soto. Nació en Caracas el día 19 de Julio de 173[7?]. Estudió tres años de Filosofía y dos años de Moral, todo en las clases de la Universidad. Tiene seis actos de oposiciones a Curatos. Se ordenó de Presbytero el día 20 de mayo de 1758, a título del Curato de Mamporal, que lo sirvió seis años. Después passó a Sacristán mayor de la Candelaria de Caracas, que la sirvió también en propiedad ocho años, yu últimamente pasó acá y está sirviendo este Curato de Marín desde el día 19 de febrero de 1772, en que llegó a este pueblo. Como particular tiene dos mil pesos de Capellanía. Este terreno no le prueba bien, y habrá unos seis años que está enfermo, ahunque no dexava de servir este Curato, y sólo habrá como año y medio que tiene, no Teniente, sino Coadjutor, que es el padre don Francisco Pereira, de Carora. Nada se ha sabido contra su vida y costumbres, y quando no está enfermo enseña la Doctrina, predica y administra los Sacramentos. Su genio parce melancólico, y nadie dice que su genio sea áspero o suave. (más…)

Anuncios

NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO DE CUA

Por: investigaciones TUCUY.

     ¡Y HABIENDO ENTRADO DONDE ESTABA ELLA, LE DIJO! “DIOS TE SALVE, LLENA DE GRACIA, EL SEÑOR ES CONTIGO” Con estas palabras el ángel saludó a María y los católicos hemos repetido esas palabras por más de 500 años.

     Como lo recuerda el Martirologio Romano el Papa Pío V ordenó en 1572 que se conmemorara anualmente a Nuestra Señora de las Victorias para obtener la misericordia de Dios sobre su Iglesia, para agradarle sus innumerables beneficios y principalmente, para darle gracias por haber salvado a cristiandad del dominio árabe (Turcos) en la victoria de los cristianos en la Batalla de Lepanto (Grecia) en el año de 1571. Según el Papa, aquella victoria militar fue una respuesta del cielo a las oraciones y procesiones del rosario organizadas por las cofradías romanas, en el momento en que se libraba la famosa batalla, donde Don Miguel de Cervantes, el autor de Don Quijote, recibió una herida y con ella su famoso Apodo del “Manco de Lepanto”.

Imagen de Nuestra Señora del Rosario de Cúa.

     En el año de 1573 el Papa  Gregorio XIII cambió en nombre de las fiestas de la Victoria por el de fiestas del Rosario y determinó que se celebrase el primer domingo del mes de octubre, día en que se había ganado la batalla (7 de octubre de 1571). El  5 de agosto de 1716, día de Santa María la Mayor, los cristianos los cristianos infligieron otra derrota a los turcos en Peterwardein (Hungría), por ese motivo el Papa Clemente XI extendió a toda la Iglesia universal la fiesta de Nuestra Señora del Rosario, el 7 de octubre, pero celebrándola el primer domingo del mes.

     En la Edad Media se saludaba al Virgen con el título de rosa (Rosa Mystica), como símbolo de la alegría. Se adornaban sus imágenes, con ramos y coronas de rasas, en latín medieval ROSARIUM, es decir que el nombre proviene de la ornamentación. Las cuentas que llevaban quienes rezaban con una cuerda de nudos, al igual que lo hacían judíos y árabes, también se asocia al nombre de la Virgen adornada con  rosas y se denomina ROSARIO. Al comienzo esos nudos eran muy sencillos, una simple curda, pero poco a poco se le agregaron elementos de orfebrería y se le incrustan piedras preciosas, perlas, oro, plata. Se acostumbraba como promesa a la Virgen dotarle de hermosas joyas en forma de rosario. En nuestro pueblo de Cúa, la Virgen del Rosario tiene varios rosarios de oro 18 y 24 kilates, donados durante la Colonia, los cuales forman parte del patrimonio de nuestra parroquia. Las Joyas están a buen resguardo, pero en alguna ocasión el pueblo católico debe conocer por lo menos en fotos. Clarificamos al hampa que esas joyas no están en la Parroquia de Cúa, ni en poder del Cura Párroco, no sea que pase por la mente de algún “malandrín” se entere de esta noticia, y quiera ponerle la mano.

Nuestra Señora del Rosario de Cúa.

     Nuestro pueblo de Cúa durante sus primeros años de existencia como Capellanía, pueblo del partido del Tuy arriba, se le denominó como Santa Rosa de Marín, en honor a la Santa Limeña y primera Santa de América. Esto ocurrió entre 1673 y 1690, en este último año se hace la primera referencia escrita en el libro más antiguo encontrado durante la Visita Pastoral del Obispo Martí y como no habían documentos de fundación se tomó la fecha 18 de octubre de 1690, como se acostumbraba entonces, esa es la fecha de la partida más antigua encontrada por el Obispo Martí, en su Visita durante el año de 1783. Santa Rosa de Lima continúa como Patrona de Cúa hasta 1752, año de su elevación como Parroquia, donde se designa como Patrona de Cúa a NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO y como Patrona “menos principal” a SANTA ROSA DE LIMA. Se infiere que este cambio de Patrona se produce, no por discriminación a Santa Rosa, ni por Referenda de los católicos cueños, sino por la cercanía entre Charallave y Cúa, pues éste primer pueblo fue elevado a Parroquia primero que Cúa, con el Patronato de la Santa Limeña.

    En a visita Pastoral del Obispo Juan José Escalona y Calatayud a Cúa se hace una reseña de las imágenes que tenía el templo, su estado y condición y con referencia a la imagen de Nuestra Señora del Rosario señala que la misma había pertenecido a uno de templos caídos en Caracas  por efectos del terremoto de 1641.